Elecciones 2019
Schiaretti recibe a Lavagna con el debate de la primaria sin resolver
El gobernador de Córdoba fue el más reticente a la candidatura del economista. Discuten si va a una interna con Urtubey y Massa.

Roberto Lavagna visitará este miércoles al gobernador de Córdoba Juan Schiaretti, la figura más fuerte del peronismo federal que hasta ahora había evitado encuentros con el economista y posible candidato presidencial.

La reunión se realizará en "El panal", como llaman a la moderna sede del gobierno de Córdoba. Fue gestionada por el senador Miguel Pichetto, el único precandidato del espacio recibido con Lavagna y dispuesto a dar un paso al costado si confirma su candidatura. El jefe del bloque de senadores peronistas habría acordado acompañarlo como candidato a vicepresidente.

Como explicó LPO, Schiaretti, que tomó la función de CEO del peronismo federal junto al senador de su provincia Carlos Caserio, tiene sus reparos con Lavagna por su cercanía a Techint, el gigante siderúrgico que aparece entre los más entusiastas con su proyecto presidencial. Aunque no es el único.

El dueño de Newsan apoya la candidatura de Lavagna

Schiaretti arrastra una vieja pelea con Paolo Rocca cuando intentó avanzar en la construcción de gasoductos en su provincia, con tubos sin costura comprados en China a mucho menor precio que los ofrecidos por la firma italo-argentina. Fue necesario un decreto presidencial para obligarlo a comprarlos en la planta de Campana.

En la reunión de este miércoles discutirán sobre la conveniencia de celebrar una interna con Juan Manuel Urtubey y Sergio Massa, los otros candidatos del PJ no kirchnerista que no se bajan de la pelea presidencial y el economista los quiere fuera de carrera para consagrarse como el único candidato de consenso de toda la oposición no vinculada a Cristina Kirchner. Pícaro, un operador cercano al ex ministro tentó a Massa este lunes con la fórmula Lavagna-Malena Galmarini. 

Fue el pedido que hizo en su primer entrevista del verano, cuando ni siquiera garantizó que pelearía contra Macri pero deslizó que no está dispuesto a participar de una primaria presidencial. Al cordobés no le parece pertinente jubilar a los dirigentes que pusieron el cuerpo por una alternativa que nunca terminó de tomar vuelo pero al menos estuvo vigente en la esfera del poder.

Pero como el tema es un parteaguas, Pichetto y los que trabajaron en la reunión de este martes, acordaron que lo mejor es que cada uno plantee su posición y no avanzar más allá, para no dañar un proyecto que todavía está en etapa exploratoria. No fue fácil sellar el encuentro. Como reveló LPO en su momento, Pichetto viajó hace más de una semana a Córdoba para reunirse con Schiaretti y hacer un primer ablande. Este lunes terminó de cerrar la reunión.

"Schiaretti cree que los candidatos tienen que competir en las PASO y Lavagna cree que tiene que haber un candidato por consenso. Pero los dos saben que tienen que dejar esas diferencias para el final, porque es necesario que lleguen juntos a junio. Asi que el objetivo está puesto en consolidar el espacio. Avanzar en la construcción, después se verá la forma", afirmaron a LPO fuentes al tanto del encuentro.

Tratarán así de demorar cualquier definición sobre este tema hasta que esté próxima la fecha de cierre de listas y cuando haya pasado el calendario electoral de las provincias con potenciales triunfos en fila del peronismo contra Cambiemos. El más esperado es el de Juan Schiaretti el 12 de mayo, ahora con más chances, gracias a que Macri y Marcos Peña decidieron partir a Cambiemos e ir a la elección con dos listas: Mario Negri y Ramón Mestre.

Lavagna confía en Lifschitz para ensayar un acercamiento al campo

Lavagna cree que Schiaretti va a ganar Córdoba sin dificultades y lo ve como una pieza clave en el armado de un frente con socialistas y radicales díscolos, alianza que de hecho ya concretó en su frente Hacemos por Córdoba. El ex ministro, agregaron las fuentes consultadas, cree que tanto Schiaretti como el socialista Miguel Lifschitz de Santa Fe  son claves para darle sustento a su proyecto presidencial.

Lavagna había pensado no visitar Córdoba hasta que pase la elección, pero entendiendo que no era bueno para el espacio seguir con esa tensión abierta, Pichetto logró que el cordobés se haga unos minutos para recibir a Lavagna, que ya recibió su primer afiche de campaña, con las medias y sandalias de aquella tarde de enero en la que recibió al senador en su casa de Cariló. 


Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
2
schiaretti= macri= mafia
1
"Pícaro, un operador cercano al ex ministro tentó a Massa este lunes con la fórmula Lavagna-Malena Galmarini"

Ni un nene se come semejante disparate, el vice va a ser Pichetto.

En fin, Schiaretti, honra la memoria del gallego, y apoya la unidad.