El Gobierno denunció en EEUU la venta "fraudulenta" de las acciones de YPF
Los abogados que defienden al país en el juicio contra el fondo buitre Burford plantearon que el traspaso del año 2008 fue nulo.

El Gobierno denunció ante la Justicia de los Estados Unidos por "fraudulenta" la venta del 25% de las acciones de la petrolera YPF concretada durante el Gobierno de Cristina Kirchner, en el marco del juicio iniciado por un fondo buitre que pretende cobrar US$ 3.000 millones por la "expropiación" de la principal compañía argentina.

El estudio que defiende a la Argentina denunció que la entonces jefa de Estado permitió la firma de "acuerdos falsos", por lo que consideró que un fondo buitre "carece de derechos a cobrar indemnización alguna".

El Gobierno sostuvo que la compra del 25% de las acciones de YPF-Repsol por parte del Grupo Petersen en el 2008 se hizo "bajo un procedimiento fraudulento" y "sin poner un peso".

El escrito fue presentado el lunes por la noche ante la jueza de Nueva York Loretta Preska, confirmaron fuentes oficiales. Allí, la administración de Mauricio Macri sostuvo que la operación fue de "legalidad nula".

La presentación incluye la versión taquigráfica de un discurso del ex ministro de Economía y actual precandidato a gobernador bonaerense, Axel Kicillof, en el cual sostiene que no se iban a "respetar los estatutos de YPF ante los reclamos de los accionistas", y que es uno de los ejes del debate judicial.

La Corte Suprema de EEUU falló contra la Argentina en el caso YPF

Los abogados de la Argentina sentaron posición ante la audiencia de este jueves en que se verán, por primera vez, con los demandantes del fondo buitre Burford. Como suele hacer, ese fondo compró el "derecho de litigio" de las empresas Petersen Energía y Petersen Inversora, creadas en España.

Voceros del grupo Petersen dijeron que el grupo "no tiene nada que ver con el juicio en Nueva York y aclararon que el derecho de litigio "lo vendió un síndico español a Burford".

En cuanto a la adquisición de las acciones en el 2008, los voceros de la empresa argentina aseguraron que "la compra fue aprobada por la bolsa de España y varios organismos internacionales".

Si bien la disputa clave se ventila en Estados Unidos, en la Argentina el juez federal Ariel Lijo espera el resultado de un peritaje para decidir si esa compra de acciones del 2008 fue ilegal en una causa iniciada por una denuncia de la diputada de Cambiemos Elisa Carrió.

En la audiencia en Nueva York se espera que Burford pida el "juicio sumario", con el argumento de que se trata de "cosa juzgada" y decidir la cuantificación de los daños y los montos a pagar por la Argentina.

El Gobierno argentino, en cambio, buscará ir ya a juicio para debatir el fondo del conflicto y por eso denunció la compra "fraudulenta".

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
2
Que vayan tambien a la justicia australiana. Siempre se hablo en " argentinizacion de ypf" cuando en realidad petersen argentina era propiedad de petersen espania, que habia sido creada para que los eske-nazis pudieran dacar un "prestamo" del consorcio europeo entre repsol y los bancos. Entonces se hizo una espaniolizacion de ypf. Pero con esa mascara espaniola no era suficiente y entonces se creo petersen australia que era duenio a su vez de petersen espania. Una mascara atras de otra, para ocultar que? El verdadero propietario de las acciones
1
como quieren meter a CFK en esto, en esa epoca era Repsol la dueña de las acciones de YPF recien de 2012 se expropio... son tan bajas las operaciones macristas y los medios apelan nuevamente al periodismo de guerra?, basta de periodismo barato, se juegan el futuro de mucha gente, podrían ser un poco menos mercenarios y mas periodistas