Coronavirus
Máxima preocupación en España por los rebrotes: el verano favorece la "dispersión" descontrolada del virus
El gobierno trabaja sobre la hipótesis de que los rebrotes aumenten en las próximas semanas. No descartan la vuelta un posible confinamiento domiciliario en Cataluña.

 El número de contagios por coronavirus se duplica en toda España con 257 casos nuevos registrados en las últimas 24 horas, que suponen el mayor repunte desde el 29 de mayo, cuando España estaba aún en Estado de alarma. Tras los 124 infectados el martes, la cifra diaria vuelve a subir con un total de 252.513 personas contagiadas desde el inicio de la pandemia, según los datos que ha ofrecido el Ministerio de Sanidad este miércoles. Desde el cuartel general de Salvador Illa reconocen que estos casos de rebrote se siguen "con gran preocupación" pero según ha podido saber LPO, el miedo a perder la trazabilidad del virus se ha hecho real volviendo, incluso, a la situación previa al estado de alarma en Cataluña.

El Gobierno no quiere asustar a la población ni lanzar todavía mensajes de alarma ante los 118 "puntos calientes" de España, de los cuales 67 siguen activos. La premisa que lanza el Gobierno es la "trazabilidad", es decir, tener controlado el virus. Los epidemiólogos conocen al paciente cero y, a partir de ahí, establecen el recorrido del virus para neutralizarlo. ¿Cómo? Trazando la línea de contactos del paciente cero con personas y lugares y efectuando test para aislar los casos positivos.

La gran preocupación ha surgido durante estos últimos días cuando los rebrotes de Lérida y Lugo se han descontrolado. El ministro Illa trabaja sobre la hipótesis de que los rebrotes aumenten en las próximas semanas y no descarta la vuelta un posible confinamiento domiciliario.

Sin embargo, cuando no se sabe de dónde vienen los contagios, según los epidemiólogos, se pasa a lo que se llama "transmisión comunitaria". Significa que se ha producido una "dispersión del virus sin poder hacer su trazabilidad porque se desconoce el paciente cero y el foco", explican fuentes del Ministerio. Está fue la situación previa al estado de alarma por el cual el Gobierno tuvo que decretar el confinamiento. "El virus circulaba a sus anchas", explican.

Según ha podido saber LPO, la gran preocupación ha surgido durante estos últimos días cuando los rebrotes de Lérida y Lugo se han descontrolado. Illa trabaja sobre la hipótesis de que los rebrotes aumenten en las próximas semanas. El ministro no descarta la vuelta un posible confinamiento domiciliario, según ha dicho en una entrevista este miércoles en Cataluña Radio.

Las fuentes consultadas insisten en que la solución pasa por realizar PCRs masivas y, como algunas comunidades han hecho, hacer confinamientos domiciliarios. En la localidad guipuzcoana de Ordicia, "ocho o 10 contactos se han tenido que quedar en casa porque tienen posibles síntomas y hasta que no vengan a hacerles una PCR les han dicho que no pueden salir de casa", comentan las fuentes consultadas.

Desde Sanidad consideran que "el verano y el desobedecer las normas de higiene y seguridad por parte de algunos ciudadanos" han puesto en una difícil situación a las comunidades, que sin mando único tienen plena potestad para controlar la gestión de los rebrotes.

"Sabemos que habrá brotes, ha habido en todos los países, pero naturalmente lo seguimos con preocupación y a diario", ha dicho Illa resaltando la comunicación "fluida" con las CCAA ante estos nuevos contagios. Los tres últimos han aparecido en el área metropolitana de Granada, en Málaga y en Soria. Por su parte, La Rioja, Asturias y las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla son las únicas regiones que continúan sin registrar rebrotes.

Turistas este martes en Pamplona sin mascarilla ni distancia social.

Sanidad está haciendo un especial seguimiento a los casos de Lérida y Lugo. En A Mariña el número de casos ha vuelto a incrementar este miércoles y registra en la actualidad 144 positivos. La comarca permanece 'cerrada' desde el lunes. De los 2.347 casos diagnosticados en la última semana, 1.147 han sido en Cataluña, donde la comarca de Segrià permanece confinada y la Generalitat teme que los hospitales se desborden ante la oleada de positivos de los últimos días. Otra comunidad que también preocupa al ministro es Aragón.

De los 2.347 casos diagnosticados en la última semana, 1.147 han sido en Cataluña, donde la comarca de Segrià permanece confinada y la Generalitat teme que los hospitales se desborden ante la oleada de positivos de los últimos días.

El Gobierno de Aragón mantiene en fase 2 a las cuatro comarcas afectadas por rebrotes: La Litera, Cinca Medio y Bajo Cinca en Huesca, y Bajo Aragón-Caspe, y suman al menos 414 casos confirmados, la mayoría trabajadores temporeros. La consejera de Sanidad del Gobierno de Aragón, Sira Repollés, ha manifestado que la situación epidemiológica de las cuatro comarcas evoluciona "muy bien" y, "probablemente, antes del fin de semana", se tomará una decisión sobre su vuelta a la nueva normalidad.

El ministro ha detallado este miércoles que se han centrado en "los mecanismos de detección precoz y de vigilancia de los casos, así como se ha hecho un refuerzo de compra de medicamentos". Tal y como publicó LPO, el Gobierno gastó 10 millones de euros hace dos semanas en la compra de material sanitario y este martes en Consejo de Ministros volvieron a gastar 22 millones para abastecer a las comunidades autónomas ante posibles rebrotes en otoño.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
2
En la ¨democracia¨española hace mas de un mes que dejaron de contar los muertos y nadie dice nada
1
Era obvio que al abrir todo y dejar las medidas de distanciamiento iba a volver a haber contagios, aun con vacuna va a seguir habiendo contagios.
Pero con 35 grados, la situacion es distinta.