Elecciones 2019
Zamora, el único gobernador que logró imponer la boleta corta
El santiagueño arrasó con el 56 por ciento. Weretilneck hizo una buena elección y será senador. Fuertes derrotas de Schiaretti, Gutiérrez, Rovira, Melella y Arcioni.

Gerardo Zamora volvió a demostrar que es imbatible en Santiago del Estero. El gobernador le aportó a Alberto Fernández el mayor porcentaje del país (75,66 por ciento logró la fórmula presidencial) y además fue el único mandatario que logró imponer la boleta corta, ganando en las categorías senadores y diputados.

La lista del Frente Cívico se impuso claramente con el 56 por ciento de los votos y de repetirse los resultados en octubre Zamora ubicaría a los dos senadores por la mayoría (su esposa Claudia Ledesma y el vice José Neder) y tres diputados nacionales. Además, el Frente de Todos (que sacó 20 por ciento en las categorías legislativas) metería el senador por la minoría y el restante diputado. 

Para Zamora esto último no sería un problema porque todos les responden. El gobernador armó las listas de los dos espacios para asegurarse el senador por la minoría (también lo había hecho en 2013) y evitar que Cambiemos le pelee el cuarto diputado. Con este panorama, el santiagueño tendría desde diciembre el monopolio de la representación de su provincia en el Congreso: los 3 senadores y los 7 diputados serían zamoristas.

Los números del Frente Cívico revelan un éxito total del corte de boleta, empujado por un trabajo territorial muy fuerte de reparto de las papeletas. Tras el cierre de listas Zamora había amagado con intentar que la justicia lo avale como colectora de Alberto, pero nunca avanzó ante la posibilidad concreta de lograr los resultados que consiguió el domingo.

Alberto Fernández superó a Macri por casi quince puntos y es un virtual presidente electo

El éxito de la boleta corta del santiagueño no tuvo correlato en el resto de las provincias donde los gobernadores apostaron a un estrategia muy arriesgada en el contexto de una fuerte polarización nacional. El único que salvó la ropa fue el rionegrino Alberto Weretilneck, que tuvo un aporte clave del Gobierno nacional.

El gobernador de Río Negro quedó segundo en la categoría Senadores y en octubre obtendrá una banca en la Cámara baja ya que Juntos por el Cambio retiró ese tramo de su boleta en una jugada de Pichetto para conseguir el apoyo de Weretilneck. Sin competencia, el asiento por la minoría está asegurado.

Sin embargo, los números finales de Weretilneck fueron más bajos de los esperados. El gobernador obtuvo el 29,52 por ciento y quedó a 15 puntos de la lista kirchnerista. Lejos quedó del 53 por ciento que obtuvo su elegida Arabela Carreras en la elección provincial y también del 40 por ciento que le otorgaban las encuestas. El corte masivo no se produjo y el Frente de Todos tuvo una diferencia de 10 puntos entre la boleta de presidente y las de legisladores, un número menor al imaginado en el oficialismo local.

Schiaretti pidió que le "manden ya" tres millones de boletas de Alberto

El resto de los gobernadores que apostaron a la "neutralidad" nacional tuvieron un domingo amargo. En Córdoba, Neuquén, Chubut, Misiones y Tierra del Fuego las boletas cortas no funcionaron y la disputa nacional arrastró a los oficialismos provinciales a lejanos terceros lugares.

En el caso de Córdoba, la lista de Juan Schiaretti sumó el 16,76 por ciento de los votos y quedó en tercer lugar, a 7 del kirchnerismo y 25 de Cambiemos. "Las verdaderas aspiraciones de Schiaretti con la boleta corta creo que están satisfechas. Ellos ponían en juego dos bancas, con este resultado se asegurarían una y están muy cerca de llegar a la segunda", analizó en diálogo con LPO el analista Cristian Buttié, que el mes pasado difundió una encuesta con números que anticiparon con bastante precisión el resultado definitivo.

El peor panorama para los gobernadores que apostaron a la boleta corta lo tienen Omar Gutiérrez, Mariano Arcioni y Gustavo Melella, que quedaron muy cerca de no poder meter ningún representante en el Congreso

"Es verdad que quedaron muy lejos si se compara con la elección de mayo de Schiaretti, aunque hay que entender que son elecciones distintas", agregó el director de CB Consultora. Buttié también analizó el impacto de la presencia de una lista propia del oficialismo cordobés en el kirchnerismo y Cambiemos: "Juntos por el Cambio y el Frente de Todos perdieron 7 puntos, Consenso Federal 2. Significa que Schiaretti le sacó votos en proporciones similares. No hubo una merma de uno otro sector en demasía".

El peor panorama para los gobernadores que apostaron a la boleta corta lo tienen Omar Gutiérrez (Neuquén), Mariano Arcioni (Chubut) y el electo Gustavo Melella (Tierra del Fuego), que quedaron muy cerca de no poder meter ningún representante en el Congreso.

En Neuquén el MPN tuvo una elección muy mala y quedó tercero, con chances concretas de perder las dos bancas del Senado. En esa categoría el kirchnerismo se impuso con casi el 35 por ciento (poco menos de diez puntos menos que en la categoría presidente) contra casi 24 por ciento de Juntos por el Cambio, que de repetirse resultados se quedaría con la banca por la minoría. A ese lugar apostaba el petrolero Guillermo Pereyra, que quedó tercero con el 20,40 por ciento, contando los votos de su competencia en la interna del MPN. Sin ese aporte, el senador deberá remontar casi seis puntos para superar a Horacio "Pechi" y renovar su banca. En Diputados, el tercer lugar lo deja sin chances de conseguir un asiento.

En Chubut, el oficialismo hizo una muy mala elección y apenas superó el 11 por ciento con sus dos listas. Afectado por una feroz crisis económica que se desató después de que logró su reelección en junio (con casi el 40por ciento de los votos), Arcioni ni siquiera logró que su boleta gane la primaria. El Frente de Todos se impuso con el 41,21% y las dos listas de Juntos por el Cambio sumaron 22,58%.

Tampoco tuvo éxito la lista corta de Melella en Tierra del Fuego. La fuerza del gobernador quedó tercera en senadores y diputados (con 12,5 y 13 puntos respectivamente), y no lograría tener representantes en el Congreso de repetirse los resultados. De cara a octubre, debería recortar 5 puntos respecto a Juntos por el Cambio para lograr una banca en la cámara alta y 3 para la cámara baja.

Finalmente, en Misiones el Frente Renovador de la Concordia quedó tercero y apenas lograría renovar una de las tres bancas que ponía en juego para diputados. La fuerza que lidera Carlos Rovira coqueteó con el kirchnerismo para alcanzar un acuerdo pero las exigencias desde Buenos Aires los hicieron apostar por la boleta corta y una extraña jugada judicial para que todos los presidenciales vayan con la boleta dividida. El revés de la CNE complicó los planes y el rovirismo apenas retuvo el 23 por ciento de los más de 70 puntos que logró en la elección provincial. El kirchnerismo (que sufrió un corte de 20 puntos) se quedaría con dos bancas y Juntos por el Cambio la restante.


Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
1
Zamora no fue con boleta corta, fue adosado por una maniobra a la boleta del Frente de Todos.