Comercio exterior
Análisis: el acuerdo Mercosur-UE exige a la Argentina a ordenar sus finanzas
Advierten que una vez que entre a regir el acuerdo, el Estado deberá poder competir en prestaciones con Europa y no podrá volver al atraso cambiario.

El mercado bursátil reaccionó favorablemente al anuncio del Acuerdo entre el Mercosur y la Unión Europea, otro tanto sucedió en el mercado de bonos, pero más allá del efecto de corto plazo, lo cierto es que pueden pasar más de diez años para que entre en plena vigencia. Sin embargo, el análisis de mediano plazo ya deja ver quiénes serán los principales beneficiarios en materia financiera y quiénes quedarán rezagados. Y Argentina tiene sus propias dificultades macroeconómicas y estructurales para poder sacarle el máximo provecho a un tratado semejante.

Según señaló Samar Maziad, el analista y vicepresidente de la calificadora de riesgo Moody's,"El acuerdo de libre comercio entre la Unión Europea y el Mercosur es un acontecimiento positivo en términos crediticios, cuyos beneficios probablemente se materializarán en el mediano plazo. Una mayor integración comercial dará impulso a las exportaciones, respaldará inversiones y la transferencia de tecnología, y contribuirá a una mayor competitividad en los países del Mercosur".

En Wall Street coincidieron en que los efectos de este acuerdo se harán sentir en el mediano plazo y por lo tanto, el mercado de acciones y bonos no lo puede incorporar en sus precios en el corto plazo. Así lo aseguró un importante analista a LPO. Principalmente porque primero deberá ser refrendado por todos los Parlamentos de los países involucrados y, por ejemplo, el francés Emmanuel Macron ya adelantó que pretendía auditar el Acuerdo punto por punto. En este sentido, ni siquiera puede darse estimarse el momento en el que entrará en vigencia, incluso si el ministro Dante Sica estipuló que "a más tardar", será en 2022.

Para el analista consultado tampoco es claro que mayor comercio exterior vaya a mejorar la disponiblidad de divisas con la que darle sostenibilidad a la deuda argentina "Exportar más implica importar más. Y viceversa. No vas a generar más dólares por abrirte. Pero sí es mejor para el crecimiento y por ende para lo fiscal. Pero de vuelta, es muy mediano plazo, y hoy imposible de cuantificar ese efecto", aseguró a LPO.

 Y segundo, porque aún no se conoce la letra chica de lo firmado entre los representantes del Mercosur y el equipo de Jean-Claude Juncker más allá de lo que el mismo presidente de la Comisión Europea publicó este lunes. Este primer adelanto, muestra que el Acuerdo obliga a toda la región a mejoras institucionales para el cumplimiento de criterios de sostenibilidad ambiental, respeto de derechos de autor y defensa de las pymes, entre otras.  

De todas formas y en líneas generales, Maziad estimó que el impacto en la región no será parejo: "Uruguay y Paraguay serán los más beneficiados del acuerdo, dado que son economías abiertas y pequeñas. En el caso de Brasil y Argentina, las economías más grandes del Mercosur, prevemos que los beneficios económicos serán importantes pero proporcionalmente menores y que las perspectivas macroeconómicas seguirán estando dominadas por acontecimientos domésticos".

'En el caso de Brasil y Argentina, prevemos que los beneficios económicos serán importantes pero proporcionalmente menores y que las perspectivas macroeconómicas seguirán estando dominadas por acontecimientos domésticos', aseguraron en Moody's.

De momento, una economía como la argentina tiene limitaciones extendidas para la competitividad en materia de tasas de interés, infraestructura y costos de logística, entre muchos otros. No en vano, la Unión industrial Argentina (UIA) viene señalando que la industria nacional es competitiva "puertas adentro", pero no cuando se le suman los costos de transporte y, en particular los impuestos y tasas. Por eso, desde la UIA señalaron este sábado que quisieron ser parte de la negociación con la Unión Europea, pero que el Gobierno los excluyó.

La competitividad puertas afuera

Las advertencias del economista y candidato a senador Martín Lousteau respecto de la ineficiencia del Estado argentino van en el mismo sentido. El último jueves en el 7º Latin Economic Forum comparó al costo de sostener al Estado -en relación con sus contraprestaciones- y el costo de financiar su déficit con un insumo caro y de mala calidad que "nos deja fuera, no nos deja competir".

"El problema es que la Argentina tiene déficit a pesar de que le demos más plata al Estado. El Estado argentino tiene tres veces más plata por cada uno de nosotros que hace 25 años ajustada por inflación. No nos da más bienes y servicios, no nos da más cosas e igual tiene déficit", aseguró Lousteau.

En este punto, el economista y director de la consultora Eco Go, Martín Vathier, coincidió en que para que el tratado con la Unión Europea sea provechoso para el país en términos netos, será necesario un ordenamiento macroeconómico de largo plazo que permita reducir el costo fiscal para la producción, abordar un agenda de competitividad estructural que lleva años postergada y no volver a recurrir al atraso cambiario. Aunque aclaró que hasta tanto no sea pública la letra chica, es apresurado hacer un análisis pormenorizado.

"Durante estos plazos en los que se vaya dando la apertura, la Argentina va a tener que avanzar en competitividad no solo en el mercado interno, sino en el regional. Por ejemplo, el aceite de oliva argentino que hoy se vende en Brasil va a tener que competir con el europeo. Entonces no quedan excusas, porque si no se avanza en la competitividad y eficiencia del Estado, van a ser pocos los sectores que puedan competir. Eso va a impactar sobre el empleo más allá de que obviamente habrá sectores en los que el desempleo va a aumentar, pero no será suficiente el empleo creado en otros sectores para compensar", dijo Vauthier a LPO.

'Si no se avanza en la competitividad y eficiencia del Estado, no será suficiente el empleo creado en otros sectores para compensar', dijo Vauthier a LPO.

"Por eso me parece que el Estado y la Argentina en su conjunto van a tener que trabajar en cuestiones de competitividad estructural que no se han trabajado en las últimas décadas: infraestructura, costo de logística, costos laborales y la presión tributaria sobre los sectores formales, la estructura tributaria y el costo financiero, porque con estos niveles de tasas de interés en dólares y en pesos ninguna empresa puede usar crédito para financiar inversiones. Hay mucho para avanzar. Este acuerdo debería obligar a la Argentina para discutir estas cuestiones tan postergadas. Va a ser la única forma de que el empleo que se cree en los sectores beneficiados por el Acuerdo supere en términos netos los que se pierdan en los sectores desfavorecidos. Esto por el lado de la competividad que no está asociada a los precios", agregó.

"Por el otro lado, también está la cuestión del tipo de cambio. La Argentina ha recurrido una y otra vez, ya sea en época de elecciones o mientras el resto del mundo lo financie, al atraso cambiario. En un contexto en el que se remuevan aranceles y haya más apertura económica, volver a un dólar barato va a tener muchos más costos. Por eso me parece que va a haber incentivos para que no se vuelvan a repetir estos episodios de atraso", concluyó.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
11
Volvimos a ser colonia, y Inútil feliz y contento, les depósito 200 millones de dólares a cada uno de sus hijos que viven en Europa para que se queden cuidandole el palacio madrileño.
10
El acuerdo. no va a ser quien le imponga a la argentina. o rdenar sus finanzas .....va a ser el nuevo director del fmi ........ahora si que se acabo la joda que habia con lagarde....el nuevo presidente electo argentino , sea quien sea l va a tener que eliminar a la mitad de los empleados publicos ....tal vez incluso reducir jubilaciones ....y y dedicar los agrodolares al pago total de la deuda.......( olvidarse de importacion de insumos). de no hacerlo. sera el default ......y esta vez sera default sin el "boom " de las commodities( lease precio de la soja). como sucedio durante el kirchnerismo.......ni quiero imaginar lo que seria un default....aunque la idea de zimbawe esta presente
9
Columba. tal vez sea asi....pero parece que para las paso. puede surtir efecto positivo para macri
8
Ordenar las finanzas significa. , en el caso argentino , dedicar practicamente todos los agrodolares al pago de la deuda externa ........y pagar importaciones de insumos? olvidate. por muchos anos .........si, habra mucho hambre y miseria , desempleo. pobreza etc .....pero la clase politica sobrevivira. y muy bien ....y para el resto siempre habra "fulbo". .......es el triste destino de un pais corrupto. ......
7
Q acuerdo? Tal cosa en este momento NO EXISTE., salvo en la agenda electoral de Cambiemos q no tiene NADA mas para mostrar.
6
Que acuerdo?
5
Esto es justamente lo que necesitamos. Que nos obliguen de afuera a hacer las cosas como se deben hacer. Como somos una sociedad un poco subdesarrollada no hacemos mas que buscar ventajitas que nos terminan hundiendo. Le pueden preguntar a Massa de que se trata, entiende bien el tema cuando se trata de política.
4
Como era de suponer, este acuerdo nunca superará la instancia de un mero efecto de marketing; la industria argentina lo agradece.
3
lo único que puede salvar al país de lo que se viene es que gane cristina las elecciones y dotar al país de calidad institucional. si no, pobre mi argentina. #volveremos
2
El estúpido se chocó de frente con un acuerdo que se viene negociando hace 20 años y ni sabe de qué se trata .. pero claro, como la denominación "unión europea" queda moderna y progresista trata de capitalizarlo políticamente