Medios04.01.2018
(0)guardarlectura zen
Exclusivo: Zedillo fue forzado por el Grupo Santander a renunciar al Consejo de Prisa
Por Milton MerloDejará la compañía antes de febrero. La maniobra del editor Cebrián que marcó su salida.

Son las últimas semanas de Ernesto Zedillo como consejero independiente del Grupo Prisa, el mayor conglomerado de medios en español. El ex presidente mexicano ha renunciado con una carta dirigida a los accionistas de Prisa en la cual expresa su malestar con los últimos acontecimientos que tuvieron lugar en la compañía con sede en Madrid.

Zedillo quedó atrapado en el proceso de salida de Juan Luis Cebrián, CEO de la firma que desde esta semana es reemplazado por Manuel Polanco, integrante de la familia fundadora del holding y que viene de manejar los negocios de Prisa en Portugal.

El conglomerado está envuelto en una monumental crisis de deuda producto de la caída en la circulación de los medios de papel, el ingreso tardío a los medios audiovisuales y la falta de una cartera diversificada. A diferencia de México, donde grandes corporaciones mediáticas tienen bancos, hospitales, constructoras, firmas de servicios petroleros o empresas de distribución satelital, Prisa solo ostenta medios y contenidos.

A mediados de 2017 se elaboró una ampliación de capital para paliar esta crisis con una inyección de 450 millones de euros. Accionistas como Telefónica, HSBC o el Fondo Amber pusieron como condición para suscribir ese desembolso que Cebrián deje de ser CEO.

Cuando este acepto las condiciones los consejeros independientes, entre los cuáles está Zedillo, comenzaron a buscar un nuevo CEO. Contrataron a la consultora Rusell Reynolds y seleccionaron un grupo de candidatos pero ninguno fue del agrado de Cebrián ni del Grupo Santander. Y es que estas eran las dos piezas clave. Cebrián garantiza el contacto político con el gobierno de Mariano Rajoy del Partido Popular mientras que el Santander se dispone a fondear la mayor parte de los 450 millones de euros.

Cuando el periodista y el banco expresan su malestar con la lista de Rusell Reynolds, aparece la nominación de Manuel Polanco al tiempo que Santander le pide a todos los accionistas dar de baja a los consejeros que trabajaron en la sucesión de Cebrián. Ocurre que estos consejeros no ven bien lo que sucederá: Cebrián deja Prisa pero se queda como presidente ejecutivo de uno de sus principales activos: el diario El País. La maniobra es exitosa porque Santander está dispuesto a financiar a aquellos accionistas que no tienen los recursos o el interés en participar de la ampliación, entre ellos el mexicano Roberto Alcántara.

Así se terminó la aventura de Zedillo en Prisa, que envió su renuncia al Consejo la cual entrará en vigor antes de febrero. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.