Mendoza
Fuertes críticas al gobierno en la Vendimia: "La presión impositiva es inaguantale"
Los bodegueros esperaban la presencia de Macri y anuncios para el sector. Nada de eso ocurrió.

Se esperaban anuncios que ayuden a revertir la crisis que atraviesa el sector vitivinícola. Pero nada de eso ocurrió. Mauricio Macri decidió no ir a la Vendimia este sábado en Mendoza y mandó Luis Miguel Etchevehere a poner la cara al Hotel Park Hyatt.

Las expectativas de los viñateros, en la previa, estaban puestas en la eliminación o baja de retenciones para complementar la suba del Mínimo No Imponible a las contribuciones patronales y la línea de financiamiento subsidiada para Pymes.

El más duro fue el titular de la Corporación Vitivinícola (Coviar) Ángel Leotta. "Es un momento para ser francos: la crisis que padecemos dejará serias heridas y destruirá fibras en nuestro sector", apuntó el dirigente en el tradicional desayuno de su entidad.

"Somos una actividad formalizada que contribuye con sus impuestos al desarrollo de una nación, 18 provincias y 103 municipios distribuidos por todo el país, pero hoy la carga impositiva es inaguantable. La quita de retenciones y la vuelta a los antiguos porcentajes de reintegros es urgente para potenciar el complejo exportador vitivinícola argentino", agregó Leotta y pidió "definir una nueva política de Estado y de desarrollo para la vitivinicultura porque somos la actividad que más empleo genera. Es ilógico el cobro de retenciones a actividades que crean valor agregado en el interior del país".

En el panel central lo escuchaban -además de Etchevehere y cientos de productores de la región de Cuyo- Javier González Fraga, Lino Baraño, Alfredo Cornejo, Gerardo Morales, José Manuel Urtubey, Alejandro Finocchiaro y Emilio Monzó.

Es un momento para ser francos: la crisis que padecemos dejará serias heridas y destruirá fibras en nuestro sector, la carga impositiva es inaguantable.

A Loetta poco pareció importarle la presencia de los funcionarios y continuó: "Nuevamente atravesamos problemas de caída de consumo y acumulación de stocks que inciden sobre los precios de la uva y del vino", señaló el titular de la COVIAR.

La respuesta del Gobierno, entre murmullos, fue considerada muy floja por los presentes. "Trabajamos juntos el sector público-privado por el desarrollo de las economías regionales y el crecimiento de la cadena vitivinícola", balbuceó Etchevehere.

En tanto, con un tono electoralista y confrontando directamente con el kirchnerismo, González Fraga aseguró que "hay elementos para pensar que pronto tendremos buenas noticias, pero para ello hay que enterrar los proyectos populistas".

Hace algunas semanas atrás un informe de la CAME afirmó que el escenario de rentabilidad es crítico en el caso de las uvas de mesa donde los productores reciben unos $ 8, mientras que en góndola el precio ronda los $ 80 por kilo (10 veces más).

"No se visualiza una recuperación del consumo que pueda reactivar a las economías regionales. Los precios de nuestros productos están completamente desacoplados frente a los altos índices de inflación vigentes", manifestaron desde CAME.

Por su parte, el titular de Coninagro, Carlos Iannizzotto, también estuvo en el desayuno de COVIAR. "Es necesario una autocrítica del sector. La vitivinicultura debe cuidar al consumidor y al ciudadano con una política colaborativa e integradora", sostuvo.

Los ex gobernadores de Mendoza, José Octavio Bordón, Rodolfo Gabrielli, Arturo Lafaya, Roberto Iglesias y Julio Cobos.

Un dato político no menor en medio de la creciente grieta que vive la Argentina es que en el evento en Mendoza se mostraron juntos los ex gobernadores provinciales José Bordón, Rodolfo Gabrielli, Arturo Lafalla, Roberto Iglesias y Julio Cobos.

Según datos de Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV) a los que accedió LPO, en 2018 el consumo interno de vinos registró un volumen cercano a los 8.385 millones de litros, una cifra 6% menor en relación a la de 2017.

Según datos de Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV) en 2018 el consumo interno de vinos registró un volumen cercano a los 8.385 millones de litros, una cifra 6% menor en relación a la de 2017.

En cuanto a la exportación, si bien el año pasado creció en volumen un 23,5% pasando de 2.232 millones de litros a 2.756 millones, la facturación del sector apenas subió un 1,5% al sumar u$s 822 millones versus u$s 809 millones en 2017.

Los productores vitivinícolas mendocinos nucleados en Federación Agraria Argentina (FAA) solicitaron al gobierno provincial que destine recursos para comprar uvas con el propósito de mejorar el precio de la cosecha por recolectar.

"Somos miles de familias que estamos atravesando momentos penosos. Hoy trabajamos a pérdida, muy por debajo de los costos de producción, por lo que si no interviene el Estado, desapareceremos", aseguró Carlos Achetoni, presidente de FAA.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
4
Lo único que se escucha desde Casa Rosada, es el motor del helicóptero. Cada día más fuerte.
3
si. estan mal pero estarian o estaran mucho peor con el kirchnerismo
2
Grande Mauricio en sólo 3 añitos volviste al 90% de la sociedad a la realidad !
1
Ja ja ja bodegueros del orto ahí tienen lo que ustedes votaron y querían ja ja ja el presidente les importa vino shilenooooo ja ja ja jodanse y ojala pierdan sus bodegas ja ja ja aprendan a votar hijos de puta