San Isidro 08.01.2018
(5)guardarlectura zen
Posse sumó tensión con el PRO y echó a un macrista del gabinete
LPOAprovechó el pacto fiscal para deshacerse de Javier Corniola y enviar un mensaje a la interna.

La interna abierta entre Gustavo Posse y los dirigentes de Cambiemos que buscan relevarlo en la intendencia de San Isidro se agudizó a fines de 2017. Ahora, el jefe comunal dio un paso más al deshacerse de un "PRO puro" que se desempeñaba como subsecretario en la Secretaría de Modernización local. 

Se trata de Javier Corniola y el caso es paradójico ya que entre sus tareas se encontraba precisamente la de encarar el ajuste en el municipio. Sin embargo, el intendente aprovechó la reducción de la planta que le exige el pacto fiscal y decidió despedir a este funcionario, en un mensaje para disciplinar la interna. 

Como dio cuenta LPO, la interna entre el PRO y el possismo se viene agudizando desde los últimos meses de 2017, cuando en el macrismo comenzaron a dejar trascender que proyectan poner en el próximo mandato a alguien del riñón -un dirigente "propio"- mientras que en los allegados a Posse aseguran que buscaría ir por su última reelección.

En el macrismo confían en que pueden instalar a algún candidato para disputarle la intendencia y ya hay nombres que suenan: Ramón Lanús y Martin Voss.

También hay una versión que señala a Rosalía Fucello, una concejal cercana a Marcos Peña que creó el proyecto para la Secretaría de Modernización, un hecho que desde la oposición local no dudan en vincular con la salida de Corniola. 

Actualmente desempleado, el ex subsecretario de Modernización dice estar en estado de "shock" y pide trabajo a través de Twitter. "Estoy sin trabajo desde este mes", cuenta y agrega que "cualquier referencia es bienvenida". 

Como contó LPO, la tensión latente creció de golpe hacia fin de año, con una jugada de la oposición que enfureció a Posse. Es que el intendente quería sacar de la presidencia del Concejo Deliberante a Carlos Castellano -su ex mano derecha y actualmente crítico de su gestión- para poner a Andrés Rolón, un concejal nuevo que le responde.

Sin embargo, Castellano pudo retener la presidencia del Concejo a partir de algunos votos del oficialismo pero sobre todo contó con los de la oposición: consiguió 15 apoyos y 13 de ellos provinieron de otros bloques.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
5
Por lo que dice Juan alcazar (no vivo en San Isidro) parece que los macristas los siguen usando de forro, aunque los desprecian. Por lo menos, a los de la la ucr del municipio los consideran dignos de ser alfombras de ellos...
4
Creo que el municipio explota, una cosa es ser vecina y otra ver las internas municipales. la cantidad de nuevos empleados PRO que hay es alarmante y lo peor de todo es que no trabajan hacen política. Las oficinas están en una desidia total, y la gente que lo apoyo y que camina la calle esta bastante desconforme, porque los beneficios son para los "nuevos" Yo creo que todo se desarma hay internas muy marcadas las oficinas están en guerra total. Lo de Carlitos Castellanos es raro, el era la mano derecha de Gustavo toda la vida.
En San Isidro algo tiene que cambiar si o si...
3
Cambiemos debería haber apostado por el vecinalismo que proponen Marcos Hilding Olhsson y Manuel Abella Nazar, en lugar de haber ¨contado porotos¨ y haber apoyado a Posse, intendente feudal y vitalicio que estuvo con todos, con Duhalde, Kirchner (Radical K), De Narvaez, Massa y ahora Macri. Posse es un descrédito para la propuesta de Cambiemos, que en San isidro debería llamarse ¨Retrocedemos¨ . Veinte años de Gustavo Posse, sumados a treinta y siete años del clan Posse en el poder, es demasiado tiempo para una ¨gestión¨ que duerme la siesta y que solo se despierta treinta días antes de cada elección.
2
Parece que los radicales se empezaron a dar cuenta que los usaron de forro. Un factor nuevo que no sé si está en los cálculos del PRO. También puede que lo hayan calculado y evaluar que a los radicales los manejan como a mocosos...
1
Rosalia Fuscello es concejal, no Secretaria de Modernización, y Andrés Rolón no es un concejal nuevo, hace 8 años que es concejal y siempre . Muchachos, vayan al HCD de San Isidro cada tanto. Menos cut and paste .