Espionaje ilegal
Un ex agente de la AFI vinculó a Majdalani y De Stéfano con la causa de espionaje ilegal
Es Andrés Bertolini, que declaró en el Congreso y aseguró que durante el gobierno de Macri era la dos de inteligencia quien controlaba las escuchas.

El ex agente de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) Andrés Bertolini declaró este martes en el Congreso e involucró en las denuncias por supuesto espionaje ilegal a la ex subjefa del organismo Silvia Majdalani y a quien fuera su director de Asuntos Jurídicos Juan Sebastián De Stéfano, un abogado cercano al ex presidente de Boca Daniel "Tano" Angelici. 

Ante la bicameral de fiscalización de organismos de inteligencia, presidida por el diputado oficialista Leopoldo Moreau, Bertolini contó que llegó a la entonces Side en 2003, por gestión del ex vicejefe Francisco "Paco" Larcher, un amigo de Majdalani, quien junto al ex director general de la AFI Gustavo Arribas enfrentan una causa por espionaje ilegal en la justicia federal de Lomas de Zamora, por donde desfilaron casi todos los que declararon en el Congreso. 

El único detenido es el ex director de operaciones Alan Ruiz, acusado de liderar un grupo dedicado a hacer persecuciones ilegales a políticos del entonces oficialismo y oposición. Bertolini, que hace unos meses pidió su retiro voluntario e inició sus trámites de jubilaciones, describió en su breve pero conciso testimonio cómo las autoridades de la AFI se hicieron de las herramientas para esas tareas, que evitó confirmarlas. Un aporte similar había realizado el viernes la ex agente Jimena Hornos, también desvinculada este mes. 

Tal vez por ese vínculo con Larcher, en 2018 Bertolini recaló como director de Reunión y luego de Contrainteligencia, a cargo de Martín Coste, el último en ocupar durante el macrismo la oficina estratégica que por décadas dominó Jaime Stiuso. Como Coste, pero con más precisión, Bertolini describió cómo "la turca" nutrió a  De Stéfano de personal para darle control de las investigaciones ni bien asumió, cuando Arribas aún estaba en Brasil. 

El agente Bertolini contó que la Dirección de Asuntos Jurídicos tenía más de 30 personas para escuchar las intervenciones judiciales y contrainteligencia sólo cuatro. Estaba a cargo de Juan Sebastián De Stéfano, un abogado cercano a Daniel Angelici .  

Desmanteló las áreas más fuertes, que siempre fueron Reunión, Análisis y Contrainteligencia, y abocó los recursos a investigación criminal y causas judiciales, con epicentro en la oficina de Jurídicos, que antes se limitaba a asesorar las operacionales o a las direcciones generales y se convirtió en "una agencia aparte", con tareas como la de retirar las escuchas judiciales realizadas en la Corte Suprema de Justicia.

Allí funciona la  Dirección de Asistencia Judicial en Delitos Complejos y Crimen Organizado del Poder Judicial de la Nación, la Dajudeco, como le llaman, creada cuando Macri le transfirió al máximo Tribunal las funciones que tenía la Procuración mediante dos decretos que Cristina Kirchner intentó derogar este año pero no pudo. El Senado votó su rechazo pero Diputados nunca lo puso en el temario. A cambio, Sergio Massa acordó con la vicepresidenta armar una subcomisión para controlar de cerca cómo funciona. 

Según Bertolini, De Stéfano recibía las grabaciones que antes eran propiedad de Contrainteligencia, que pasó a obtener los CD y las transcripciones ya hechas para anexarla a los informes. Había montado "una estructura de escuchas" en la sede del Instituto de Investigaciones Científicas y Técnicas para la Defensa, el CITEFA, donde en otras épocas funcionaba la Dirección de Señales.

Claro que los audios, para que pasen por las manos de Ingeligencia, deben proceder de intervenciones pedidas por los jueces y el material desechado no debería filtrase, como ocurrió con las conversaciones de Cristina y Oscar Parrilli.

Loepoldo Moreau. 

Otras charlas privadas difundidas fueron las que mantuvo desde la cárcel de Ezeiza el ex secretario de Transporte Juan Pablo Schiavi con el ahora diputado del Frente de Todos Eduardo Valdés, presente en la bicameral, quien en aquellos diálogos le anticipaba el escándalo por la red de espionaje ilegal del abogado Marcelo D'Alessio, que denominaba como operativo "Puf puf". Se presume que los diálogos habrían sido interceptados como parte de una intervención al teléfono del narco Mario Segovia, una causa que Bertolini citó en su declaración sin que le preguntaran. 

Dijo que contrainteligencia interceptaba el teléfono de "la esposa, el hermano o el cuñado" del mexicano pero luego De Stéfano le envió "un sobre cerrado con un papel donde me justificaba, por ejemplo, la intervención de unos teléfonos. Decía que Segovia estaba teniendo contacto con gente del mismo pabellón". Asegura tener esa misiva en su poder, para cuando haga falta.

El diputado Rodolfo Tailhade, del kirchnerismo, preguntó si el material que recibían se restringía a las conversaciones sobre narcotráfico y "todo el resto lo trabajaban ellos", por Jurídicos. "Exacto", respondió Bertolini, confirmando que los diálogos de Valdés y Schiavi sólo pudo haberlos dejado trascender De Stéfano.

Su declaración sorprendió en las nuevas autoridades de la AFI, que ni bien arribaron al edificio de 25 de Mayo le pidieron informes a los agentes y, según fuentes del organismo, ninguno contó que Arribas o Majdalani controlaban las escuchas con los abogados y no con los espías. 

Angelici, el próximo apuntado en la causa de espionaje ilegal 

De hecho, cuando el diputado macrista Cristian Ritondo le consultó si había recibido "órdenes ilegales", Bertolini lo negó."Estoy describiendo un sistema de trabajo que fue atípico a lo que normalmente o históricamente trabajó la Agencia, en el cual no era normal que se duplicaran las escuchas. Jurídicos tenía treinta y pico de personas para escuchar y yo, que llevaba la causa, tenía cuatro".

Contó, por ejemplo, que José Padilla, uno de los abogados a cargo de De Stéfano, le llevó un caso vinculado al diputado provincial de La Pama Espartaco Marín, hijo del ex gobernador justicialista Rubén Marín, pero la desechó porque "era una cuestión totalmente política; no tenía ton ni son. Estaba muy bien escrita, había unas lindas fotos, pero no se unía el relato con la fotografía".

De Stéfano es recordado además por visitar al juez de Avellaneda Luis Carzoglio junto a Fernando Di Pasquale, otro funcionario de la AFI, para preguntarle si tenía previsto detener a Hugo Moyano, un encuentro que Arribas y Majdalani confirmaron ante la bicameral del Congreso hace un año. "La Agencia giraba en torno a eso", recordó el episodio Bertolini. 

Aportó otro dato: hubo una denuncia de atentando ante el Instituto Patria antes que se realizara el G20 que recayó en el juzgado de Rodolfo Canicoba Corral y tuvo la intervención de la AFI, mediante una gestión de Darío Biorci, cuñado de Majdalani. Bien podría haber servido para espiar la entonces sede política de Cristina Kirchner.

Sin embargo, los espías que fueron identificados frente al edificio arribaron por una causa del juez federal de Lomas de Zamora Federico Villena, el mismo que hace dos meses abrió la investigación por espionaje ilegal contra Arribas y Majdalani. Luego recayó en su colega Juan Pedro Auge y en la fiscal Cecilia Incardona, que mantiene detenido a Ruiz. 

Bertolini describió al ex policía de La Pampa como una "célula aparte completamente fuera del control de Contrainteligencia", que recibía "llamados de la Ocho", como se denominaba a Majdalani, quien hasta lo llamaba "el nueve" y le permitía no responder "completamente a los mandos de la base operativa". Dijo que fue quien ejecutó el espionaje al Patria que motivó la salida de Coste. "Biorci era el que llevaba la causa y Alan Ruiz el que ejecutó la orden".

"(Ruiz) tomaba contacto con el Juzgado, tomaba intervención, haría las tareas que se le pedían desde el Tribunal y después, para oficializar todo eso, como sucede en los casos de premura, llega el oficio judicial, que siempre entra por Jurídicos. Lo recibía yo y no tenía ni idea de lo que había ocurrido", describió Bertolini. De Stéfano es el próximo citado. Lo esperan este jueves. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
4
Texalar: la turca es un cachivache, que se ocupe de sus trapos sucios que tiene guardados en su placard familiar
3
Porque no llaman al culata de Rochetti , quien manjaba todas las oficnas de la AFI en la provincia de Bs As y mano derecha de Ritondo quien mandaba a seguir hasta los que atendían el kiosko de 7 y 51
2
massa es el mas peligroso y traidor de todos, encima esta gobernando el...
1
La reina del acero inoxidable, va a disparar munición gruesa cuando esté contra las cuerdas