Inflación
Advierten por el efecto inflacionario de la suba de la tasa de interés
La medida impulsa los costos de producción. ¿Quién gana entre la emisión cero y suba de tasas?

Guido Sandleris asumió al frente del Banco Central con un mandato: estabilizar nominalmente la economía y para ello eligió un programa "rudimentario y simple" que vía recesión y estímulo al ingreso de dólares especulativos, busca equilibrar en el corto plazo el mercado cambiario hasta tanto las exportaciones traigan dólares genuinos con los que abastecer a la economía de divisas.

Sin embargo, economistas anticipan que el costo en materia de contracción de la economía será mayor al 0,5% del proyecto de Ley de Presupuesto 2019; y en buena medida así lo reconoció el mismo Dante Sica al caracterizar a las tasas de interés de Sandleris como "incompatibles con la producción, pero necesarias".

El diagnóstico del equipo de Macri es que sin estabilidad del dólar la economía se encamina a un desbarajuste mayor que a una recesión y que, dada la escasa profundidad financiera de nuestra economía, es más dañina la volatilidad que una tasa transitoriamente muy elevada de inflación. Y por eso exponen el caso del EMAE de julio, que mostró un crecimiento del 1,4% respecto de junio tan pronto el dólar tuvo un recreo de la corrida cambiaria en la zona de los $25.

"Ahora lo que el Banco Central está buscando hacerle RCP a la demanda especulativa de pesos mediante un incentivo al desarme de posiciones en dólares tanto de los ahorristas como de las empresas que van a necesitar vender los dólares que compraron para cubrirse y ahora tienen que elegir entre tomar deuda con estas tasas o vender los dólares para cubrir su capital de trabajo", explicó a LPO el economista en jefe de la consultora Management &Fit, Matías Carugati.

La tasa de interés puede reanimar el carry trade, dar incentivos a ahorrar en pesos y no en dólares -demanda especulativa de dinero-, pero desincentiva la demanda transaccional (para inversión real o consumo). En este sentido, a veces el remedio puede ser peor que la enfermedad.

Y no es la primera vez que la inflación termina acompañando a la tasa de interés en su suba, en lugar de moverse en sentido contrario. Es que en el corto plazo, lo primero que hace la suba de la tasa de interés es incrementar los costos financieros, lo que obliga a las empresas a incrementar los precios para cubrir los costos operativos o a absorber transitoriamente ese costo adicional.

La inflación en septiembre superó el 5% y dejó el piso de octubre en 4% mensual 

Así lo explicó el economista Juan Carlos De Pablo a Radio Mitre al distinguir que una cosa es un anuncio creíble y de corto plazo en el que una suba de la tasa de interés puede "darle un golpazo a la inflación" y uno no creíble que prolongue las tasas altas: "si no te creen y vas a insistir, vas a profundizar la recesión", a la vez que se sostiene el incentivo a subir los precios.

"Si la tasa es 72% la gente dice no voy a tomar ese crédito. Si vos tuvieras durante ?x' número de meses la tasa al 72% y vos querés que las deudas se paguen, la tasa de inflación tiene que ser muy parecida a esa. Porque (subir los precios) es la única forma que tiene el pizzero de pagar la cuota de la deuda que ya tiene vendiendo más o menos la misma cantidad de pizza", ejemplificó De Pablo para explicar que "no es lo mismo tener una tasa estrafalaria un fin de semana o una quincena que varios meses".

Esto retoma una eterna advertencia en economía sobre las respuestas de las variables en el largo plazo y en el corto plazo. En diálogo con LPO, el economista y director de FyE Consult, Hernán Hirsch, coincidió en que "Una tasa de interés del 70% solo puede sostenerse de forma muy transitoria, días, una semana, no mucho más. Transitoriamente las empresas pueden liquidar stocks a pérdida sin remarcar los precios, pero eso es sólo transitorio. Luego cuando recuperan liquidez y normalizan stock quedan obligadas a trasladar los aumentos de costos a los precios".

Sin ir más lejos, hoy en día si una pyme quiere cobrar un cheque a 90 días para cubrir sus costos operativos, el Banco Nación le cobra una tasa de interés de 59% nominal anual más comisiones y gastos (2 puntos menos si tiene el paquete MiPymes). Y si se trata de una empresa grande, la tasa se eleva al 67% más comisiones y gastos. O bien puede ir al Banco Ciudad, que ya cubrió la totalidad de la línea de créditos pymes subsidiados (con la tasa al 25% anual) y ahora ofrece financiamiento a pequeñas y medianas empresas en torno al 40%.

De esta forma, para muchas empresas chicas esta tasa de interés es una suerte de espada que la pone entre el quebranto y la pared. Y si la credibilidad del nuevo régimen monetario del Banco Central es escasa, entonces subsiste el incentivo a trasladar la suba de costos (por el dólar y por la tasa) a precios hasta tanto la recesión lo permita. Es una dinámica peligrosa: "Es un programa de estabilización rudimentario al que el Banco Central llega por una fortísima pérdida de credibilidad", acotó Hirsch.

En palabras de Carugati: "Este esquema es inédito porque es un control de agregados monetarios con bandas que no son bandas, donde el techo no es techo -porque el Banco Central solo dispone de 150 millones de dólares diarios por día para sostener el alza del dólar- y el piso sí es piso, pero si se lo cruza se rompe el compromiso de la emisión monetaria cero. Es algo ?sui generis' que no tiene antecedentes. Lo que está claro es que un ancla es mejor que ninguna y en Argentina ya hemos probado un poco de todo".

La tasa de Leliq subió a 73% y advierten una nueva "bola de nieve" de deuda del Central

No solo este régimen corre el riesgo de no lograr estabilizar el dólar y verse obligado a seguir subiendo la tasa sin lograr estabilidad ni una caída de la inflación, sino que incrementa los riesgos de recesión y de credibilidad. Y también, como anticipó LPO, genera ruido porque buscar descarmar una bomba de Labacs armando una potencial "bola de nieve" de Leliqs.

'Es un programa de estabilización muy rudimentario y de muy corto plazo, de 3 a 6 meses, porque más allá de eso deja de ser tolerable. Cuanto más dure, menos creíble se vuelve el esquema', aseguró Carugati.

"Es un programa de estabilización muy rudimentario y de muy corto plazo, de 3 a 6 meses, porque más allá de eso deja de ser tolerable: el primer riesgo es que empiece a no ser creíble y exija tasas que hagan que la economía ?se vaya al tacho' o porque incrementa las chances electorales de una oposición ?no razonable' que haga que los inversores se retiren de activos argentinos y suba el riesgo país hasta tanto se despejen las dudas electorales. Y el tercer riesgo es que, por esto mismo, el Gobierno lo desactive antes de que se logre la estabilización pretendida. Cuanto más dure, menos creíble se vuelve el esquema", aseguró Carugati.

"Se corre el riesgo de que se arme una ?bola de nieve' de Leliqs, que va a aumentar cada vez más rápidamente en la medida en que la tasa de interés siga en alza para que aspirar no solo las Leliqs sino los intereses que genera. Y, para que la tasa baje, va a ser necesario que el tipo de cambio se acerque al límite inferior de la zona de no intervención. Y desde la economía real, creo que hay margen para que este fuerte apretón monetario se sostenga de 6 a 8 meses porque se estresa demasiado la cadena de pagos, que ya viene estresada, y se pueden dar rupturas. Es que además se juega la cuestión electoral", redondeó el economista. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
4
Con la tasa de interés actual, se está matando la actividad económica, porque el Estado entra a demandar el escaso crédito que hay en el mercado, oferta que tiene como contrapartida el ahorro, no la demanda de moneda.
3
El común de la gente cree que la tasa de interés es el costo del dinero, es un error conceptual, porque muchos confunden demanda de dinero con demanda de activos financieros.
2
Chocolate por la noticia , no soy economista pero al menos tengo sentido común , lo vengo diciendo de la táctica de Sturzenegger de subir las tasas cuando estaban al 25% , a quien se le ocurre que podes tener una inflación de 10% con tasas del 25 % ? A un inepto o a un delincuente, es obvio que nadie va a tener un negocio cuyo capital de trabajo aunque sea propio va a estar por debajo del costo de ese dinero , inversión, costos , riesgos , etc para terminar perdiendo plata frente a la tasa ? Es un absurdo . Me pregunto si esta banda algún día pagará el daño que están haciendo.
1
Ni un renglón de algo que aporte mínimamente a una solución. Tampoco sirve.