España
Sanchez logra juntar a Ciudadanos y Podemos, y se garantiza el poder hasta 2022
El líder del PSOE logra el apoyo de la centroderecha a los presupuestos, en una jugada incómoda para sus aliados de la izquierda.

El presidente de España, Pedro Sánchez, está a punto de concretar un viejo anhelo que parecía imposible: un acuerdo tripartito entre el Partido Socialista, los izquierdistas de Podemos y los centroderechistas de Ciudadanos para votar los Presupuestos. La jugada le garantizaría la gobernabilidad hasta el 2022.

Por estas horas Sánchez negocia los "Presupuestos de Gobierno" con sus aliados de Podemos. El siguiente paso en su hoja de ruta es pactar con Ciudadanos, la formación que con la conducción de Inés Arrimadas ensaya un giro moderado, lejos de las posiciones más extremas del Partido Popular y, sobre todo, Vox.

Podemos es reticente a incluir a Ciudadanos en el acuerdo por los Presupuestos, aunque Sánchez no tiene otra forma de aprobarlos en el Congreso por la anunciada abstención de los independentistas catalanes de ERC. Esto sumado a que el líder del PP, Pablo Casado, ya avisó que no ayudará mientras Podemos sea parte del gobierno. Además de Ciudadanos, debe convencer a los nacionalistas vascos del PNV.

Para conformar a los de Pablo Iglesias y blindar la coalición de gobierno, Sánchez le garantizó el plan para la reconstrucción social y económica tras la crisis del Covid basado en los objetivos de la Agenda 2030, que gestiona el vicepresidente. Además, mantiene su respaldo político pese a los problemas judiciales de Iglesias y los suyos.

Ese apoyo político y las partidas para programas sociales dejarían de lado las quejas y las advertencias de los dirigentes de Podemos, ya que el acuerdo con Ciudadanos implicaría que Sánchez les asegure que no habrá aumento de impuestos. Parte del pacto con los de Iglesias era subir algunos gravámenes para financiar programas sociales, aunque ahora eso se lograría con fondos de la Union Europea.

 Inés Arrimadas 

La formación de Arrimadas ya había advertido que rechazaría unos Presupuestos con una mayor "carga fiscal" para las empresas, por lo que Sánchez garantizaría que dejará de lado el ‘impuesto verde' a las aerolíneas, a pesar de ser uno de los compromisos adquiridos en el pacto de coalición firmado por PSOE y Podemos. Además, se adelantó que debido a la crisis económica provocada por el coronavirus quedan congeladas las grandes subidas de impuestos planteadas inicialmente.

Sánchez quiere repetir la ‘fórmula Rajoy' para aprobar los Presupuestos, logrando de nuevo la suma de los nacionalistas vascos y Ciudadanos como logró el presidente del PP en 2018. La tesis del Ejecutivo es que, pese a ser formaciones antagonistas, ya respaldaron a la vez unos Presupuestos, y también han hecho coincidir su voto en las prórrogas del estado de alarma.

El Gobierno sabe que se juega buena parte de su continuidad en la aprobación de las cuentas generales del Estado para 2021 porque lleva ya 3 años arrastrando las del año 2018 y necesita ahora más que nunca unos nuevos presupuestos para afrontar la pandemia y la gravísima crisis económica que sufre España.

El líder del PSOE lograría así un éxito impensado y obtendría gobernabilidad hasta el 2022, algo que parecía muy complejo en los últimos tiempos.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.