Senado
Cafiero: "No está en nuestra política pública avanzar con expropiaciones"
En su primer informe de gestión ante el Congreso el jefe de Gabinete sostuvo que intentan "rescatar" Vicentin porque "estaba quebrada" y que esperan una opción superadora y si no llega tendrán que expropiar.

Santiago Cafiero expuso este jueves en el Senado su primer informe de gestión y ratificó que Alberto Fernández evalúa otras alternativas a la expropiación de la cerealera Vicentin que le permita seguir funcionando, aunque luego aclaró que esa sigue siendo una opción valedera, un debate que el Gobierno no logra saldar. 

Desde Entre Ríos, donde participó de una nueva sesión remota, el macrista Alfredo De Angeli le pidió aclarar su frase sobre que no iban a expropiar todas las empresas. "¿O sea que algunas si y otras no?", le preguntó.

"No está en nuestra política pública avanzar con expropiaciones. Lo que hemos hecho acá es simplemente rescatar una empresa que estaba quebrada, que había dejado a miles de familias y productores sin pagarles", le respondió Cafiero.

"Vicentin no estaba operando, no estaba trabajando ni tenía perspectiva de trabajar", agregó y le reprochó "el rescate" económico que intentó en noviembre el Banco Nación con un crédito millonario "que está judicializado. Le recuerdo porque fue hace sólo 8 meses".

La cordobesa del PRO Laura Rodríguez Machado, la única opositora en el recinto porque Martín Lousteau no quiso ir (estuvo con María Eugenia Vidal antes que le diera positivo el coronavirus), calificó como "una medida comunista" la intervención a Vicentin y pidió saber si se iban a usar leyes de la dictadura para quedarse con la compañía. 

"El país estaba claramente en una pandemia. La inflación llegó al 53,8%, y la deuda pública representaba el 90% del PBI, la desocupación alcanzó el 9,8%". 

Con su hablar pausado, que no lo privó de constantes reproches al Gobierno de Macri, el jefe de Gabinete recordó que muchas de las normas de la dictadura fueron incorporadas al digesto jurídico en 2014, que la Constitución establece figuras de expropiación y que "en tal caso es esta casa (el Congreso) la que va a tomar una decisión". 

"Habrá que definir si queremos un Estado bobo que asiste a los amigos del poder. O uno que va a en ayuda de los sectores estratégicos. Nosotros queremos un Estado ágil que dé respuesta dónde surgen los problemas", la chicaneó. 

En una rueda de prensa posterior a la presentación, LPO le preguntó al jefe de Gabinete si sus definiciones significaban que el presidente no enviaría su prometido proyecto de ley para expropiar Vicentin y la respuesta volvió a ser ambigua. 

"Nosotros hablamos de un rescate, que tiene un marco normativo que es el de la expropiación. Es el de la intervención para tomar control y tener un informe pormenorizado de cómo está la empresa y después avanzar en un proceso de expropiación". 

"Lo que planteó el presidente ayer y es parte de lo que vinimos a plantear aquí es que estamos abiertos a escuchar opciones. Otro tipo de herramientas para hacer el salvataje de la empresa y que vuelva a operar, se recupere y recupere a todos los proveedores".

Sus idas y vueltas no fueron más que un reflejo de la tensión que hay en el Gobierno sobre cómo seguir con el caso Vicentin sin sumar tensión social en pleno pico de la pandemia del coronavirus. El proyecto para expropiar la compañía nunca apareció, pese a que se filtró un borrador redactado en el Ministerio de Desarrollo Productivo.

Santiago Cafiero 

En la Cámara de Diputados no hay una mayoría para avalarlo pero Roberto Lavagna y un sector de Cambiemos sugieren cederle el control de la compañía a las cooperativas estafadas y garantizar que el Estado cobre su deuda. El gobernador de Santa Fe Omar Perotti también evalúa alternativas a la expropiación, pero en su entorno admiten que no será sencillo. Cafiero abrió la puerta a seguir escuchando.

La pelea por los fondos 

Aunque se mostró visiblemente nervioso al comienzo, el jefe de Gabinete pasó sin sobresaltos su primer examen en el Congreso, entre otras cosas porque la oposición no se la hizo difícil: usó su tiempo para exigir más fondos a las provincias, alguna mención a Vicentin y ni siquiera habló del coronavirus. El sistema remoto evita además cruces prolongados que lo desestabilicen

Se conformaron con las respuestas en más de 700 páginas que le acercaron ayer, donde entre otros detalles aparecen los institutos que se hacen los testeos y los planes de vacunación antigripal. Evitaron hablar de la negociación de la deuda y fue necesario que el oficialismo introdujera el tema a través de Carlos Caserio.  

"Si no estuviéramos negociando la deuda tendríamos vencimientos por 780 mil millones de pesos. Equivale a 8 años de programas de medicamentos gratuitos", comparó el funcionario.Recién en el discurso de cierre Luis Naidenoff, de la UCR, acusó al Gobierno de "mala praxis" en la negociación, pero ya no podía responderle.  

Cafiero fue recibido por Cristina Kirchner a las 14.30, y media hora después arribó al hemiciclo del Senado junto a la viceministra de salud Carla Viziotti; el secretario de Hacienda Raúl Rigo y la vicejefa de Gabinete Cecilia Todesca.

Se sentó de espaldas a Cristina, frente a las pantallas que muestran a los senadores, y no utilizó computadoras, un desafío que se planteó Jorge Capitanich en 2014 y lo tomó Marcos Peña durante su gestión hasta estandarizarlo. 

Cambiemos le reprochará a Cafiero los fondos que le gira a Kicillof 

Como su antecesor, Cafiero se ayudó de apuntes en papel para exponer pero, a su lado, Todesca le fue acercando con mucha prisa los machetes para cada respuesta. La ayudaba un pequeño grupo de asistentes que siguieron la sesión desde el salón Azul, liderados por Miguel Cuberos, que se fueron conformes y hasta aplaudieron cuando terminó la sesión. 

El jefe de Gabinete dedicó gran parte de los 40 minutos de exposición inicial a relatar la herencia del gobierno de Macri. "El país estaba claramente en una pandemia. La inflación llegó al 53,8%, y la deuda pública representaba el 90% del PBI, la desocupación alcanzó el 9,8%".

"Se perdieron 230.000 puestos de trabajo privados, 25.000 pymes cerraron, la pobreza aumentó al 35% y alcanzó al 52% de los jóvenes, niños y niñas. El 60% de las obras públicas estaban paralizadas, el aumento de las tarifas de servicios públicos se padeció también en los comercios y en pymes. Y 5.000.000 de argentinos estaban endeudados con la ANSES".

"Las familias estaban desguazadas por políticas de especulación financiera y tarifaria que los dejaba al borde de la quiebra. Nuestra estrategia de avanzar en un frente más amplio y de unidad que permitió derrotar al Gobierno", fueron sus definiciones.

Agradeció las sanciones de las leyes de emergencia y de sostenibilidad de la deuda, "que salió por unanimidad y fue un grito fuerte a todo el mundo, para una deuda que fue tomada irresponsablemente y no se puede pagar".

Recordó que desde que llegó el coronavirus al país se  hicieron 12 hospitales y 3 kits de testeos rápidos; y enumeró ayudas como los bonos a jubilados, el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) de 10 mil pesos que cobraron 8 millones de personas; el congelamiento del precio de alquileres, los créditos al 24% y los ATP, que financiaron el 50% de los sueldos a 250 mil empleados en relación de dependencia. "La pandemia es la que generó sinsabores económicos", aclaró, para defender las cuarentenas, que ningún opositor se molestó en cuestionar. 

Y sostuvo que el brote de coronavirus "no terminó y la política tiene que tener un mensaje claro: debemos seguir cuidándonos. Todos y todas vamos a poner a Argentina de pie. Para la postpandemia tenemos un plan para de sostenibilidad económica y social, para que la economía le sirva al hombre y la mujer. Y una ambiental, para el ciudadano de la casa común", citó al papa Francisco.

Con los tiempos limitados de las sesiones remotas, la oposición dedicó su ronda de preguntas a Vicentin y, como anticipó LPO, a reprochar un reparto de fondos que habría beneficiado a la provincia de Buenos Aires al no considerar en muchos casos los criterios de coparticipación. Llevaron el reclamo los radicales Pamela Verasay y Julio Cobos, por Mendoza; y el macrista Pedro Braillard Poccard, por Corrientes, tierras de gobiernos de la UCR.  

"En marzo, en Mendoza los recursos del Estado representaban el 47.6% de la coparticipación anual, entre ATN, préstamos de fondo fiduciario y 3781 millones para pagar el salario de empresas. El promedio del país es del 42.2%. En Corrientes podría ser el mismo número. Son 1.281 millones en concepto de ATN. El federalismo algunos lo declaman y otros lo hacemos. En el Gobierno anterior esto no se daba", respondió Cafiero.

Un rato después, la kirchnerista Anabel Ferández Sagasti acusó al gobernador radical de Mendoza Rodolfo Suárez de elogiar al Gobierno pese a las supuestas deudas, pero volvió a coincidir con sus coterráneos en la necesidad de avanzar con la represa portezuelo del viento, que el presidente detuvo. "Es una obra importante", reconoció. El jefe de Gabinete había anticipado que la definición estará en la cubre de las 5 provincias el 26 de junio. 

Si bien mantuvo su estilo parsimonioso, Cafiero apeló al reproche  permanente por la herencia macrista y llegó con datos preparados. Lo supo Gladys González, del PRO, a quien después de escuchar críticas por la educación le recordó que el ex ministro Eduardo Finocchiaro eliminó el plan Conectar Igualdad en 2018 y María Eugenia Vidal prometió 3 mil jardines y no hizo ninguno. "Además de preocuparse, a veces hay que ocuparse". 

El radical Julio Martínez le exigió derogar el DNU que prolongó la suspensión de la movilidad jubilatoria. "Con la fórmula anterior los jubilados perdieron un 20 por ciento entre 2017 y el 2019. Mientras que la mínima del primer semestre de 2020 creció un 19 por ciento y la inflación fue del 14 por ciento; es decir, estamos transitando un momento en el cual las jubilaciones le están ganando a la inflación", le respondió.  

También le tiró una chicana por minimizar el pago de los medicamentos. "Le parece insuficiente, pero ellos no lo hicieron. Es una política que ustedes liquidaron y nosotros vinimos a recomponerla". Otros de los anuncios fue la continuidad del pago del salarios del 50% para empresas de menos de 800 trabajadores o la prórroga de la suspensión de sanciones por cheques rechazados. 

La ronda de discursos oficialistas fue dedicada a responder a la oposición como si fueran al jefe de Gabinete y tuvieron voz la mayoría de los incondicionales de Cristina. Mariano Recalde se refirió a la quiebra de LAN, la aerolínea chilena que competía con Aerolíneas Argentinas cuando él la conducía. Con la vicepresidenta en el recinto, recordó que la empresa ganó fortunas cuando conducía el país y se vino a pique con Macri como la mayoría del rubro.  

"Ninguna empresa aérea ganó en esos años. Ni las low cost. El aeropuerto del Palomar está cerrado, porque no tiene vuelos", dijo el senador en alusión a un un reclamo que había hecho Rodríguez Machado, quien no tolero su intervención y lo hizo saber un rato más tarde.

"¡Están hablando por el jefe de Gabinete y eso no puede ser!", se le quejó a Cristina. "Mire, senadora: acá, lo único que faltaría es que un senador quiera imponerle a otro senador lo que tiene que decir o lo que no tiene que decir", le respondió.  

Cafiero confirmó que el Estado pagó a los salarios hasta de su CEO de LAN, con aportes de 18 millones de pesos y hace un mes la empresa quebró en Estados Unidos. "Es importante que está política no discrimine ni por cuit ni por rama y salir en defensa de los puestos de trabajo". 

María de los Ángeles Sacnun y Oscar Parrilli fueron otra vez las voces de las peleas de Cristina. La santafesina contó reuniones paritaria en la que Sergio Nardelli, CEO de Vicentin, se presentaba como emisario de Macri. "Están dolarizando los alimentos de Argentina Nos dejaron en emergencia alimentaria y nos hablan de la revolución de los aviones", se burló.

Parrilli consultó sobre la reforma de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) y Cafiero le recordó que es una de las leyes en elaboración y en el debate se colaría las denuncias por espionaje ilegal contra Macri. 

"Tenemos que ser el gobierno que le diga 'Nunca más' a este tipo de prácticas, a este tipo de prácticas en donde se inventan causas, en donde se alimentan causas mediáticas, en donde se persiguen a opositores, a propios y a ajenos. Esto es, quizás, el 'nunca más' de nuestra época", prometió el jefe de Gabinete. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
9
el que se excusa se acusa
8
El nieto deberia preguntarle a la doña que tenia sentada atras a ver que opina del tema en ves de hablar boludeces al pedo como el tio alberso.
7
se cagafiero cafiero, que pelotudito resultaste. Coherente con quien te eligió
6
Te creo y creo que alberto Fernandez piensa igual... pero la mayoría de la gente no te cree. Hechos no palabras y en eso van muertos. Tampoco creo cfk quiera cometer mas errores como el que acaba de hacer con vicentin. Pero es tarde...a llorar al cuartito. Este error de cfk en este momento sumado a la pandemia y a la debaclae económica les va costar ni mas ni menos que las intermedias del 21 y las presidenciales del 23.
5
La vieja parece dropy, mofletona
4
Colitis, iba a escribir lo mismo
Sumale 30 kilos, el piano y los bigotitos estilo diego de la vega

Pobre solo un esclavo guionado, yosorto, puede decir que habló bien
EL nieto habla como diario mojado, no tiene coherencia, yosorto no lo escuchó solo repite a sus amos, y la foto asusta, la vieja arriba y el nietito asustado ajoba

Yosorto, serás el hijo de alborto
3
¿Y quién puede creerle al nietito???
2
Hablaste muy bien Kafiero.
Muy buena foto.
1
Marquitos con rulos.