Maximiliano Abad26.11.2017
(4)guardarlectura zen
"Vidal es progresista, lo del kirchnerismo fue un populismo corrupto"
Por Cristian LoraEl diputado radical se apresta para comandar el bloque y ya polariza con La Cámpora.

Maximiliano Abad le mete horas y horas a la ruta 2, la autovía que une La Plata con Mar del Plata. El diputado radical sigue de cerca todo lo que sucede en su ciudad, quizás la más compleja para Cambiemos en términos de gobernabilidad.

En paralelo, en La Plata se afianza como un líder dentro del bloque. A partir de diciembre será el presidente de la bancada de Cambiemos en la Cámara Baja. Él prefiere no afirmarlo y espera a los tres sectores del radicalismo cierren las conversaciones. Sin embargo, LPO pudo saber que la decisión ya está tomada.

El diputado hace frente a las críticas internas del partido por el lugar que ocupa el radicalismo dentro de Cambiemos. "Nosotros estamos orgullosos de cómo funcionan nuestras instituciones, de los mecanismo de toma y resolución de decisiones", afirma.

En las elecciones de este año Abad se puso al frente de la campaña en Mar del Plata. Fue en un momento en que nadie pensaba que se podía hacer una buena elección. Por las complejidades políticas y el tamaño de la ciudad en cantidad de habitantes, la lista de Mar del Plata fue una de las últimas en cerrarse.

Ese rol lo catapultó en la presidencia del bloque. Desde allí comandará a 44 diputados de Cambiemos que polarizarán con el núcleo duro de Unidad Ciudadana. Por lo pronto, adelanta el choque y asegura que el kirchenrismo fue un "populismo corrupto". En tanto, al gobierno de Vidal lo califica como "progresista".

¿Cómo está el radicalismo dentro de Cambiemos?

El radicalismo volvió a encontrar el norte después de la convención de Gualeguaychú. Un norte que tiene que ver con un frente electoral de gobierno. Un frente electoral que nos identifica a los radicales en las decisiones políticas que se van tomando. Cómo no nos vamos a identificar en un gobierno como el de María Eugenia Vidal moderno, progresista y transparente. Esas fueron banderas históricas del radicalismo y, por lo tanto, nosotros desde lo conceptual nos sentimos cómodos.

Pero la bandera del progresismo es del kirchenrismo.

El kirchenrismo es un populismo corrupto. Creo que falta en Argentina un debate sobre qué es ser progresista. El boleto universitario, un menú nutricional en los comedores escolares son medidas progresistas. No lo es un Estadio Único y si lo son obras de infraestructura que mejoren la calidad de vida de la gente. También es ahorrar los recursos del Estado y ponerlos en quienes más lo necesitan. Creo que hay que poner estas cosas en debate y discusión porque en nombre del progresismo se enriquecieron y postergaron a los sectores más necesitados. Eso no es progresismo eso es un populismo corrupto.

El kirchenrismo es un populismo corrupto. Creo que falta en Argentina un debate sobre qué es ser progresista. El boleto universitario, un menú nutricional en los comedores escolares son medidas progresistas. 

Hablábamos del rol del radicalismo dentro de Cambiemos. ¿Porqué hay sectores del partido que resisten la alianza con el PRO?

En toda coalición o frente político siempre hay tensiones y el desafío es administrar de la mejor manera esas tensiones, entendiendo qué es lo prioritario.

Nosotros entendemos que este es un proceso que se inició en 2015, cuando se conformó un frente político y que ese frente político se va haciendo al andar. Y siempre planteamos que tenemos la responsabilidad como organización política de trabajar desde dos pilares: por un lado, la responsabilidad de ser gobierno. Y por otro, entender que esto es un frente que vino a cambiar definitivamente la Provincia y la Nación.

Y Cambiemos tiene que entender que somos un frente plural y que se fortalece de la diversidad. En ese ida y vuelta. Entendiendo esto creo que está el éxito de la coalición.

¿Pero como administra el radicalismo las tensiones internas?

Somos fuerzas distintas que nos fortalecemos en la diversidad. Me parece bien que los partidos políticos, hacia adentro, hagan esos planteos. Pero también hay que ser responsable cuando se es gobierno. Por eso yo te decía cómo debe tomar decisiones una organización política como la nuestra y en qué pilares debe basarse.

Ahora, por supuesto que cuando uno forma parte de un partido político siempre está la disputa por ver cómo se influencia en la toma de decisiones. Por ver cómo se ocupan espacios con hombres y mujeres del mismo partido. Por eso la dirigencia tiene que ser inteligente de saber administrar esas tensiones, para que esas tensiones no le hagan daño a un gobierno que vino a cambiar una provincia y un país.

Ahora, ¿el radicalismo solo acompaña o es parte de la toma de decisiones políticas?

El radicalismo participa de las decisiones políticas de este gobierno. Por supuesto que no en todas, eso sería decir cosas que no son. Pero hay mesas que se reúnen con los jefes de bloque, con el presidente del partido, Daniel Salvador, en donde se charlan los temas de agenda publica, donde se dan opiniones. También hay dirigentes del partido que participan de la mesa de coordinación del gobierno como Ernesto Sanz.

En las convenciones del partido hay sectores que piden por volver a la histórica Lista 3 del radicalismo. ¿Falta una modernización de la UCR?

El radicalismo es un partido de más de 120 años de historia. Muy arraigado a la cultura argentina, es un partido horizontal, democrático que tiene instancias de discusión, de deliberación, de toma de decisiones. Creo que eso no hay que perder esas instancias. Esto también hace que la gente participe y que todos tengan la posibilidad de ser parte de la toma de decisiones. Nosotros estamos orgullosos de cómo funcionan nuestras instituciones, de los mecanismo de toma y resolución de decisiones. Pero tiene que ver con lo que te decía al principio, cualquier decisión que toma el partido tiene que estar basada en esos pilares.

¿Cuál es el rol de Sanz en el gobierno?

Él se auto define como un militante del cambio. Y desde el lugar en el que está siempre trata de ayudar a que a este gobierno le vaya mejor.

¿El sector de Sanz es donde confluyen los cuadros más jóvenes del partido?

Sanz es una persona que empuja el trasvasamiento generacional. Es una persona que cree en los recambios generacionales. Hace una apuesta muy fuerte a los jóvenes. Entiende que los lugares no son para jóvenes. Fijate su caso personal, después de ocupar lugares de primera línea, decidió correrse y esos lugares son ocupados por otros dirigentes. Eso tiene que ver con la convicción de apostar a los recambios. Es una virtud muy grande.

¿Crees que tiene que ser parte del gabinete de Mauricio Macri?

Ernesto es de esos dirigentes políticos que le ponen racionalidad y sentido común a todas las decisiones que toman. Creo que es muy bueno para estos tiempos, por eso es un hombre de consulta. Y por eso es valioso para la política y para el gobierno.

Él le venía planteando hace mucho tiempo a Macri la necesidad de un pacto tipo La Moncloa.

Él entiende que hay temas de agenda que requieren de gran consenso y para llevarlos adelante hay que juntar esa base de sustentación. En realidad son políticas que van a cambiar la matriz de Argentina y eso no lo puede hacer ni un partido político, ni un frente electoral, ni un gobierno solo. Por eso él plantea esto de una especie de Pacto de la Moncloa.

Y el gobierno avanzó en ese sentido. Inmediatamente después de la elección convocamos a los gobernadores y resolvimos el tema del Fondo del Conurbano. Y también se convocó a los sindicatos para hablar de la reforma laboral. Este gobierno hace valer ese instrumento que es la cultura del diálogo.

¿Cómo imaginas el próximo año en la legislatura y qué lugar vas a ocupar?

Con más o con menos números, el ámbito legislativo es un ámbito de dialogo. Y como lugar de diálogo hay que intentar llegar a los consensos. Escuchar las propuestas, las ideas de los distintos legisladores. Esa fue la forma en la cual trabajamos con los 28 diputados que tenemos y los 44 que vamos a tener a partir del 10 de diciembre.

Van a encontrar un oficialismo que va a ser del diálogo y el consenso una herramienta para poder llevar adelante iniciativas y proyectos de ley que sirvan para mejorar la provincia.

Entiendo que te eligieron presidente de ese bloque de 44 diputados.

Se está definiendo. Me gustaría ser y me interesa. Pero en los próximos días vamos a estar anunciando quién es el presidente de la bancada de Cambiemos.

¿Cómo está Mar del Plata?

Mar del Plata es una ciudad que se recibió con mucho déficit, pero con la ayuda del gobierno nacional y provincial va saliendo adelante. Además hay una apuesta muy grande de Vidal para que Mar del Plata vuelva a brillar, va a volver a ser la capital turística del país. Existe un esfuerzo público-privado para generar condiciones necesarias: playas públicas con servicios premium, mayor conectividad, pasajes al 50 por ciento, descuentos en teatros, gastronomía y cine.

Eso tiene que ver con una puesta mucho más profunda. Que una de las ciudades con mayor desocupación del país, a partir de esta apuesta, tenga más comercio, más recuperación, más trabajo. Y en definitiva, los marplatenses tengan una mejor calidad de vida.

¿Qué impacto puede tener una buena temporada en el resto del año para la ciudad?

Siempre una buena temporada ayuda a que haya un mejor invierno. Pero está claro de que con eso sólo no alcanza. Tenemos que trabajar para que haya condiciones para mayor inversión, más industria, que el puerto se fortalezca porque es la principal economía de la ciudad. Pero hay una decisión muy profunda del gobierno de poner a Mar del Plata en el lugar que se merece.

Decías que recibieron una ciudad con mucho déficit, lo que es cierto. Pero también es cierto que la gestión local de Cambiemos tuvo muchos problemas para gobernar.

Por supuesto que en Mar del Plata hubo errores de gestión en un primer momento. Eso implicó recambios y salidas de funcionarios. Pero el apoyo del gobierno nacional y provincial está permitiendo encauzar la situación.

Nosotros recibimos una ciudad con un déficit extraordinario, por supuesto que hubo errores de gestión en un primer momento, lo cual implicó recambios y salidas de funcionarios. Pero el apoyo del gobierno nacional y provincial está permitiendo encauzar la situación.

Fuiste jefe de campaña en un momento complicado, cuando parecía que ganar una elección era imposible. ¿Cómo se posicioCambiemos y cuál fue la estrategia?

Los actores y los partidos de la coalición estuvieron a la altura de las circunstancias. Para todos fue mas importante el todo que los compartimentos estancos. Eso permitió un trabajo ordenado, desde la mesa política que teníamos, pasando por la mesa de fiscalización, la mesa de vía publica, la organización del puerta a puerta, los timbreos.

Creo que logramos transmitir lo que estaba en juego en esa elección: o volvíamos a un populismo corrupto o avanzábamos en lo que hoy representa Cambiemos.

Un poco la estrategia también estuvo en el cierre. Que fue muy complejo pero donde se logró contener a todos los sectores.

Todos los cierres son complejos. O porque queda gente afuera o porque las aspiraciones de algunos no se condicen con lo que representan. Creo que fue un cierre en el cual todos los actores de la coalición se sintieron integrados a la lista.

Todos menos Carlos Arroyo que apenas le dieron el sexto candidato.

Se quedó con el sexto lugar en la lista y hoy en concejal. Creo que hay que entender que Cambiemos es mucho más que una gestión de un partido vecinal. Cambiemos se integra con partidos que vienen de distintos lugares y que apuestan a un proyecto en común. En el cierre estuvieron todos representados.

Ahora, más allá de los recursos que envíe Macri y Vidal a Mar del Plata, entiendo que el problema también requiere de una salida política.

Mar del Plata tiene que trabajar en equipo con la Provincia y con la Nación. Y siempre hay que buscar políticas donde se trabaje con actores de la oposición. Yo no tengo dudas que muchos actores del peronismo de Mar del Plata quieren que la ciudad esté mejor.

¿Por qué fuiste tan duro con las testimoniales durante la campaña?

Porque no creo en las testimoniales. Son un fraude a la sociedad. Es decir ‘me presento para un cargo al cual no voy a asumir'. Creo que se arranca mal en la relación entre la política con la sociedad. Si no se cumple ese primer acuerdo con la sociedades después es muy difícil cumplir las propuestas y las ideas. Creo que hay que recuperar la palabra y la representación política.

¿Vas a pelear por la intendencia de Mar del Plata?

Es un anhelo que tengo. Pero se definirá en el marco del equipo de Cambiemos. Yo juego en equipo. Creo que no hay dirigente político que no le gustaría representar a los ciudadanos de su lugar. No le esquivo a tu pregunta. Por supuesto que me gustaría, pero eso tiene que estar supeditado a un esquema colectivo.

Creo que durante la campaña logramos transmitir lo que estaba en juego en esa elección: o volvíamos a un populismo corrupto o avanzábamos en lo que hoy representa Cambiemos.

¿Te sorprende la situación en la que está la ciudad?

Me pasa que lo emocional supera a lo racional. Mar del Plata además de ser mi ciudad, es el lugar dónde nació mi vocación pública. Aunque dediquemos horas a discutir temas macro, nacionales o provinciales, siempre los leo, analizo y evalúo con la mirada marplatense, de cómo afecta, cómo potencia o cómo podemos sacarle el jugo desde nuestra Ciudad.

Mar del Plata tiene un enorme potencial para desarrollar políticas públicas de transformación, es una ciudad dinámica, con campo, turismo, industria, mar, sierras y un polo comercial importante. Siempre digo que Mar del Plata está destinada a ser una ciudad faro del desarrollo del país y hacerlo realidad es una responsabilidad de quienes queremos a Mar del Plata y nos comprometemos con la ciudad.

Hace pocos días, Macri y Vidal cerraron un acuerdo por el Fondo del Conurbano. ¿Cuál crees que va a ser la implicancia directa de la recuperación de ese fondo? ¿En qué lo van a ver los bonaerenses?

Para los bonaerenses, el incumplimiento durante años con el Fondo del Conurbano, se manifestó en indignidad, fue una condena a la vulnerabilidad de millones de bonaerenses por parte de gobiernos nacionales insensibles y gobiernos provinciales obedientes. Ahora, la recuperación de fondos que corresponden a la Provincia se va a manifestar en obras de infraestructura social básica. Vamos a poder profundizar las obras de agua, cloacas, gas, pavimento, accesos, vivienda en las zonas más abandonadas de la provincia.

Esta semana ingresaría un proyecto para que los legisladores muestren su patrimonio. ¿Estás de acuerdo?

Totalmente de acuerdo. Considero que este tipo de medida sirven de límite contra la corrupción y de acceso a la información por parte de los ciudadanos.

¿Crees que hay sectores en la Legislatura que se oponen?

En la política siempre hay sectores que buscan la transformación permanente y otros que defienden el statu quo. En un país como el nuestro, con tantos pendientes, no hay margen para que el statu quo de un puñado que quieren sostener privilegios imponga diques a la transparencia.

¿Cuál es la postura del radicalismo respecto del voto electrónico?

No hay una posición tomada. Está claro que hay que mejorar el sistema. El sistema actual es caro, no garantiza la democracia en su conjunto porque hay muchos partidos chicos que no pueden garantizar su fiscalización y compiten en desigualdad de condiciones. Pero es un debate que no está saldado en Argentina y está bueno que se dé.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
4
Este fue troll Peña, ahora que trepó un escalón. es un coimero de Vidal? o de Monzó?
3
¿Qué insinúa? ¿Que Vidal es una versión no corrupta de Cristina? Tanto discurso abstracto me ofusca
2
Estos en un año se robaron lo que los demás gobiernos hicieron en 100 años. Dónde están los 100000 millones de endeudamiento que tomaron? A quien benefician los multimillonarios intereses de las Lebcs? Ya tienen afanados 18000 bolsos de López.
1
tan progresista que suspendió el protocolo para abortos no punibles...