Brasil
Bolsonaro le entrega el gabinete a los militares para proteger a su hijo Flavio de otro escándalo
La muerte de un integrante de milicias cariocas cercanas al hijo del presidente, debilitó a Bolsonaro.

La muerte de un delincuente prófugo de la justicia brasileña sacudió todo el andamiaje del gobierno de Jair Bolsonaro. Adriano da Nóbrega, un ex policía militar y líder de una gavilla de milicianos cariocas: "El escritorio del crimen", fue aniquilado en el estado de Bahía en un hecho que, para muchos, fue una "quema de archivo". El individuo tenía su historia con la familia Bolsonaro: fue condecorado como "héroe" en dos oportunidades por el ex diputado provincial, y actual senador nacional, Flavio, el hijo mayor del clan presidencial.

Investigan por corrupción al estratega de la comunicación de Bolsonaro

Las sospechas sobre los vínculos del parlamentario con estas bandas delictivas, que empezaron a ser investigadas en 2018 luego del asesinato de la concejal carioca de izquierda Marielle Franco, habían caído casi en el olvido. Y, a no ser por el trágico fin del "capitán Adriano", el alias del ex policial, habría quedado flotando en el tiempo. Pero la caída de ese hombre, en una confusa acción policial, reactualizó el caso.

Las sospechas sobre los vínculos de Flavio Bolsonaro con las milicias cariocas, empezaron a investigarse en 2018 luego del asesinato de la concejal de izquierda Marielle Franco. El trágico fin del "capitán Adriano" reactivó el caso.

El episodio tuvo una derivación. El último viernes, una sencilla ceremonia puso al comando de la Casa Civil, el ministerio de mayor importancia, al general Walter Braga Netto. Con este pase, el jefe de Estado completó la militarización de las funciones claves en su gabinete. Braga se sumó, así, al general Augusto Heleno, de Seguridad Institucional; al mayor de la Policía Militar Jorge de Oliveira, de la Secretaría General de la Presidencia; y al general Luiz Eduardo Ramos, de la Secretaría de Gobierno y que tiene, bajo su esfera, otra secretaría clave: la de Comunicación Social (SECOM). Con este cuarteto, todos los funcionarios de primer nivel con oficinas en el Palacio del Planalto pasaron a ser uniformados.

¿Qué indujo al presidente brasileño a rodearse de jefes de las Fuerzas Armadas? Braga Netto, quien hasta hace poco se desempeñaba como jefe del Estado Mayor del Ejército, suele ser definido por su perfil "demasiado reservado" para una función que contempla, entre otras cosas, montar lazos con el Congreso. No es un detalle, tampoco, que el diputado federal Onyx Lorenzoni, fuera urgido a abandonar el relevante puesto, para ser luego premiado con un ministerio de escasa relevancia.

El general Braga Netto, ex interventor de la policía de Río de Janeiro y flamante jefe de la Casa Civil de la Presidencia de Brasil.

Las razones del enroque recién ahora se empiezan a dilucidar. Es la manera que encontró Jair y su entorno, de protegerse él mismo, y a su prole, de un escándalo que salpica para todos lados. Desde la semana pasada, la muerte del "capitán Adriano", ocurrida después de un año de "fuga", está en las tapas de los diarios y ocupa mucho espacio en los noticieros.

El joven Flavio, quien consiguió asumir su banca en la Cámara Alta en 2019, sufre ahora, las consecuencias de hechos pasados. Son de la épica de su banca de diputado estadual. La justicia fluminense considera que Flavio cometió, en aquel período, un delito: usó "ñoquis" para quedarse con el grueso de sus salarios. Supone también que el parlamentario lavó ese dinero, acumulado a lo largo de más una década, a través de una tienda de venta de chocolates en la capital carioca.

Los vínculos de la familia Bolsonaro con las milicias no son nuevos. El ahora presidente trató de "héroe" al "capitán Adriano", que dirigía la banda bautizada "La oficina del crimen" y fue preso por matar un cuidador de autos. "Es habitual que un PM en operaciones mate un vagabundo, un traficante", justificó Bolsonaro.

¿Cómo se vincula a esto la historia del homicidio de Adriano da Nóbrega? Es relativamente simple: su ex mujer y su madre fueron "empleadas" por Flavio en la Asamblea Legislativa fluminense. Ambas debieron dejar su puesto, que no habían ejercido jamás, a fines de 2018 cuando se destaparon los presuntos delitos del ahora senador Flavio. Ambas llegaron a transferir dinero a una cuenta vinculada a un amigo íntimo del presidente Jair, el policía militar retirado Fabricio Queiroz, también fugitivo de la justicia. El tal Queiroz tenía, también, una fuerte amistad con el "capitán Adriano", quien hasta su fuga había dirigido la banda de milicianos bautizada: "La oficina del crimen". El propio Bolsonaro llegó a reivindicar en 2005 al miliciano. Por ese entonces, Adriano había caído preso por haber matado a un cuidador de autos en estacionamientos. Jair, que entonces se desempeñaba como diputado federal, llegó a decir en la Cámara Baja en Brasilia que el policía militar era "un héroe". (Nóbrega). "Como es habitual, un PM que está en una operación, mata un vagabundo, un traficante", sostuvo.

La semana pasada, después de mantenerse en silencio sobre el asunto, el presidente de Brasil resolvió hablar: recuperó su antiguo discurso, al decir que Adriano había sido "un héroe" en su momento, a pesar de que no podría definir la conducta actual del ex policía. Pero el episodio parece ir "in crescendo". Hay fuertes sospechas sobre cómo ocurrió el fallecimiento de Da Nóbrega. Lo encontraron, después de semanas de buscarlo, en el interior del estado de Bahía. Lo rodeó la policía bahiana en una operación conjunta con la de Río de Janeiro. Y el hombre murió por efecto de las balas policiales disparadas a corta distancia. Ese dato le permitió a Jair Bolsonaro suponer que la culpa de ese "asesinato" sería de la policía militar bahiana, en una provincia cuyo gobernador Rui Costa, es del Partido de los Trabajadores. Conclusión: el presidente brasileño insinuó que la culpa es del PT. Aunque también le endilgó parte de la responsabilidad al mandatario fluminense Wilson Witzel, convertido recientemente en un "enemigo mortal" del jefe de Estado.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
5
Bolsonaro es un criminal, roba a décacas en el estado y juega a ser la renovacion de la politica... su gobierno está en caida libre por su falta de preparo para gobernar y por incapacidad... en cualquier momento se le cae la careta y su imperio de carton se desmorona... el problema es todo esos milicos q esta metiendo en el gobierno y que no sandran facilmente... el daño ocasionado será muy dificil de revertir
4
Y hay inocentes (por no decir otra cosa) que reivindican a estos delincuentes de cuarta, estafadores, contrabandistas, asesinos, presentandolos como la quintaesencia de la democracia.

Don't cry for me Brasil!!!!.
3
Pobre Brasil, volvieron los milicos
2
House of Cards sos un chiste
1
Ya está abriendo la boca Johnny Pobre que le encanta la japi militar y de chorros que se montan bien sabroso