Deuda externa
Río Negro no puede cancelar un bono en dólares y se suma a las provincias en default
A Arabela Carreras se le terminó el período de gracia para cancelar 10,5 millones de dólares, con lo cual se sumó al grupo de provincias en default.

La situación financiera de las provincias se agrava. Las que dependían en buena medida de los recursos propios como las petroleras hoy se encuentran en un brete doble, por un lado la caída de la recaudación interna, pero también la fuerte baja en las regalías. Por lo que los vencimientos en moneda extranjera no los están pudiendo pagar.

Este miércoles fue el turno de Río Negro. Ayer se le vencieron los 30 días de plazo para cancelar los 10,5 millones de dólares de intereses de un bono por 300 millones de dólares emitido en 2017 como parte del "Plan Castello" de obra pública. Así se sumó a la lista de Córdoba, Buenos Aires y Mendoza que ya están en default.

Un mes atrás, un comunicado a la Bolsa avisaba que por la pandemia la provincia no estaba en condiciones de pagarles a sus acreedores y que tampoco iba a emitir un nuevo bono en dólares para pagarles. En cambio, los llamó a negociar un mayor período de pago.

Río Negro anunció que no puede pagar su deuda y le bajan la calificación

"La Provincia enfrenta desafíos económicos sin precedentes como consecuencia de la crisis de la pandemia COVID-19 y la imposición del Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio, que ha generado una caída material en la recaudación fiscal y una baja importante del precio de los hidrocarburos imponiendo fuertes limitaciones a su capacidad de pago de sus obligaciones financieras", sostenía el texto.

Y advertía que "habida cuenta de estas circunstancias, la Provincia se encuentra trabajando junto con sus asesores financieros y legales en un proceso de consultas con los tenedores de su deuda denominada en dólares estadounidenses con el objetivo de aliviar sus obligaciones financieras en el corto plazo y buscando condiciones apropiadas de sostenibilidad de la deuda".

Sin embargo, en el transcurso de estos 30 días, no se llegó a un acuerdo con los acreedores internacionales y además el gobierno rionegrino también tuvo que resolver fuertes vencimientos de deuda en pesos sin contar con los recursos.

Lo cierto es que tras varias tratativas con el gobierno nacional, la gobernadora consiguió el aval nacional para emitir una nueva serie de bonos en pesos este último 6 de julio con el que cancelar unos $11.000 millones de vencimientos en deuda local y hacerse con el excedente para cubrir gastos operativos. La colocación de este lunes por $1.554 millones a tasa Badlar+7% por un año, le dio margen a la provincia para rollovear los vencimientos en pesos de este mes por 914 millones de dólares.


Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
3
La provincia con el extenso territorio y poca poblacion deberia ser potencia
Pero apenas es un pais africano, infectado de vagos, ñoquis y estatales privilegiados
2
Neo, sumale:
hay gobernantes corruptos por que loselectores son corruptos
hay gobernantes ventajeros, por que los electores son ventajeros
hay gobernantes feudales, por que hay electores del medioevo
hay gobernantes menntirosos, por que hay periodistas pauteros

Hay mucho mas para seguir
1
2 días antes de entrar en default la gobernadora pasó a planta permanente a más de 2.000 trabajadores de la administración pública provincial. Era necesario engrosar la masa de parásitos que encima en el medio de la pandemia no están trabajando (excepto unos pocos) y están calentitos, comiditos, abrigaditos, cobrando su sueldito y su bien "merecido" aguinaldo (pagado con el quiebre y cierre de la sangre de las pymes) y ahora sus bien "merecidas" vacaciones de invierno.

Y seguimos hablando de vicentín que es un vuelto???? dejen de tirar bombas de humo.

El default de la argentina se hubiera pagado tranquilamente con el 10% de quita del salario promedio de los empleados estatales.

Hay gobernantes mediocres porque los electores son mediocres