Puertos
Estibadores amenazan con parar los puertos del país en rechazo a la intervención de Sica al SUPA
La Federación de Estibadores concentró en las puertas de la sede del sindicato de Puerto General San Martín en repudio a la intervención del abogado Marcelo Urban, ex apoderado del SOMU.

Un nutrido grupo de trabajadores del Sindicato Unido de Portuarios Argentinos -SUPA- se movilizó hasta la sede del gremio en la localidad de Puerto General San Martín en repudio a la intervención dispuesta por el ministro de Producción, Dante Sica.

Tal como adelantó este medio, el designado fue el abogado Marcelo Urban, un hombre de confianza de Luis Barrionuevo y al cual Sica le había encomendado la normalización del SOMU, el gremio que capitaneó el "Caballo" Suárez.

 [Sica pone a un hombre del SOMU como interventor de un gremio

Urban se hizo cargo de la entidad a partir del miércoles. Si bien no tuvo inconvenientes a la hora de asumir, los portuarios le manifestaron su descontento con una manifestación en las puertas de la institución liderados por Marcelo Osores, presidente de la Federación de Estibadores Portuarios Argentinos y César Aybar, secretario general de SUPA Rosario.

En diálogo con La Política Online, Osores sostuvo que "el modo en que se llevó adelante la intervención no se ajustó a los procedimientos establecidos porque no le dieron participación a la Federación como se tendría que haber hecho", y amenazó con parar todas las terminales portuarias del país en rechazo a la medida adoptada por el ministro.

"A nosotros no nos va a temblar el pulso si tenemos que parar todos los puertos del país", disparó el dirigente gremial y agregó que "no nos interesa romper la paz social pero la tenemos que cuidar entre todos. Que después no nos echen la culpa a los trabajadores".

 A nosotros no nos va a temblar el pulso si tenemos que parar todos los puertos del país. No nos interesa romper la paz social pero la tenemos que cuidar entre todos. Que después no nos echen la culpa a los trabajadores 

En el mismo sentido, Osores aseguró estar abierto al diálogo "pero en estado de alerta" y la próxima semana congregó a todos los secretarios generales de las distintas seccionales del país a una reunión en la sede de Rosario para analizar la situación y definir si llevarán adelante medidas de fuerza.

"Si vemos que no hay intención de formalizar la comisión directiva de SUPA no seremos nosotros los responsables de las acciones", reiteró Osores.

La intervención de SUPA Puerto San Martín la dispuso la justicia luego del procesamiento de su ex secretario general, Herme Juárez, quien está siendo investigado por presunto lavado de activos y malversación de fondos estando al frente de la poderosa Cooperativa de Trabajos Portuarios.

Esta Cooperativa controlaba casi en su totalidad los servicios a las terminales y buques comerciales que operan en el complejo agroexportador del Gran Rosario. Un negocio multimillonario que Juárez supo administrar mientras que a través del gremio, lograba sueldos por arriba de la media del Cordón Industrial.

La pelea de fondo tiene que ver con el manejo de los jugosos negocios que la Hidrovía Paraná Paraguay genera: "acá hay una intencionalidad muy manifiesta", deslizó en diálogo con LPO César Aybar, secretario de SUPA de Rosario, otro de los convocantes a la manifestación.

Para Aybar, "es una intervención que no tiene sentido de ser que se origina por una orden judicial porque al gremio de Puerto San Martín se le imputan supuestos delitos que tenían que ver con la Cooperativa y que tampoco están comprobados, sino en proceso de instrucción".

"La intervención está mal hecha por dos motivos; en principio porque no hay fundamento legal y segundo, porque la comisión directiva, encabezada por Herme Juárez, está en actividad porque no está condenado ni inhabilitado por la justicia para ejercer el cargo", consideró el dirigente.

 la realidad de la organización es compleja y representa todo un desafío. En la región tiene varios problemas y carece de bienes a su nombre

Por su parte, el interventor Marcelo Urban, declaró a los medios que "la realidad de la organización es compleja y representa todo un desafío", aunque reconoció que halló "buena recepción del personal".

"El SUPA de la región tiene varios problemas y carece de bienes a su nombre. La intervención ya requirió documentación formal para producir el primer informe, que será elevado a la autoridad de aplicación. Los trabajadores están colaborando, al igual que los suspendidos ex integrantes de conducción", concluyó el interventor del sindicato quien planteó una realidad diametralmente opuesta a la de los sindicalistas.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.