EEUU
El gobernador de California se diferencia de Trump y visita Centroamérica
El demócrata Gavin Newsom habló de las playas de El Salvador e instó a los californianos a que visiten la región.

Mientras Donald Trump visitaba la frontera la semana pasada y amenazaba con cerrar los accesos si México no detenía el flujo de migrantes centroamericanos, esta semana el gobernador de California Gavin Newsom viajó a Centroamérica para, según dijo, examinar "las causas de raíz de la migración".

Se trata de una movida fascinante. Mientras la mayoría de los precandidatos presidenciales demócratas se niegan a tocar el tema de la migración, el recién electo gobernador del estado más rico y criticado por Donald Trump no sólo habla del asunto, sino que lo convierte en su primera gira internacional y lo pone al centro de su agenda de Gobierno.

"Mientras que la administración Trump demoniza a aquellos que huyen de la violencia de Centro América, California está comprometida en elevar a nuestras comunidades de migrantes y a entender las causas de raíz de la migración", explicó Newsom el mes pasado. "Quiero viajar a El Salvador para hablar con los líderes de la nación y activistas que profundicen los lazos entre nuestras familias y comunidades".

El martes en El Salvador, Newsom impulsó una nueva cara para el país centroamericano: paraíso turístico. Mientras que en EU la región es considerada como cuna de pandilleros y guerrilleros comunistas, el gobernador habló del potencial para el turismo de surf. "Claramente el turismo es una industria dominante en California", explicó. "Probablemente lo hacemos mejor que cualquier otro estado. Parece natural para nosotros apoyar de manera mutua en términos de lo que está pasando aquí abajo", agregó.

Newsom explicó que su visita a El Salvador hizo que le preocupara menos la situación de seguridad en el país y que podría empezar a recomendar que los californianos vayan a turistear para impulsar la economía de la región y así reducir el flujo de migrantes que buscan una mejor vida en EU. Su postura parece más en línea con el proyecto de impulsar la región que AMLO ha propuesto.

El gobernador, quien ganó su primer término el pasado mes de noviembre, se reunió con el presidente electo Nayib Bukele para discutir de surf y de fortalecer los lazos económicos entre California y el país centroamericano. "Tenemos las mejores playas para surfear del mundo y ellos tienen las segundas mejores", dijo Bukele. "Queremos trabajar juntos".

LPO habló con Jennifer Koh, profesora de la escuela de leyes de la Western State University de California y abogada especializada en temas migratorios, sobre la peculiar gira internacional de Newsom.

¿Qué tan benéfica puede ser una visita como la que hizo Newsom a Centro América? ¿Tiene algún sentido que un gobernador sin influencia en la legislación federal haga este tipo de viajes?

Hay cosas qué ganar. Un mayor entendimiento de la situación, profundizar relaciones con el liderazgo en esas naciones. Es un poco pronto para decir, que el gobernador muestre interés y alce la mano ya tiene un valor. Podría ser muy positivo. Podría también tener sentido en términos del futuro de su carrera política y demás.

Desde un punto de vista político, ¿tiene sentido que esta sea su primera visita internacional como gobernador? En la era Trump el tema migratorio se ha vuelto radiactivo. Los demócratas no se atreven a tocar temas que antes eran inofensivos, como la protección para los dreamers. Este es un asunto mucho más complejo y el gobernador parece no tener miedo de abordarlo de frente.

Es interesante. De entrada, los gobernadores no hacen viajes internacionales como éste. Los asuntos exteriores no son el trabajo de los Gobiernos estatales, sino responsabilidad del Gobierno Federal. Lo veo como un reto y un contraste a lo que Trump está haciendo. En muchos otros sentidos el Gobernador Newsom, a lo largo de su carrera, ha mostrado valores muy diferentes a los del presidente. Durante su campaña para gobernador se distinguió y distanció del Gobierno. Parece ser otra forma de decir "miren qué diferente soy del presidente de los EU". Creo que la gente está buscando por otras fuentes de liderazgo. Muchos estadounidenses no pueden aceptar a Trump como el líder de los Estados Unidos.

¿Cree que exista una crisis en la frontera con México?

Creo que la administración Trump ha creado una crisis en la frontera. No creo que exista una crisis en el sentido de migrantes entrando de Centro América, pero ha convencido al pueblo americano y a una audiencia global, de que existe una crisis. La crisis está en la manera en que el Gobierno de EU trata a la gente y crea violaciones a los derechos humanos en el camino. No tengo los números, pero de hecho la cantidad de personas entrando a EU es bastante bajo comparado con años anteriores. En el caso de Centro América hay factores específicos, como la violencia.

¿Qué pueden hacer los Gobiernos estatales, en este caso el de California, para lidiar con el tema desde un punto de vista humanitario?

Creo que hay cosas que ya están haciendo. California es un buen ejemplo de cómo contrarrestar los esfuerzos del Gobierno Federal. Por ejemplo, cosas como crear leyes que limiten qué tanta cooperación hay entre las policías estatales y locales con agencias como ICE o la Patrulla Fronteriza. Otros estados han incrementado esa colaboración. California ha financiado abogados migratorios, tanto para personas que ya estaban viviendo aquí como para aquellos que llegaron para pedir asilo. Es limitado lo que pueden hacer. No es una solución, pero sí hace la diferencia.

¿Es necesaria una reforma migratoria?

Sí. Llevó estudiando las leyes migratorias durante los últimos doce años, y las leyes que, a nivel Federal, ha aprobado el Congreso, están rotas de muchas maneras. Necesitamos un punto de arranque para reformar a nivel federal. No creo que vaya a pasar pronto, faltan por lo menos dos años para que tengamos una conversación migratoria seria. Pero incluso durante la administración Obama, no hubo reforma migratoria. Hubo muchos problemas.

¿Qué puede hacer el Gobierno de AMLO para apoyar a los inmigrantes de Centroamérica, sobre todo con un Gobierno supuestamente alineado a la izquierda?

Es una pregunta difícil. Mi impresión es que la administración Trump está ejerciendo mucha presión para que el Gobierno mexicano haga lo que quieren que haga. Que regresen a la gente, que apliquen medidas más agresivas contra los migrantes. Creo que se puede criticar la respuesta del Gobierno de México, pero hay que recordar que mucha gente está viniendo como refugiados y están huyendo de algo, así que regresarlos sin evaluar por qué vienen, parece ser el problema fundamental. Además -y este es un problema no sólo para México, sino para el resto del mundo- Trump es promoviendo una narrativa de división y aislamiento. Un mensaje de que para preservar la riqueza de las naciones tenemos que tener miedo de los refugiados y los migrantes y rechazarlos. Ese mensaje nacionalista está creciendo a lo largo del mundo. El reto para México es descifrar cómo aferrarse a sus propios valores y no permitir que ese mensaje de los EU permeé.

Esta semana el escándalo tras la salida de Kirstjen Nielsen fue que el presidente le estaba pidiendo que rompiera la ley. Demandó que detuvieran a refugiados y que implementarán la política de separar familias en la frontera. ¿Qué podemos esperar del próximo secretario de Seguridad Interior?

Creo que eso va a empeorar. Sus criticas contra Nielsen era que eran demasiado suave con los inmigrantes y que no hacía lo suficiente. Lamentablemente creo que viene un periodo en que las acciones del Gobierno contra los migrantes serán todavía más severas y crueles. Destruirán muchas vidas. Es probable que haya contrapesos por parte de las cortes, pero lo que él quiere es gente que esté dispuesta a desafiar a las cortes. Además, las ordenes de las cortes toman entre semanas y meses en ser decretadas. Mientras tanto las políticas que promulguen en lo que las cortes deciden estarán vigentes. Habrá más gente muriendo en los centros de detención y cuando seas retornados a sus países.

¿Hay alguna diferencia entre las políticas migratorias del exgobernador Jerry Brown y las del gobernador Newsom? ¿Están esperando algo en particular de esta administración?

Es muy pronto para saberlo. En muchos sentidos son similares, ambos del mismo partido. No he notado diferencias significativas. Me gustaría que Newsom continúe siendo un defensor fuerte de los migrantes, que siga financiando abogados para los migrantes. Tener un abogado hace una diferencia tremenda para la gente. Nos gustaría seguir viendo que ese apoyo crezca para las poblaciones en riesgo. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.