Reforma Consitucional
El socialismo resistió la embestida y aprovechó la interna del PJ para trabar la Reforma Constitucional
Los senadores justicialistas se le rebelaron a Perotti, furiosos por no haber sido consultados sobre el proyecto de reforma. El armado del gabinete detrás de la pelea.

 Los diputados del peronismo no pudieron reunir la mayoría especial para avanzar en la Reforma Constitucional después de semanas de negociaciones que amenazaban con quebrar al Frente Progresista y el anteproyecto continuará en cajones.

El clima de este jueves en la Legislatura fue un infierno, con reuniones a contrarreloj, el justicialismo operaba para logró aunar las 34 voluntades necesarias, entre propios y extraños, para bajar el proyecto al recinto.

Condicionada por el áspero clima de transición entre Perotti y Lifschitz, la posibilidad de tratarlo en la última sesión ordinaria naufragó.

 [Aliados al socialismo empujan la Reforma Constitucional que quiere Perotti]

Es que la fortaleza del Frente Progresista para resistir las intenciones reformistas del peronismo contó con un sorpresivo aliado, los senadores justicialistas que manifestaron su disconformidad ante los anhelos de sus colegas en la Cámara Baja.

Fue Armando "Pipi" Traferri, el hombre fuerte del departamento San Lorenzo, quien puso el grito en el cielo ante la prensa: "es una falta de respeto hacia el Senado y hacia nosotros como justicialistas que se esté tratando este tema y no seamos informados ni nos hablen", disparó enojado.

"No nos parece que sea la forma de llevar las cosas adelante", agregó Traferri. Horas antes, el Senador Alcides Calvo, del riñón de Omar Perotti, también había reconocido no formar parte de la discusión legislativa sobre el asunto.

[Perotti y Traferri pelean por el liderazgo del próximo Senado]

Los legisladores frentistas, luego de una dura puja con los socios radicales, mostraron la foto de unidad política anhelada luego de las elecciones: dejaron sin caudal de votos al peronismo y desnudaron la interna. Incluso, desactivaron las negociaciones que por lo bajo llevaban adelante dirigentes de la UCR con posibilidad de ingresar correligionarios a organismos de control en el gobierno de Perotti.

Caída la posibilidad reformista y como respuesta, el diputado Roberto Mirabella, tensionó más la transición y le solicitó a Lifschitz que se abstuviera de enviar los pliegos para ocupar los cargos vacantes en la Defensoría del Pueblo y en el Ente Regulador de Servicios Sanitarios, bajo la sospecha de ser reservados para hombres cercanos a la gestión.

Reunión del bloque de diputados del PJ que le reclaman a Lifschitz se abstenga de enviar pliegos con nombramiento en puestos de control

La sorpresa fue mayor cuando se conoció que la postulación del radical Jorge Henn para el cargo de Defensor del Pueblo de la zona norte fue impulsada por el gobernador socialista a través del senador Traferri. La solicitud lleva su firma.

El senador es el principal referente de Nuevo Espacio Santafesino, el sector al que pertenece la vice de Perotti, Alejandra Rodenas que hace varias semanas que no habla con el rafaelino, comentan en los pasillos de la Legislatura.

En el fondo, lo que está en disputa entre Traferri y el gobernador electo es el armado del gabinete donde la gente de NES no tendría un lugar preponderante, se queja el sanlorencino y acusa a Perotti de faltar a los compromisos asumidos durante la campaña.

 Es una falta de respeto hacia el Senado y hacia nosotros como justicialistas que se esté tratando este tema y no seamos informados ni nos hablen

Según pudo saber LPO, el equipo que presentará el nuevo gobernador estaría integrado por Rubén Michlig en Gobierno, Walter Agosto en la cartera de Economía, Claudia Giaccone en Cultura y Marcelo Saín en Seguridad, quien contaría con el aval del equipo de Alberto Fernández.

Además, para Justicia se barajan dos nombres; el de Marcelo Terencio y el de Gabriel Somaglia, mientras que para Salud estaría definido Carlos Parola y el concejal de Rosario, Roberto Sukerman, para el Ministerio de Trabajo aunque los gremios insisten en la posibilidad de nombrar un hombre de la CGT que sería el abogado de la UOM, Pablo Cerra.

Para Desarrollo Social iría el ex senador Danilo Capitani, quien fue candidato a vice en la interna acompañando la fórmula de María Eugenia Bielsa y para educación se barajan los nombres de Carola Nin o de la diputada Silvina Frana aunque según pudo saber LPO, esta última habría declinado la invitación y Nin podría ir a Buenos Aires a Vivienda junto a Bielsa.

Como sea, Lifschitz enterado de las tensiones que se abrieron hacia adentro del peronismo, no dudó en echarle una mano a Traferri recordando que fue el hombre de diálogo permanente con el ex gobernador Antonio Bonfatti y quien le garantizó al socialismo buena parte de la gobernabilidad durante todos estos años.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.