Cuentas públicas
El déficit fiscal marcó en junio la primera reducción del año
El déficit primario se mantuvo estable respecto de mayo y el total anotó una baja del 6% mensual. Tenue mejora de los ingresos.

Luego de meses de aceleración, el déficit fiscal del mes de junio mostró el primer signo de estabilización del año. Tras la fuerte expansión del gasto por la pandemia, el déficit primario creció menos de 1% en el mes y quedó debajo de la inflación, mientras que el déficit total mostró una reducción de 6% impulsada por la pronunciada baja del pago de intereses.

Desde luego que en términos interanuales el déficit siguió mostrando el fuerte incremento producto del impacto de la pandemia: el déficit primario 3745,1% al pasar de un virtual equilibrio fiscal a un resultado deficitario de $253.706 millones. En consecuencia, y a pesar de la reducción del 46% del pago de intereses de la deuda pública,el resultado financiero del Sector Público Nacional terminó con un rojo de $288.565 millones, 326,2% superior al de igual mes del año anterior.

De hecho, solo por los items vinculados a la pandemia el déficit fiscal ya acumula un 2% del PBI, más de la mitad del déficit del 3,6% del PBI en los primeros seis meses del año (un rojo de $889.806 millones de déficit primario).

La economía rebota un 10% frente al piso de abril, pero sigue un 20% debajo de los niveles de 2019

A lo largo del mes de junio, los ingresos totales sumaron $402.899 millones, es decir que crecieron solo 7,8% en términos interanuales, pero más que el 2,4% del mes previo. "A pesar de la persistencia de los efectos negativos de la pandemia y de las medidas de aislamiento y distanciamiento social, el crecimiento interanual de los recursos se aceleró respecto al mes de mayo", señaló el Ministerio de Economía.

En tanto, los gastos mostraron una suba del 72,7% interanual y ascendieron a los $656.605 millones. De esta manera en el mes de junio crecieron 13,3% respecto de mayo, pero desaceleraron su velocidad de expansión. En mayo habían crecido al 96,8% interanual.

"Este monto es reflejo del sostenimiento de las medidas implementadas por el Poder Ejecutivo Nacional para contener al empleo, la producción y el ingreso de las familias en el marco de la pandemia, además de compensar la caída de recaudación de las administraciones provinciales", detalló el comunicado oficial. El 16% ($99.750) del gasto público del mes fue para pagar el IFE y la ATP.

En relación a los gastos del Sector Público Nacional, el Ministerio señaló que las transferencias corrientes, llegaron a $175.296 millones, un 204% de lo que habían sido en junio del año pasado. De estos, $150.241 fueron percibidos por el sector privado. Además del IFE y la ATP,el programa Alimentar registró un incremento de $8.050 millones y las asignaciones en materia de Apoyo al Empleo aumentaron alrededor de $2.950 millones. "En cuanto a las medidas de contención sanitaria, se financiaron erogaciones adicionales de la Superintendencia de Salud y del PAMI por casi $12.500 millones", detalló el reporte.

Los subsidios anotaron una fuerte suba del 89,2% interanual en el mes de junio hasta llegar a los $63.516 millones, los que en su mayoría ($38.000 millones) se aplicaron a la energía. Dentro de esta variación, el aumento de la asistencia financiera a CAMMESA representó $17.200 millones.

"Respecto a las transferencias al sector público, aquellas con destino en las provincias registraron un incremento de $15.913 millones (+304% i.a.). Este aumento fue explicado por las transferencias a provincias en concepto de convenios especiales ($8.106 millones), erogaciones destinadas a reforzar las cajas previsionales provinciales no transferidas al SIPA ($2.098 millones), refuerzos a hospitales provinciales ($2.088 millones) y la asistencia al Fondo Nacional de Incentivo Docente ($1.722 millones", detalló el informe.

Respecto de la recaudación, el Ministerio de Hacienda detalló que: "Los ingresos tributarios crecieron 26% interanual impulsados por los aportes y contribuciones a la seguridad social (+23% i.a.), impuestos a débitos y créditos (+ 52% i.a.) y a bienes personales (+293% i.a.). También cabe destacar el incremento del resto de tributos ($11.376 millones; 53% i.a.), explicado mayormente por el impuesto PAIS (+ $10.681,4 millones)".

El impuesto al dólar, el único ingreso tributario que crece en la cuarentena

"Adicionalmente, las rentas de la propiedad se vieron afectadas por las medidas de alivio financiero para las familias mientras que los recursos de capital muestran una caída sustancial debido a la elevada base de comparación. En cuanto a las primeras, percibieron una caída de 20,1% interanual debido a la suspensión del pago de las cuotas por créditos otorgados de la ANSES al sector privado. En cuanto a los segundos, se observó una caída de $50.507 millones (-78% i.a) que se explica por la venta de activos fijos de empresas públicas registrada en junio de 2019 por un monto de $44.596 millones y, en menor medida, por menores recursos disponibles de ANSES para el financiamiento del programa de Reparación Histórica (artículo 121 de la Ley de Presupuesto 2019 N° 27.467)", agregó el comunicado oficial.


Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.