España
Exclusivo: Trump choca con Pedro Sanchez y decide puentearlo con el Rey
El presidente estadounidense parece elegir relacionarse con el Rey. está molesto por el trato al venezolano Guaidó. En Moncloa reconocen: "Solo quiere mantener la relación entre Estados, no entre gobiernos"

 Las relaciones del gobierno de España con la administración Trump entraron en zona de riesgo. En Moncloa son plenamente conscientes de esta circunstancia y, desde hace semanas, ven imprescindible rebajar la tensión con el presidente norteamericano, sobre todo para tratar de frenar los aranceles al comercio nacional que quieren imponer desde Washington. Pese a esa consigna, declaraciones como las realizadas por Pedro Sánchez en el Congreso sobre Guaidó, al que calificó como "líder de la oposición" en Venezuela, no ayudan a limar asperezas con Estados Unidos, que lo promueve como "presidente encargado".

Así lo advierten altos cargos del Ministerio de Asuntos Exteriores contactados con LPO, que observan alarmados la deriva que está tomando el Gobierno: "A Pablo Iglesias y los ministros de Podemos les puede seducir 'no estar sometidos al yugo yanqui', pero las relaciones bilaterales entre gobiernos no funcionan así y en las últimas semanas se está echando más gasolina que agua". Una circunstancia, advierten, que es "peligrosísima", ya que "uno no se puede pelear con el dueño de las canicas, porque se queda sin jugar".

Donald Trump, de hecho, ya ha lanzado un mensaje al Gobierno de Pedro Sánchez con la invitación a los reyes a una cena que realizará en la Casa Blanca el 21 de abril, a la que también quiere que asista Rafa Nadal. Según las fuentes consultadas, "de puertas para fuera puede parecer una manera de querer relajar las tensiones existentes con el Ejecutivo. Pero en el fondo, es un síntoma de todo lo contrario".

 Trump quiere evidenciar que, en el caso de España, apuesta por la relación entre Estados, pero descarta cualquier entendimiento en la relación entre gobiernos 

En este sentido, desde Exteriores recuerdan que Trump "invita a los jefes de Estado, y no al jefe de Gobierno de España". De hecho, prefiere que vaya antes un deportista español que su presidente. El mensaje, según estas fuentes diplomáticas, es claro: "Quiere evidenciar que, en el caso de España, apuesta por la relación entre Estados, pero descarta cualquier entendimiento en la relación entre gobiernos".


Pese a ello, advierten desde el Ministerio, "a los reyes siempre les acompaña un integrante del Gobierno", aunque "nadie apuesta" por que sea Pedro Sánchez el que viaje con los monarcas a la Casa Blanca: "Con casi toda seguridad, será González Laya la que coja ese avión".

Una agenda en tensión

Desde el Gobierno admiten que son cuatro los principales motivos de fricción entre el gabinete de Pedro Sánchez y la Administración Trump: los aranceles con los que amenazan desde Estados Unidos; la negativa de España a llegar al 2% del PIB en gasto militar, tal y como reclama el estadounidense; y la figura de Guaidó en Venezuela.

Tal y como se publicó en estas páginas, las prioridades de Moncloa son: la reversión de aranceles contra el sector agrario y renovar los pactos en Defensa. Y, para ello, las ministras de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, Arancha González Laya, y de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, preparan una visita a Estados Unidos para frenar las tensiones comerciales.

En medio de esta estrategia se han colado unas declaraciones de Margarita Robles. La ministra de Defensa pidió este miércoles a su homólogo estadounidense, Mark Esper, que su país levante los aranceles impuestos a productos europeos, entre ellos españoles, por ser España un socio "serio" y "fiable" en la OTAN y en política de Defensa.

El vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, junto al ministro de Justicia, Juan Carlos Campo y la ministra de Defensa, Margarita Robles.


La ministra, además, reivindicó el acuerdo preliminar al que llegaron hoy los titulares de Defensa aliados para reforzar su misión en Irak de formación de fuerzas iraquíes contra el Estado Islámico (EI): "Lo importante es la decisión política, que es continuar en esa misión de entrenamiento, porque contribuye a la paz en la zona".

Estas reflexiones, sin embargo, no son compartidas por otros integrantes del Gobierno, que no consideran adecuado negociar la no imposición de aranceles con acuerdos sobre Defensa. Sobre todo, añaden, "si no estamos en disposición de alcanzar el 2% del PIB en gasto de Defensa, como pide Trump".

A todo ello, además, hay que añadirle el malestar del presidente estadounidense con las amenazas del Gobierno acerca de la 'tasa Google'. La semana pasada, de hecho, la consejera adjunta para asuntos económicos de la Embajada de EE.UU. en España, Laura Hochla, advirtió al Ejecutivo de que si impone dicha tasa, incluida en los Presupuestos de 2019 que fueron rechazados por la Cámara, numerosas empresas españolas también la sufrirán.

Por último, señalan las fuentes consultadas, "Trump apoya sin fisuras a Guaidó y no le gustan mensajes como el transmitido el martes por Sánchez". Desde el Gobierno se ha intentado matizar al presidente, y este jueves González Laya ha insistido en que Guaidó es el "presidente encargado de Venezuela" pero que ese reconocimiento lo logró después de haber sido "líder de la oposición". Unas explicaciones que aún no han tenido respuesta por parte de Estados Unidos.

La situación, por tanto, es "algo delicada" con EEUU. Más aún con la reciente escala en España de Delcy Rodríguez, de la que la Administración Trump aún espera explicaciones. Entretanto, en el Ministerio de Asuntos Exteriores no se prevén cambios relevantes en la política diplomática del Gobierno: "Se va a mantener la estrategia actual, tratando de llegar a un acuerdo sobre aranceles en una negociación a la que llegamos tarde", y tampoco va a haber relevo en la embajada española de Washington, donde el actual embajador, Santiago Cabanas Ansorena, apenas lleva un año y medio en el cargo, desde septiembre de 2018.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
1
Bien. A los zurditos hay que ignorarlos.