PRO15.05.2018
(3)guardarlectura zen
El nuevo reparto de poder en el Gobierno golpea a Quintana
LPOEstá cruzado con Peña e incomodó a Vidal con Farmacity. El ascenso de Frigerio complica sus planes.

Mario Quintana atraviesa su peor momento en el Gobierno. A los reproches internos y del mercado por el error del 28 de diciembre cuando forzó el cambio de la meta de la inflación, se le suma una notoria pérdida de poder político, acentuada este lunes por la decisión de Mauricio Macri de delinear un nuevo esquema de decisiones.

Ese nuevo reparto de poder implica el retorno de Emilio Monzó a la mesa chica de decisiones pero también el ascenso o la confirmación de Rogelio Frigerio como parte central de ese dispositivo. Esta última novedad es un golpe directo al vicejefe de Gabinete, que como reveló LPO aspira a quedarse con el Ministerio del Interior.

Esa aspiración le había generado un cortocircuito fuerte con el ministro, que ahora logró un triunfo parcial al ser confirmado en un rol clave en la toma de decisiones del Gobierno y quedó un escalón encima de su contendiente. Frigerio será clave en los próximos meses para negociar con los gobernadores del peronismo el presupuesto del año próximo, que vendrá con un ajuste importante.

Además de la tensión con Frigerio, las aspiraciones políticas de Quintana lo hicieron chocar con Marcos Peña, su jefe en los papeles, que entendió esos planes como una amenaza a su propio proyecto político. El jefe de Gabinete ya venía molesto por la línea directa que el fundador del fondo Pegasus había logrado tejer con Macri.

Otro foco de conflicto de Quintana dentro del PRO es María Eugenia Vidal, que está muy incomoda con la presión que está ejerciendo para forzar el desembarco de Farmacity en la Provincia, para lo cual ya consiguió un fallo del Procurador y espera que la Corte haga lo propio. 

Además de la gobernadora, en la Provincia también están furiosos los legisladores e intendentes de Cambiemos que se vieron obligados a salir a defender a la empresa que fundó el vicejefe. Los más golpeados por esto son los jefes comunales que en sus ciudades quedaron expuestos frente a la fuerte presión que ejercen los farmacéuticos.

Todos estos cortocircuitos se suman a las críticas crecientes por el impulso que le dio (junto a Peña y Gustavo Lopetegui) al cambio de la meta de la inflación, que dejó en evidencia la fragilidad del Banco Central y envió una pésima señal a los mercados. Ya la semana pasada, en el Gobierno lo habían visto golpeado, mucho más con la continuidad de la corrida. Aún así, Quintana sigue soñando con ubicar a su protegido Vladimir Werning en el Ministerio de Hacienda o el Banco Central.

Un rumor creciente dentro del Gobierno es que después de que se cierre el acuerdo con el FMI podría haber cambios importantes en el equipo económico o bien alguna salida como para que pague el costo político. Esto, incluso, se lo habrían planteado los empresarios a Macri. El nombre de Quintana es uno de los apuntados si se concreta ese movimiento.

Como sea, un síntoma importante del deterioro del poder de Quintana lo sufrió el viernes pasado Farmacity. En el peor día de la corrida bancaria, la cadena llamó a la mesa de dinero del banco Galicia para pedir un préstamo call y le pidieron una tasa del 80%. En el mercado cuentan que Quintana explotó de bronca y acusó a los banqueros de usureros. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
3
Quintana,Lopetegui,y Peña,espero que le pidan la renuncia,en estos dìas.
2
Quintana ,Lopetegui, y Peña,espero q
1
Tarde o temprano los poderosos caen!