México
Peña Nieto suspende a Odebrecht por cuatro años por la coimas de Pemex
No podrá participar en obras públicas por 4 años. Señalan a un ex directivo de Pemex.

Tras la aparición de un video en el que un alto directivo de Odebrecht admite el pago de coimas a la petrolera mexicana Pemex, el gobierno de Enrique Peña Nieto ordenó inhabilitar a la constructora brasileña para participar de obras públicas por cuatro años.

Así lo determinó la Secretaría de la Función Pública (SPF), que le prohibió a Odebrecht participar de contratos con todas las dependencias federales y en cualquier proyecto financiado con fondos del gobierno central.

La decisión se tomó luego de la aparición de un video publicado por la Red de Investigaciones Periodísticas Estructuradas, integrada por medios latinoamericanos, en donde se observa al ex director de Odebrecht, Luis Alberto de Meneses Weyll, narrando como pagó sobornos al ex director de Pemex Emilio Lozoya, dinero que le habría solicitado cuando trabajaba en la campaña de Peña Nieto.

Se trata de una confesión que ocurrió en la Procuraduría de Sao Paulo, Brasil, el pasado 16 de diciembre de 2016 en compañía de sus abogados y ante los fiscales André Bueno de Silverio y Daniel Ferebek San Paioma, y en donde renunció a su derecho a guardar silencio, aceptó que la sesión fuera grabada y habló durante poco menos de una hora.

Ahí, explicó que su relación con Lozoya data desde 2009. Pero es en 2011 cuando empezaron a supervisar un gran proyecto. Se trataba de trabajos en una refinería en el estado de Hidalgo, que posteriormente tratarían con el empresario Juan Carlos Tapia, de Construcciones Tapia. Tras ese encuentro deciden no limitarse a la refinería "sino a cualquier obra en Hidalgo", dice el ex directivo brasileño. Explica que en ese proceso se cruzó la campaña electoral para 2012. "Emilio Lozoya gana espacio en el comité de campaña presidencial y le asignan la responsabilidad de supervisar la política exterior", relata.

"En ese proceso, cuando ya está posicionado en el comité de campaña, me plantea que sería muy importante para él que pudiéramos contribuir en algo por todo el apoyo que nos había dado en 2009 para que él se pudiera posicionar dentro del comité de campaña", comenta Meneses y agrega que Lozoya estaba hablando de un apoyo por 5 millones de dólares.

La petición fue aceptada. La justificación de Meneses es que él siempre los apoyó en sus planes. "Entonces, como de nuestra parte no había habido un reconocimiento a sus contribuciones a nuestros planes, pero con una visión de futuro, consideré que ya que él era parte del equipo de un candidato (Peña Nieto), de un partido que lideraba las encuestas (el PRI), decidí invertir y materializar en algo que venía ocurriendo en los últimos años, principalmente para posicionarnos ante una eventual victoria", aceptó.

Narró que lo consultó con su ‘líder', explicándole el potencial de Lozoya en el futuro Gobierno y de que significaría una relación de más confianza y estrecha. Así, solicitó una "buena cantidad para reconocer la actividad que se estaba desarrollando".

Fueron al menos 5 millones de dólares los que los brasileños pusieron sobre la mesa y que Lozoya aceptó. De acuerdo con la declaración, el ex funcionario les dio los datos de las cuentas bancarias "no eran cuentas sólo en México, sino también cuentas abiertas fuera del país. Me dio los datos de las cuentas de Latin America Asia Capital y de Zecapán", detalló y luego aseguró que se hicieron varias transferencias por el total acordado.

El contrato por los trabajos en la refinería de Hidaldo se firmó el 15 de febrero de 2014.
Una semana después de la firma del contrato con Pemex, del Meinl Bank, localizado en Antigua, salieron un millón 350 mil dólares hacia la cuenta que la empresa Zecapan SA tenía en el Neue Bank AG, con sede en el Principado de Liechtenstein. La operación quedó registrada con el número 394652. Y la cuenta era la 1001.560.103.

Habría otros dos pagos más, ambos autorizados en marzo de 2014, aunque su entrega se demoró más de lo debido a un factor inesperado: las cuentas tenían mucho dinero. "En un momento determinado, Lozoya solicitó cambiar el procedimiento de transferencia... A mediados de 2014 se cambió la forma de pago por el recelo de que se rebasaran los límites de capacidad de las cuentas en que se hacían los depósitos", explicó Luis de Meneses.

Intervino entonces el encargado del Departamento de Operaciones Estructuradas creado por Odebrecht para pagar las coimas, Hilberto Alves da Silva. Este ejecutivo creó una estructura para hacer viables los pagos restantes "y se utilizó a un operador para hacer posibles las transferencias". La razón: Emilio Lozoya ya no quería recibir más dinero en cuentas a partir de las cuales podría vincularse su nombre, argumentó Alves da Silva ante los fiscales un día antes que De Meneses.

Ahí es donde aparece el nombre de Rodrigo Tacla Durán, hoy en libertad provisional en España. "Él entraba en contacto con los beneficiarios y negociaba la gestión de los recursos como su financial advisor, manteniendo el dinero en estructuras en las cuales el propio Rodrigo era el ultimate beneficial owner", explicó el ex jefe del departamento encargado de los sobornos.

 Emilio Lozoya 

Eso es lo que hizo Rodrigo en México. La operación se armó los primeros días de noviembre de 2014. "Le presenté a Emilio Lozoya a Rodrigo Durán para que Rodrigo recibiese el dinero en su nombre", detalló Alves da Silva durante una comparecencia en la que no dejaba de gesticular y mover la quijada, lo que hacía que los lunares que bordean su boca subieran y bajaran rítmicamente, según el video en el que se registró la misma y que forma parte del expediente armado por el equipo del procurador Rodrigo Janot Monteiro.

"Esa cuenta fue abierta en el HSBC de Mónaco. Esa información la conozco porque yo estaba con Rodrigo y participé en la reunión que ocurrió el día siguiente a mi reunión en Pemex. Luis (de Meneses), yo y Rodrigo fuimos a casa de Emilio Lozoya en la Ciudad de México, y en esa ida le presenté a Rodrigo, desayunamos en la casa de él".

Alves da Silva tuvo que visitar México porque Luis de Meneses le solicitó que le ayudara a "operacionalizar el pago de la propina al presidente (sic) de Petróleos Mexicanos, Emilio Lozoya Austin, que no quería recibir dinero en sus cuentas bancarias", se lee en una declaración escrita entregada por Alves da Silva a la Procuraduría General de Brasil, documento que es parte del proceso penal llevado en el Supremo Tribunal Federal.

La carta, de unos tres párrafos con mucho contenido, sigue: "Tuve una reunión con Emilio Austin (sic) en su casa, ocasión en que le presenté a Rodrigo Durán para que Rodrigo recibiese el dinero en su nombre".

Esa visita a México tuvo un buen final: "En ese encuentro (con Lozoya) quedó acordado un pago de dos millones de dólares para la semana siguiente y otros pagos por tres millones para semanas después, totalizando cinco millones de dólares".

Por su parte, la defensa de Lozoya continúo la estrategia y no sólo insiste en negar que el ex director de Pemex hubiera recibido algún dinero, sino que ya habla de invalidar esta prueba, toda vez que no tenían conocimiento de éste.

"Los videos son editado, además como prueba pierden validez porque ya fueron exhibidos", expuso el abogado en entrevista con Ciro Gómez Leyva. Ahí mismo explicó que el video no está en la carpeta de investigación que ellos tienen. "Iré a la PGR para que nos informen", aseguró.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.