México
El líder de la UIA mexicana hace lobby por Techint para la megaobra de AMLO
Salazar Lomelín, CEO de Coca Cola Femsa, busca que Rocca se quede con la refinería Dos Bocas de Tabasco.

El canciller mexicano Marcelo Ebrard recibió a sus pares de Energía -Rocío Nahle-, Economía -Graciela Márquez Colín- y Trabajo -María Luisa Albores- esta semana en su despacho con el objeto de afinar los detalles para unos de los eventos más importantes del año: el US-México CEO Dialogue.

Como adelantó LPO en exclusiva, el evento que se realizará la semana próxima ya cuenta con la confirmación de la visita del CEO de BlackRock, Laurence D. Fink, que viene con la misión de acercar posiciones con Andrés Manuel López Obrador, después de haber promovido con fuerza en los mercados las reformas estructurales de Peña Nieto.

En la reunión se conversó de la agenda que se tendrá en Mérida. Donald Trump enviará a Wilbur Ross -para conversar sobre el TMEC con Márquez Colín- y a Rick Perry, que tendrá una esperada conversación con Nahle.

"¿Alguien se puede imaginar a Rocío hablando de integración energética con un funcionario como Perry?", era la pregunta con la que se ilusionan algunos empresarios, quienes desde luego no se quieren perder el evento.

Techint podría quedarse con la megaobra emblemática de López Obrador

Un tema que preocupa a los organizadores es el mega-apagón que ocurrió justamente en los estados del sudeste, y que Manuel Bartlett le atribuyó a un incendio en un campo para deshacerse de la maleza. "No podemos dejar la Ciudad sin luz justo con estos invitados", se habría comentado en la mesa de cancillería.

Pero otro de los temas que llamaron la atención en la agenda, es el espacial interés que le puso Carlos Salazar Lomelín en la participación activa de Guillermo Vogel en los principales paneles del evento. Salazar Lomelín es el histórico CEO de Coca Cola-Femsa y es la cabeza de los industriales mexicanos.

En tanto que Vogel es el vicepresidente del Consejo de Administración de Tenaris-Tamsa, la empresa más promisoria del Grupo Techint en México. Se trata, desde luego, de un hombre muy cercano a Paolo Rocca, que por estos días enfrenta múltiples causas por denuncias de corrupción en Argentina.

Techint es una de las cuatro elegidas por Rocío Nahle para participar de la construcción de la refinería de Dos Bocas, la obra emblemática de AMLO que supone una inversión de 8 mil millones de dólares, según los cálculos del presidente, aunque no demandaría menos de 10 mil millones. "Son los intereses empresariales de los regios", leyeron desde luego en el Gobierno.

La lectura es muy sencilla: Salazar Lomelín -ahora oficialista en la CCE, la UIA mexicana- encabezó durante muchos años la dirección de Femsa, una empresa marcadamente anti-AMLO. Techint tiene en Pesquería -municipio cercano a Monterrey- un enorme planta de Tenaris.

Pero Techint opera además junto a su socio Bechtel, una de las empresas más grandes de EEUU, que desde luego es impulsada por el US Chamber of Commerce. Son los grandes favoritos para quedarse con la refinería, pese a los casos de corrupción de Paolo Rocca, involucrado incluso con Odebrecht y Emilio Lozoya en el mega-gasoducto Los Ramones.

AmCham también promoverá a Kansas City Southern en el evento. Se trata de enorme empresa ferroviaria con el control de más de 5,000 kilómetros en el sur de EU y que se desplegó en los ´90 con la privatización de varias líneas. Ahora se despliega en el noreste y centro de México, moviendo cargas en los puertos de Lázaro Cárdenas y Tampico, entre otros.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.