Provincia11.05.2018
(2)guardarlectura zen
Trabajadores de Astillero Río Santiago marcharon a La Plata en rechazo al ajuste
LPO (La Plata)Vidal puso la lupa sobre un gasto de 3.500 millones y una planta de 3.308 obreros.

La gobernadora María Eugenia Vidal enfrentó este viernes una masiva movilización de trabajadores del Astillero Río Santiago hacia la Casa de Gobierno en La Plata, en rechazo a la posibilidad de un ajuste en los gastos de la empresa estatal, como parte del programa de baja de gastos que la provincia deberá implementar por la crisis nacional.

La protesta, que había sido ratificada ayer en distintas asambleas, se inició esta mañana en la sede del municipio de Ensenada, y tuvo como segundo destino el Ministerio de Trabajo bonaerense, donde dejaron un petitorio. Más tarde, la marcha culminó en la plaza San Martín de la capital provincial, frente a la casa de Gobierno bonaerense.

"Exigimos que no se despida a ningún compañero y se respete el convenio. Seguiremos en la lucha hasta que el gobierno dote a la empresa de la inversión y financiamiento que se necesita para salir adelante", dijo Francisco Banegas, secretario General de ATE Ensenada, gremio que nuclea a los trabajadores del astillero.

Banegas sostuvo que "en las situaciones difíciles vamos a estar unidos y fuertes, tal cual caracteriza a nuestra historia" y añadió: "No dejaremos pasar ningún despido ni tampoco avasallamientos de nuestro convenio colectivo de trabajo".

Como reveló LPO en su momento, la provincia por el volumen de sus gastos y la necesidad de asistencia de la Nación que mantiene, puede ser una de las jurisdicciones más afectadas por el ajuste que el FMI impondrá al gobierno de Macri, que de todas formas ya había anunciado el viernes pasado que profundizaría el recorte. Ante esta realidad, en la provincia el gabinete de Vidal está analizando medidas para aguantar el cimbronazo.

Las protestas de los trabajadores de astilleros son las que más preocupan al personal de seguridad de la Casa de Gobierno. Al punto que la movilización fue seguida de cerca por efectivos del grupo GAD (un grupo de elite de La Bonaerense). El motivo de esa atención tiene que ver con que las rejas que rodean la gobernación fueron construidas en el Astilleros y los trabajadores conocen como nadie las debilidades de esos hierros.

"Ayer echaron a los gerentes y hay rumores de que echaran a varios jefes de departamentos. ¿Mañana quién sigue? ¿Los trabajadores? No vamos a permitir que pase el ajuste de Cambiemos en el Astillero que es la fuente de trabajos de miles de obreros", denunció el delegado Martín Esquerra.

El reclamo se da días después que María Eugenia Vidal, desplazara al presidente de la empresa de construcción naval, Cristian Curto y a nueve de los 11 gerentes. En reemplazo de Curto, Vidal nombró a Daniel Capdevilla, ex coordinador de proyectos del Ministerio de Modernización.

Según fuentes oficiales, el reemplazo de autoridades se produjo a raíz de que la producción del Astillero se encuentra "por debajo de su capacidad" y ante dificultades "para acceder a información referida a personal y contabilidad".

Ante esta situación, los trabajadores del Astillero nucleados en ATE se declararon "en estado de alerta" y advirtieron que "no dejarán pasar despidos de operarios ni avasallamientos al convenio colectivo de trabajo".

Desde el gremio se viene denunciando que el Astillero está "virtualmente paralizado" y entre otras críticas al gobierno provincial reclaman por la firma de las cartas de crédito que permitan terminar las embarcaciones en construcción e iniciar nuevos emprendimientos.

El Astillero le representa a la Provincia un gasto extra de $ 3.500 millones por año, esto es el 15% del déficit fiscal anual, explicaron a LPO fuentes del gobierno bonaerense.

"Actualmente hay una planta de 3.308 trabajadores y de ese total el 35% realiza tareas administrativas cuando lo ideal es que el sector de servicios y administración represente alrededor del 15% de la dotación total de la empresa", agregaron las fuentes consultadas.

Desde el gobierno, aseguran que para que la construcción de un barco como los petroleros de PDVSA sea rentable, debe llevar no más de dos años en su ejecución. Sin embargo, el Eva Perón, el famoso petrolero que el venezolano Hugo Chávez le encargó a Daniel Scioli sigue sin poder navegar atracado en un canal alternativo del Río Santiago.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
2
Heidi lo quiere privatizar al Astillero
1
otra inoperante que esta sacando pasaje en el Helicóptero.