mercados05.02.2018
(1)guardarlectura zen
Una caída histórica en Wall Street arrastró al Merval
LPOFue la peor caída del Dow Jones desde 2011. El dólar no se vio afectado porque cerró minutos antes del desplome.

Las subas de tasas de interés programada por la Reserva Federal (Fed) se vieron reforzadas por los últimos datos del mercado de trabajo de Estados Unidos y la suba del precio del petróleo, por ende, el traslado a la tasa de interés a 10 años. Esto generó un reacomodamiento de carteras de inversión que este lunes golpeó fuerte a las Bolsas de Wall Street: el índice Dow Jones de valores industriales se derrumbó 4,60% y cerró en 24.345,75 puntos, el índice selectivo S&P 500 cedió 3,80% y el Nasdaq Composite de las empresas de alta tecnología se precipitó 3,78%. Se trata de las mayores caídas desde 2011.

Los movimientos en los mercados precipitados por la salida de Janet Yellen de la Fed generaron pérdidas multimillonarias. Si se suma la caída del viernes, febrero acumula una caída del 7%, lo que de acuerdo a Bloomberg le representó solo a las 500 fortunas más grandes del mundo pérdidas por más de 180.000 millones de dólares, de los cuales 114.000 millones de concentraron en la jornada de hoy. Warren Buffet fue quien más perjudicado se vio al perder 5.100 millones de dólares y lo siguió Marck Zuckerberg con 3.600 millones de dólares.

Esto generó un sismo mundial con réplicas en todas las bolsas del mundo. Por ejemplo, en Europa el FMIB italiano cerró 1,64% abajo, seguido por el índice de Francia (CAC), que perdió 1,48% y el del Reino Unido, que cayó 1,46%. Le siguieron el IBEX español (-1,44%) y el DAX alemán (-0,76%).

Ya la semana pasada estos "temblores" del mercado sacudieron fuertemente al mercado local, ya que dos importantes empresas argentinas -Central Puerto y Aeropuertos 2000- salieron al mercado de Nueva York y tuvieron una recepción cuanto menos poco amistosa, trasladando al mercado local el cimbronazo.

Este lunes, por el contrario, el Merval había comenzado con una caída superior al 5%, y cerca del mediodía parecía estar "pegando la vuelta" al reducir la caída a la zona del 2,6% pero sobre la última hora, el efecto Dow Jones golpeó a los mercados emergentes y el Merval cayó 4,5%. Así, desde que empezó el mes, en solo tres ruedas bursátiles el Mercado de Valores perdió 11%.

"Como el MULC (Mercado Único Libre de Cambios) cerró antes de que llegara el coletazo no vimos el impacto en el dólar", dijo a LPO el profesor de la maestría en Finanzas de la UTDT, Federico Furiase, quien no descartó que la reversión del flujo de capitales pueda impulsar al alza mañana la cotización de la moneda estadounidense.

Todo el panel del Merval terminó hoy con rojos. La caída más importante fue la de Distribuidora de Gas Cuyana que cayó 12,14%; seguido por Banco Hipotecario con una baja de 9,21% y Transener con 8,26%. Las acciones que menos cedieron fueron Tenaris que recortó 1,87%; Central Puerto retrocedió 2% y Siderar cedió 2,22%. En el panel general también se produjeron retrocesos de dos dígitos como es el caso de Metrogas que perdió 15,58% y Camuzzi Gas Pampeana que lo hizo 11,02%.

La baja fue acompañada por un alto volumen de operaciones que alcanzó los $1.170,7 millones en el segmento de acciones y de $15.717,4 millones en renta fija.

"Fue una Triple Nelson para los bonos locales porque a la suba de la tasa de interés a 10 años de los bonos de Estados Unidos se sumaron la suba del riesgo país (EMBI) y el efecto desarme de posiciones en países emergente por los cambios en el S&P, en especial para los bonos largos cuyos precios son más sensibles a la variación de tasas", explicó Furiase a LPO.

'Fue una Triple Nelson para los bonos locales: la suba de la tasa de interés a 10 años de los bonos de Estados Unidos, la suba del riesgo país (EMBI) y el efecto desarme de posiciones en países emergente por los cambios en el S&P' ejemplificó Furiase a LPO.

En efecto, los bonos emitidos en dólares volvieron a presentar bajas en toda la curva, acentuadas en su tramo más largo: el Discount cayó 2,3%; el PAR lo hizo 1,5% y el bono soberano a 100 años (AC17) retrocedió 0,8%.

Así como la semana pasada los bonos locales en dólares se vieron impactados por la suba en los bonos de los Estados Unidos, la mejora de estos no llegó este al mercado doméstico. Parte se explica en que los rendimientos de los bonos del Tesoro de Estados Unidos, que cierra una hora más tarde que la bolsa de Argentina, operaron sin cambios durante la mayor parte de la jornada, sin embargo al final cayeron. El bono a 10 años retrocedió 15 puntos básicos y volvió entonces a ubicarse en 2,70%.

"La baja se explica como un "flight to quality" o una mejora hacia la calidad de las posiciones, que se disparó con la fuerte caída de la bolsa americana", explicaron desde Grupo SBS.

Por otro lado, entre los bonos en pesos, tanto los indexados por CER como los Badlar, culminaron entre neutros y negativos (de hasta 0.5%).

Entre mañana y el miércoles se llevará a cabo una nueva licitación de dos Letras del Tesoro (Letes) en dólares: una Lete a 196 días con vencimiento el 24 de agosto de este año, a una tasa del 2,8%, y una nueva letra a 364 días, con vencimiento al 8 de enero del año próximo, con una tasa del 3,1% anual, en línea con los rendimientos de la última licitación. Y la capacidad de financiamiento del Tesoro no está exenta de dificultades.

"El coletazo llegó sobre el final de la jornada, ya por la suba de la tasa a 10 años en Estados Unidos hubo salida de capitales de mercados emergentes ya la semana pasada y además está corrigiendo el índice S&P. Hay que ver si esta es una corrección de corto plazo o si es un cambio de tendencia y se complica más la forma de financiamiento del Tesoro y el delicado equilibrio dólar-tasa del Banco Central", agregó Furiase.

Al respecto, el economista remarcó que el ministro de Finanzas, Luis "Caputo fue muy inteligente apurándose antes de la suba de la tasa para la colocación de 9.000 millones de dólares de deuda en el exterior. El resto del financiamiento para el resto del año deberá conseguirlo en el mercado local."

"Como Argentina está muy expuesta a los cambios en los niveles de aversión al riesgo en el mercado internacional, el costo del financiamiento para el Tesoro puede subir rápidamente. Una cosa es que sea un movimiento de corto plazo y otra es que se consolide la tendencia y vayamos a un bear market (mercado poco dinámico). Aún es muy temprano para decirlo", sintetizó Furiase quien recomendó refugiarse en bonos dolarizados de corto plazo hasta que el horizonte sea más claro.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
1
Hace mucho tiempo que se sabe que individuos y empresas tomaban créditos a la tasa nula establecida por la Fed, para especular en la bolsa (compran, esperando que suba, devuelven el préstamos, y acumulan diferencias). Muchas de esas empresas, entre las que están Forbes 50, están fuertemente endeudadas, y no general ningún superávit operativo (es más, muchas son crónicamente deficitarias, y subsisten emitiendo nuevos títulos). Dado que el valor bursátil no guarda ninguna relación con la rentabilidad y patrimonio, sino con la simple relación entre oferta y demanda, al aumentar las tasas de la Fed, la burbuja ?tal como se viene pronosticando de hace rato- comienza a estallar.