Provincia
Apuntan a un diputado de Cambiemos por el conflicto de colectivos en Tandil
Es Martín Domínguez Yelpo, dirigente e hijo del número dos de la UTA. El gremio impidió la salida de Río Paraná.

El conflicto con la empresa de colectivos Río Paraná de Tandil, que no pudo circular durante dos días por decisión de la Unión Tranviarios Automotor (UTA), roza a un diputado de Cambiemos, a quien señalan como uno de impulsores del "paro forzado", que los propios trabajadores rechazaban.

Se trata de Martín Domínguez Yelpo, diputado de Cambiemos por la quinta sección de la Provincia y dirigente de la UTA en Necochea. El legislador es hijo de Daniel Domínguez, el número dos de Roberto Fernández en la conducción nacional del sindicato.

Fuentes involucradas en el conflicto indicaron a LPO que la orden de paralizar la circulación de Río Paraná la dieron Fernández y Domínguez Yelpo, que mandaron al jefe de la seccional de Mar del Plata (junto a un grupo importante de integrantes del sindicato) a intervenir en el conflicto de Tandil e impedir la salida de los micros.

Río Paraná, una empresa centenaria de Tandil (la ciudad del presidente Mauricio Macri), atraviesa una serie crisis económica y está en riesgo serio de poder continuar operando, lo que deja en una situación delicada a 200 trabajadores.

A pesar de esa situación, los empleados de Río Paraná rechazaron la decisión de la UTA y terminaron bloqueando con los colectivos la terminal de Tandil para impedir la salida y el ingreso de todas las empresas. La protesta fue levantada a las pocas horas, pero la imposibilidad de circular a Río Paraná se extendió hasta este viernes.

Tras 48 horas, la empresa recién pudo volver a circular este viernes tras un acuerdo con la UTA que tuvo que esperar a tener la aprobación de la conducción nacional del gremio. El acuerdo un cambio en la forma y tiempos de pago de los salarios, según informó el diario El Eco. La firma, además, busca algún tipo de aporte estatal para salir de la crisis y tratar de mejorar un servicio que se denuncia como muy deficitario.

El conflicto con Río Paraná tiene otro costado. Se trata de las sospechas que generó una decisión del gobierno provincial de otorgarle el mes pasado a la empresa Plusmar la ruta La Plata-Tandil, que hasta ahora era explotada exclusivamente por Río Paraná. A través de una presentación judicial Río Paraná logró frenar el desembarco de Plusmar.

Pero la polémica quedó en el aire y en Río Paraná sospechan de alguna mano negra detrás de los problemas que se desencadenaron después de ese conflicto con Plusmar y que terminaron que la paralización de servicios ordenada por la UTA. "Nosotros no podemos manifestar que alguna empresa haya estado detrás de esta situación porque no tenemos pruebas de nada", declaró el dueño de la firma tandilense, Mario Morel. "Justo coincide con una serie de controles en cuanto a higiene, del Ministerio de Trabajo, laborales y de transporte tremendos, que de todas maneras me parece que está bárbaro", agregó.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.