España
La huella de Bannon tras el histórico triunfo de Vox en España
El artífice electoral de Trump sostuvo varios encuentros con la ultraderecha española y las estrategias de Cambridge Analytica aparecen en la campaña del partido de Santiago Abascal.

Después de la jornada inesperada que tuvo el partido de la ultraderecha española Vox en las elecciones del domingo, no pocos voltearon a ver al mítico Steve Bannon, uno de los artífices del triunfo de Donald Trump en la elección de 2016, y ahora evangelizador del movimiento nacionalista en Europa.

Bannon se ha acercado a líderes como Salvini en Italia, Le Pen en Francia, y Boris Johnson en Reino Unido para impulsar una agenda en oposición a la Unión Europea y lo que él llama los intereses de Angela Merkel y Macron.

En marzo pasado Bannon concedió una entrevista a El País en donde habló de su visión del movimiento nacionalista europeo. En aquel momento, el cofundador del portal Breitbart identificó al italiano Matteo Salvini y el primer ministro húngaro Viktor Orbán como "los dos políticos más importantes de Europa" y los "líderes ideológicos" del movimiento nacional-populista europeo.

Llama la atención que en la entrevista de hace ocho meses el ex estratega de Donald Trump sugiere al paso que, para las elecciones de noviembre, Vox podría "llegar al 15% y eso generaría una onda expansiva en Europa. ¡Un partido que sale de la nada!".

Ayer Vox cerró la jornada con un histórico 15.1% de las preferencias.

Spot de Vox "Hacer a España grande otra vez", similar al eterno slogan de campaña de Trump "Make America Great Again.

Se entiende que muchos miren a Bannon. La campaña de Vox es muy similar a la que hizo Trump en 2016. Manejo de redes a través de cuentas falsas y la difusión de noticias falsas para motivar el voto del miedo. Se trata de la misma estrategia que se vio en EU y antes en la campaña del Brexit en Reino Unido.

El sitio de verificación "maldito bulo" contabilizó 64 noticias falsas en torno a las elecciones del 10 de noviembre. La mayoría de las notas falsas alertan de supuestas estrategias de fraude electoral cometidas por el gobierno de Pedro Sánchez, miembros del PSOE, Ciudadanos, y Unidas Podemos.

Uno de los mensajes difundidos por WhatsApp, por ejemplo, alerta que el PP lanzó una campaña de mensajes financiada por el magnate George Soros. "Tal felonía supone una intromisión en la política interior española. Es preciso alzarse contra esa injerencia y defender la independencia, dignidad y libertad de todos los españoles ante tal agresión".

Curiosamente el mensaje hace una invitación al final: "Por todo ello, por España para que siga siendo dueña de su destino yo os pido el voto para VOX".

La ultraderecha es la gran ganadora de las elecciones en España y el PSOE retrocede

Otra imagen advierte que Sánchez nombró por decreto a los vocales de la junta electoral. "Del Chavismo al Sanchismo pasando por Soros". Igual que en las teorías de la conspiración de la ultraderecha nacionalista estadounidense, George Soros es el villano más común y Sánchez un simple títere de los globalistas.

El partido liderado por el diputado Santiago Abascal conquistó 53 escaños en Diputados, más del doble de los que tenía, y se convierte así en la tercera fuerza política del país. Durante su conversación con El País, el periodista Daniel Verdú le dice a Bannon que Vox no es un partido bien organizado, Vox no es la Liga.

"Como el M5S", responde Bannon. "Lo que me gusta de ellos es que son políticos ciudadanos, como Vox. Yo no estoy de acuerdo con Alexandria Ocasio-Cortez, pero hoy es la rockstar número uno de la política estadounidense. Ahora es tan fuerte como Nancy Pelosi, pero hace justo un año era camarera y cerraba el turno de noche. Hoy come en la misma mesa que Trump y Pelosi. Y estamos hablando de la nación más poderosa del mundo. De modo que todas las apuestas están abiertas y con Vox puede pasar igual. La política moderna mezclada con las redes sociales y con un mensaje adecuado te lo proporciona".

En 2018 Bannon se reunió con Rafael Bardají, hombre cercano a José María Aznar y que en aquella administración sirvió de puente con el gobierno de George W. Bush. Bardají ha sido identificado como uno de los operadores de alto nivel de Vox. Bardají estaría en contacto también con el ex asesor de seguridad nacional de Trump, John Bolton, con quien habría colaborado cuando éste era embajador ante la ONU con Bush; y con Jared Kushner, yerno y el asesor más cercano a Trump.

En una entrevista con El Periódico, Bardají describió la estrategia de discurso inspirada en Donald Trump y que Vox adoptó.

"Karl Rove me decía que en Europa nos equivocamos, que entendemos la política como un teatro. Lo que hicieron ellos, y Trump ha llevado al extremo, es coger temas que sean como polos, como imanes, asuntos que movilizan a grupos distintos de electores".

Pedro Sánchez acuerda que Pablo Iglesias sea vicepresidente de Gobierno

En el caso de Trump estos temas serían los migrantes de Latinoamérica, el muro, el derecho a portar armas, la llamada agenda de género, entre otros.

"Luego los ordenan y los ponen en relación entre ellos. Es un poco lo que hemos hecho en Vox: coger como imanes la defensa de la caza, de los toros, de la Semana Santa, de las fuerzas de seguridad. Las nuevas tecnologías y las redes sociales te permiten luego conectar, unir a esa gente movilizada por uno de esos imanes".

En su conversación con El País, Bannon enfatizó que él no maneja una consultoría política y que se limita a fortalecer el mensaje populista de los políticos que le interesan.

Pero basta recordar las historias de la consultora Cambridge Analytica, cofundada por Bannon y la millonaria familia Mercer, que impulsó cientos de fake news, sobre todo en Facebook, durante numerosos procesos electorales en todo el mundo.

En España la estrategia que más utilizaron para impulsar el voto nacionalista fue la misma que en EU: alimentar el espíritu anti migratorio. Una de las fake news más emblemáticas del proceso electoral español fue la de la violación de una niña catalana en la ciudad de Manresa a manos de seis adolescentes de origen africano.

Según denunció el sitio maldito bulo, los acusados del crimen en realidad son tres españoles, tres cubanos, y un argentino. Todos mayores de edad.

En su momento, Vox utilizó el crimen de Manresa para acusar a los partidos progresistas de hipocresía. El argumento era que cuando ocurrió el caso de la manada en 2016, las feministas y miembros de movimientos políticos como Podemos exigieron condenas ejemplares para los jóvenes españoles acusados de violación. Y ahora se negaban a exigir mayores restricciones contra los migrantes de origen africano.

En aquel momento único diputado catalán de Vox, Ignacio Garriga, incluso protestó afuera de la corte donde los acusados estaban siendo procesados, exigiendo que fueran acusados por violación y no por abuso sexual.

Abascal lanzó varios mensajes alimentando el furor anti migrante. En uno acusó a dos "menas", acrónimo de menor extranjero no acompañado, de violar a una mujer. "En 3 meses estarán en la calle otra vez", denunció el líder y candidato presidencial. También aseguró que 69% de los grupos de violadores eran extranjeros, una cifra que no está basada en ningún dato oficial.

Pedro Sánchez en su cierre de campaña

Es imposible no hacer la conexión entre Trump y Abascal una vez que se les escucha hablar. Esa tarde en junio de 2015 cuando Trump bajó de las escaleras doradas de la Trump Tower y anunció su candidatura marcó el debate migratorio durante los siguientes cuatro años.

"Están trayendo drogas. Están trayendo crimen. Son violadores", dijo el hoy presidente sobre los migrantes mexicanos.

Una vez en el poder Trump cumplió su palabra. Primero retiró las protecciones a los llamados dreamers, jóvenes indocumentados que llegaron a EU cuando eran niños y que en muchos casos ni siquiera hablan español. Después detuvo a miles de niños migrantes, los separó de sus familiares y acompañantes y los metió en centros de detención en condiciones inhumanas.

Abascal ya dijo que su intención es expulsar a los menores migrantes no acompañados, aunque aclaró que su cruzada no es contra la migración legal, igual que lo ha hecho Trump en repetidas ocasiones.

"Los menores extranjeros lo que hay que hacer es expulsarlos, y hablar con los países de procedencia para que sean expulsados", aseguró en entrevista con el programa El Hormiguero. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
1
Vaya pandilla de zurditos progres los que escriben estas notas.