Ciudad
La venta del Sheraton de Retiro desata una guerra en el real estate
El terreno del mítico hotel cambiará de manos y los principales desarrolladores pelean por el predio.

 El edificio del Hotel Sheraton de Retiro está a la venta y desató una guerra del real estate para quedarse con el mítico terreno. Los chisporroteos se producen cuando aún falta más de un mes para que salgan a la venta los últimos lotes disponibles de Puerto Madero, vecinos al Sheraton.

La zona del puerto y la terminal de ómnibus de Retiro se convirtió en una de las áreas más codiciadas por los desarrolladores inmobiliarios y tanto el Estado Nacional como el porteño realizaron inversiones millonarias que elevaron por los aires el valor de los terrenos.

El amigo presidencial Nicolás Caputo picó en punta y asociado con Argencons comenzó un proyecto para transformar el viejo Hospital Ferroviario en otro de los complejos de Quartier con una inversión que rondará los 200 millones de dólares.

Con la integración de la Villa 31 y la construcción del Paseo del Bajo Retiro quedará empalmado con Puerto Madero y se volverá una de las zonas más cotizadas de la Ciudad. Además el gobierno nacional considera convertir en un shopping la terminal de pasajeros de Retiro, donde también podría construirse un desarrollo de viviendas y oficinas. 

Marriot compró a su competidora Starwood -propietaria de Sheraton, Le Meridien y Westin- en 2016 y convirtió a la compañía en la cadena hotelera más grande del mundo. Además, con el pase de manos Marriot volvió a tener intereses en la Argentina, donde le había entregado el Plaza al grupo Sutton Dabbah, propietario del Hotel Alvear.

Marriot tiene como política no ser propietario de inmuebles que explota comercialmente. Por eso decidió desprenderse del edificio que tiene en Retiro y donde Montoneros soñaba con instalar el Hospital de Niños. Marcos Sued Valores ofreció 75 millones de dólares para quedarse con la propiedad.

Eduardo Elsztain, presidente de IRSA también hizo una oferta por la mitad del terreno mediante un acuerdo por 20 años de explotación para Marriot y la posibilidad de construir 25000 metros cuadrados en la zona de la pileta y el Spa que son parte del terreno ubicado en Catalinas.

IRSA es propietario del 80% de uno de los hoteles Sheraton de la Ciudad, ubicado en Córdoba y Maipú y esa habría sido una de las razones por las que Marriot decidió rechazar la propuesta y seguir buscando compradores. "Miramos eso alguna vez como muchas de las 50 carpetas que nos llegan, pero lo descartamos. No competimos con nadie, no nos interesa el negocio", señalaron desde la compañía de Elsztain a LPO.

Ahí entro en escena Federico Weil, CEO de TGLT, uno de los desarrolladores inmobiliarios más grandes del país, que ofertó 150 millones de dólares y está muy cerca de quedarse con la propiedad.

TGLT construyó los complejos ASTOR y FORUM en Palermo y Puerto Madero y además desarrolla Venice, un controvertido proyecto inmobiliario en Tigre que fue muy criticado y estuvo frenado por la Justicia por los posibles daños ambientales que podría causar.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.