Deuda externa
La pulseada por las Cláusulas de Acción de Colectiva descarriló las negociaciones con BlackRock
El fondo pide que se aplique la letra chica de los bonos de 2005, para el gobierno es abrirles la puerta a los fondos buitre. En 2014 la comunidad financiera acordó un cambio normativo para minimizar este riesgo.

"Indenture 2005 o indenture 2016", esa es la cuestión que trabó las negociaciones entre el gobierno y BlackRock y que devino en la amenaza de ir a litigar contra la Argentina en Nueva York y en la caída de los precios de los bonos este jueves.

"Indenture", para los que no están familiarizados con la jerga jurídica, quiere decir simplemente "letra chica" y hace referencia a las condiciones contractuales bajo las que se emiten los bonos en los mercados internacionales, en particular a las Cláusulas de Acción Colectiva (CACs). Casi como una ironía histórica: para los nuevos bonos 2020, BlackRock quiere la letra chica de los bonos K y Guzmán quiere la letra chica de los bonos M.

Tras el comunicado de BlackRock, el riesgo país salta un 3%

Repetir la indenture 2005 de los bonos K como exige el Grupo de acreedores Ad Hoc -bajo el liderazgo de BlackRock- equivale a garantizarse la permanente amenaza de los fondos buitre, pero además implica poner a la Argentina en una categoría estanca de país "de segunda" porque todos los demás países, desde el año 2014, emiten deuda con mecanismos más benevolentes para sortear crisis de deuda.

"Los Nuevos Bonos serán emitidos bajo la Indenture 2005 existente con modificaciones adicionales especificadas debajo", se lee en el comienzo de la página 15 de la contrapropuesta presentada por el grupo Ad Hoc a Martín Guzmán el último 8 de junio. El documento además exige que cualquier deuda posterior argentina también sea emitida bajo la "indenture 2005" hasta que se terminen de pagar estos bonos, es decir, una suerte de condena a convivir con la amenaza de los fondos buitre hasta 2047. A esto se refirió el ministro ayer al tildar de "ampliamente inconsistentes" con la sostenibilidad de la deuda a algunos de los pedidos de los acreedores.

LPO pudo saber que esto fue recibido como un "insulto" hacia la Argentina y la prueba misma de que no hay buena fe de la contraparte al tratar al país como un Estado de segunda y pretender forzarlo a legislación más propia del siglo pasado. La misma comunidad académica, como consignó este medio, consideró que aceptar estos términos sería una derrota para el académico de Guzmán, un ferviente opositor en su carrera académica, a las cláusulas de este tipo.

Guzmán se planta en su última propuesta y se traba la negociación por la deuda

Con estas cartas sobre la mesa, fue el mismo Alberto Fernández el que mandó a decir a los acreedores que la propuesta se plantaba en 50 centavos de dólar por cada dólar de deuda emitido y no se acercaba más a los 55 centavos que pretenden los acreedores.

La respuesta del Grupo Ad Hoc no tardó en llegar: lo responsabilizó directamente al presidente por el fracaso de las negociaciones y amenazaron con ir a juicio en una escalada del tipo "a todo o nada" a 48 horas del cierre del período para la aceptación de la propuesta.

BlackRock responsabiliza a Alberto del fracaso de las negociaciones y amenaza con ir a juicio

Indenture 2005 o indenture 2016: la letra chica de la letra chica

Cuando en los años 2005 y 2010 el gobierno llevó a cabo en Canje anterior, les dio a los bonistas dos series de bonos, los Par y los Discount, con una letra chica estándar para la época y extremadamente dañina para el deudor. La forma del gobierno de mostrar un compromiso con los acreedores -a cambio de que ellos aceptaran una quita del 70%- era mediante estas cláusulas que volvían prácticamente imposible hacer una nueva reestructuración. Bajo esta normativa, el gobierno debe reunir la aprobación del 85% de las acreencias del total de los bonos elegibles con esta letra chica y además el 66,67% de cada una de las series. Si reúne esta exigente mayoría calificada, puede forzar al resto de los acreedores a canjear sus títulos compulsivamente y esta minoría pierde el derecho a litigar.

Detrás de la idea de estas cláusulas se presupone que los Estados soberanos llegan a las crisis de deuda por irresponsabilidad fiscal propia y con estas cláusulas se les dan incentivos a los Estados a no defaultear, porque las probabilidades de conseguir el 85% de aprobación son bajas. En cambio, las probabilidades de ir a juicio y perder y terminar pagando todo -más punitorios- son altas. Más si estas se conjugan con cláusulas RUFO que dilatan en el tiempo la posibilidad de llegar a un acuerdo con los litigantes que no sea el mismo de los que entraron en el canje y con ventanas de tiempo amplias para litigar por el impago de capital o de intereses de 10 y 5 años respectivamente. Todo esto también forma parte de la "indenture 2005".

En otras palabras, basta con que algún bonista reúna el 15% de los bonos elegibles con el "indenture 2005" y decida rechazar la oferta de Guzmán para que la reestructuración sobre estos bonos no llegue a buen puerto. Y tanto el grupo Ad Hoc de fondos acreedores que encabeza BlackRock como el grupo de los Bonistas del Canje superan cada uno ese 15% actualmente.

Un grupo con capacidad de bloquear la reestructuración de la deuda pide negociar directo con Alberto

Con la crisis mundial de 2008, se vio que no solo la irresponsabilidad fiscal propia puede llevar a un Estado a una situación de insolvencia y que CACs tan exigentes eran abono para el negocio de los fondos buitre, inversores que compran deuda defaulteada a precio vil y luego litigan contra el país, incluso si en el transcurso del litigio causan daño a los demás acreedores que aceptaron una propuesta más viable para la normalización de la deuda. La irrupción de Paul Singer en la deuda de Grecia dejó en claro que estas cláusulas eran más parte del problema que de la solución. Por eso, para el año 2014 la comunidad financiera internacional aceptó estandarizar cláusulas más benévolas con los deudores.

Esas cláusulas fueron las que rigieron las colocaciones de deuda durante el macrismo. Los bonos M tienen CACs que exigen una mayoría calificada del 66% del total de los bonos elegibles y del 50% para cada serie. Este es el "indenture 2016".

La intención de Guzmán es que todos los bonistas reciban títulos con "indenture 2016". En cambio, los Bonistas del Canje pedían que se les respetan los derechos de sus títulos bajo "indenture 2005" porque ellos ya habían aceptado la quita del 70% antes.

El Grupo Ad Hoc, con Larry Fink a la cabeza, se sumaron a los Bonistas del Canje bajo una propuesta conjunta y subieron la apuesta: quieren que todos los bonos sean canjeados por nuevos títulos con "indenture 2005". Al fin y al cabo el Grupo Ad Hoc tiene también el 25% de lo bonos M. La maniobra escala en conflictividad, expone el poder de daño del grupo, pero también lo pone en lugar de la provocación.

También cabe recordar que dentro del grupo ya se abrieron grietas y algunos fondos comenzaron a migrar hacia el grupo de acreedores GB que encabezan Gramercy y Fintech. Como adelantó LPO en exclusiva, no todos los fondos comparten la postura punitivista de BlackRock. Muchos entienden que incluso el litigio no va a hacer que cobren, sino que lo que les va a garantizar la devolución del capital va a ser que la Argentina vuelva a crecer.

El debate de los acreedores entre un castigo ejemplar a la Argentina y el riesgo de matar el negocio de la deuda emergente

De todos modos este grupo de bonistas tampoco coincidió con la propuesta del Gobierno. Su contrapropuesta contempla que haya recortes de intereses, pero no de derechos. Así, para los que ya tienen bonos con "indenture 2005" proponen que se les den nuevos títulos que respeten esas CACs y a los que tienen "indenture 2016" que sigan con ese marco normativo, pero también que se les agreguen nuevos términos del tipo "single limb" que permitan que el gobierno pueda canjearlos si llega al 75% de cada serie.

Joint Proposal ADBG y EBG by La Politica Online on Scribd

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
7
Parece triste volver a repetir todo solo por Macri.
6
Tengamos en cuenta q la propuesta es no pagar durante 3 años, con lo q de fondo todos sabemos q nuestra viveza de siempre es ?q pague el q sigue? con lo q no implica compromiso para este periodo de gobierno.
5
Digámoslo claro para que la gilada lo entienda bien: los bonistas quiere que se aplique a esos bonos la cláusula del gobierno entreguista de los Kirchner... y el chapulín guzmán quiere aplicar a esos mismos bonos la cláusula que insertó el gobierno de Macri, que es la que les corresponde por emisión y conviene a nuestro país!
4
dale Alverso entregá el cu.lo, primero el de Macree, luego el tuyo y despues el de todos nosotros
3
MEJOR DEJAR CORRER EL DEFAULT QUE DEJO MACRI A HACER UN MAL ACUERDO. SI ARGENTINA CAE EN DEFAULT ATRAS VIENEN 20 PAISES MAS... LOS FONDOS COBRARAN EN 50 AÑOS
2
Guzman, faltaste ese dia, cuando el judeomarxista stiglitz explico como no caer en default
1
A joderse. Guzman