Senado
Ramos Padilla pide ser juez electoral y abre una interna en el kirchnerismo
Algunos operadores prefieren a Laureano Durán, el elegido de Macri. Las otras vacantes de la justicia que hay en juego.

Con una mayoría sólida en el Senado, Alberto Fernández podrá definir el destino de los pliegos judiciales congelados y controlar a gusto las ternas que le lleguen del Consejo de la Magistratura. 

Un beneficio que no tuvo Macri, pese a la buena disposición de Rodolfo Urtubey, al frente de la Comisión de Acuerdos durante todo su mandato. Más de una vez se cruzó con sus pares peronistas por apurar pliegos que no habían revisado en detallen y este año intentó despachar más de 60 dictámenes antes del cierre de listas, pero lo frenaron.   

Los operadores judiciales del kirchnerismo ya empezaron a chequear legajos y uno de los más relevantes es el del juzgado federal de primera instancia de La Plata, a cargo de supervisar las elecciones de la provincia de Buenos Aires, nada menos que el 40% del padrón.

El concurso lo ganó Alejo Ramos Padilla, el juez federal de Dolores que cobró fama con la investigación sobre espionaje ilegal que dejó tras las rejas al abogado Marcelo D'Alessio y aún tiene con indagatoria pendiente al fiscal Carlos Stornelli.

 Ramos Padilla ganó el concurso para ser juez en La Plata pero Macri envió el pliego de Durán, a quien algunos kirchneristas imaginan mucho más dócil. 

Esa causa puso en riesgo su cargo en el tribunal bonaerense: en junio, Mauricio Macri envió al Senado el pliego de Laureano Durán, pese a que salió tercero en el concurso del Consejo de la Magistratura.

Durán es un viejo conocido del kirchnerismo. En 2015 ocupó ese juzgado como subrogante del fallecido Humberto Manuel Blanco, pero luego fue desplazado y continuó su carrera judicial en su ciudad natal.

Según supo LPO, entre los escasos contactos que mantuvo con los operadores judiciales del kirchnerismo, Ramos Padilla fue cauto. "Sólo quiero lo que ya me gané", respondió, en referencia al juzgado por el que concursó y salió primero.

En La Cámpora hay quienes creen que no es saludable darle tanto poder a un juez con peso propio, cuyo nexo más intenso no es con ellos, sino con los organismos de derechos humanos. "Estamos debatiendo entre un probo y un mercenario", bromeó ante LPO uno de los juristas más cercanos a la ex presidenta.

No es el único dilema: entre los juzgados pendientes hay varios de peso como el juzgado federal 12 de Capital Federal, vacante desde la renuncia de Sergio Torres en abril para sumarse a la Suprema Corte de la Provincia de Buenos Aires.

Al mes siguiente, Miguel Pichetto le hizo su último favor a Macri como opositor y logró que el Senado aprobara el pliego de la ex funcionaria porteña María Eugenia Capuchetti en el juzgado federal que usó hasta 2016 Norberto Oyarbide.

Alberto definirá el sustituto de Torres y podrá abrir otra vacante en  Comodoro Py si logra imponer a Daniel Rafecas como procurador. Tres días después de perder la elección presidencial, Macri lo propuso como presidente de la Cámara de Casación en lo criminal y correccional, para la que había ganado el concurso.

Alberto quiere a Rafecas de procurador, pero choca con los radicales

En el kirchenerismo anotan dos vacantes en la Cámara Federal porteña que pueden ser cuatro si logran impugnar los traslados de Leopoldo Bruglia y Pablo Bertuzzi, a cargo de la Sala 1, que interviene en la causa de los cuadernos.

La mayoría de los pliegos cajoneados en el Senado son penales y contenciosos administrativos, porque Cristina Kirchner logró en agosto que Alberto instruyera a los senadores del PJ a congelar todos los cargos relevantes, como había pedido a comienzos de año cuando todavía Pichetto filtraba sus mensajes. 

Otra vacante clave es la de la Cámara Nacional Electoral, cuyo concurso lo ganó la secretaria de la Cámara, Alejandra Lázzaro, cercana a Elisa Carrió; segundo quedó el juez federal de Tucumán, Daniel Bejas; y tercero el secretario de la Cámara, Hernán Gonçalvez Figueredo, con apoyo en todas las fuerzas políticas y una impugnación por su curriculum que puede complicar sus planes. Salvo que Alberto lo quiera. Tiene el Senado bajo control.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
5
Busca el pago por su aporte a la causa .... veremos si es amague ....
4
Ramos Padilla juez probo y poco permeable que buen chiste para inaugurar la seccion de humor de Lpo.
3
No se coman el amague van a tratar de dividir con operaciones de prensa berreta
2
carpetazo y a la bolsa
1
¿la cortesana quiere premio y negocia?