Deuda externa
Llaryora logra la adhesión del 84% de los acreedores y cierra la reestructuración de su deuda externa
La ciudad de Córdoba es el segundo distrito, detrás de Mendoza, en acordar con sus bonistas. Un "endulzante" de USD 1,8 millones, clave en el acuerdo.

La ciudad de Córdoba, el único municipio en el país con deuda internacional, consiguió cerrar este miércoles su acuerdo con los bonistas al asegurarse la aceptación del 83,79% de las acreencias a la propuesta de Martín Llaryora y su secretario de Economía y Finanzas, Guillermo Acosta. 

Así, pasó a ser el segundo distrito después de Mendoza en llegar a un acuerdo por su deuda externa, mientras otra once provincias siguen con las negociaciones abiertas. Schiaretti apunta a ser el siguiente detrás de Suárez y de Mestre, con el proceso de aceptación abierto hasta el 23 de noviembre.

Exclusivo: Córdoba mejoró su oferta y les dio a los acreedores hasta el 23 de noviembre para aceptarla

Estrictamente hablando no se trató de un canje por nuevos títulos de deuda, sino que fue una modificación de las cláusulas troncales del contrato de emisión de los 150 millones de dólares en bonos que colocó en 2016 en Nueva York el ex intendente Mestre.

De esta forma, el municipio consiguió cambiar tres amortizaciones de 50 millones de dólares cada una por 2022, 2023 y 2024, por 8 pagos semestrales desde la fecha original de vencimiento en 2024 hasta 2027, es decir, con una extensión de plazos de 3 años. Y al superar el 75% de adhesión requerida por las cláusulas de acción colectiva, no quedaron holdouts.

"Logramos extender los plazos y bajar la tasa y también cambiar el horizonte de amortizaciones", celebró Acosta al tiempo que explicó a LPO que "redujimos la tasa en un 24% al pasar del 7,875% anual a un promedio del 5,96% con un esquema ascendente".

En efecto, en septiembre del año que viene pagarán 2,125%, en 2022 se subirán los pagos al 5,5%, en 2023 al 6,25%y de 2024 al vencimiento al 7%, es decir siempre por debajo del cupón original.

Cabe recordar que el 29 de septiembre, el municipio no cumplió con el pago de intereses por 5,9 millones de dólares, por lo que pasados los 30 días de gracia, entró en virtual default. Sin embargo, con las negociaciones avanzadas y un endulzante, los acreedores no se reunieron para reclamar el evento crediticio, sino que siguieron negociando para llegar al resultado de hoy.

Llaryora negocia contrarreloj para no entrar este jueves en default técnico

"Esta mañana se presentó en Nueva York el documento con la aceptación de los acreedores y entre hoy y mañana va a quedar formalmente concluida la reestructuración", aclaró Acosta.

"Siempre mantuvimos el diálogo y fuimos francos con los números de la ciudad de Córdoba. También fue importante el consejo de Rafael Brigo que desde Nación viene monitoreando todos los procesos de reestructuración subnacionales. En nuestro caso, hubo varias cosas centrales para llegar a un cierre. Primero que la propuesta de Córdoba no tuvo que ver con promesas, sino que mostramos lo que el intendente Llaryora está implementando para sanear las cuentas públicas. Y también haber acordado con el principal acreedor, el fondo chileno Moneda, fue una gran señal para los fondos europeos y norteamericanos, porque al tratarse de un fondo de la región, más cercano a nuestra realidad, dio un señal importante y su aceptación fue clave para los otros tenedores", agregó.

La aceptación de moneda estuvo vinculada a la introducción de un cambio en la propuesta original, un "endulzante" o premio, para los que aceptaran en forma temprana la reestructuración. Puntualmente, se trató del reconocimiento de menos de un tercio (31%) de los intereses que debían pagarse el 29 de septiembre. De esta forma con 1,8 millones de dólares que el municipio cancelará el miércoles próximo a sus acreedores, Llaryora acabó por convencerlos.

En consecuencia, desde el momento del voto por la adhesión y hasta cinco días después de este pago, los bonos permanecerán bloqueados.

Cabe recordar que en 2016, Ramón Mestre pidió en Nueva York 150 millones de dólares para obras y la descompresión financiera del municipio. Con el dólar a $15, usó 52 millones de dólares del bono para convertirlos a pesos y pagar deudas en pesos como Letras de Tesorería y Bonos de Consolidación de deuda, entre otros. Con los 98 millones de dólares restantes, realizó obras de infraestructura, como el nudo vial de la Plaza España, también los aplicó al desarrollo de parques educativos y al programa Nuevas Centralidades.


Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.