Dólar
Sin señales para que reaparezca la oferta, el dólar blue dio otro salto y llegó a $172
El gobierno frenó el contagio en los dólares financieros con venta de bonos en pesos. El rol de la tasa de interés.

El dólar blue no afloja, anteayer subió $12, ayer $6 y este viernes otros $5 más. Así cerró la semana en $172, movido por la sed de cobertura en un mercado sin volumen que se lateraliza rápidamente: cuando baja todos se apuran por vender y los que quieren comprar esperan a que baje un poco más, y cuando sube todos se apuran por comprar, siempre previendo que tarde o temprano volverá subir y la siguiente suba llegará incluso más alto.

Es que si hace cuatro días los que lo habían pagado $195 estaban perdiendo $46, hoy la pérdida es de $23, exactamente la mitad. Y de seguir la racha alcista, el lunes podrá coquetear con los $180 ya que los que tenían que vender para cancelar compromisos ya lo hicieron, aunque con la advertencia de que mucho más el mercado no convalidó en el último pico.

Mientras tanto, la suba de la tasa de interés que ayer implementó el Banco Central no terminó de convencer. Como explicó LPO, la nueva tasa equivale, para un plazo fijo, un rendimiento mensual del 3,08%, cuando la inflación esperada para noviembre es del 4% y el dólar oficial viene subiendo a un ritmo equivalente al 4,3% mensual y el dólar blue en los últimos 30 días avanzó 6,8%. Incluso teniendo en cuenta los spreads que se pagan al vender dólares, frente a esas alternativas, el plazo fijo parece la opción perdedora.

Donde sí puede impactar es en la forma de financiar el capital de trabajo de las pymes de cara a las fiestas. Con tasas para el descuento de cheques del orden del 65% anual, muchos optan por vender en el mercado paralelo algún "canuto".

Donde sí se ve el impacto de la intervención oficial es en los dólares bursátiles, el mercado de futuros y el MULC, donde el Banco Central perdió otros 80 millones de dólares de reservas para contener la suba del dólar a 19 centavos (0,23%) hasta los $79,75. En el mercado de bonos, la venta de títulos en pesos consiguió dejar al contado con liquidación a $145,67 (2,6% menos que ayer), pero a minutos del cierre volvió a subir y quedó 0,6% arriba; mientras que el dólar MEP quedó en hasta $141,23 a solo centavos de los $140,25 del dólar solidario.

En el mercado de futuros también se hizo notar con énfasis en las posiciones a fines de noviembre y diciembre. Mientras las demás subieron, las de corto cerraron en baja con un dólar a fin de año a $84,85.


Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
4
Jaja, poneme el despertador cuando pase los $200 así duermo 10 minutos más...jajaja
3
Sube y baja, nosotros bajamos y bajamos.
2
Se terminaron los aprietes a la cuevas y las ideas de guzman.
1
Para que un bien sea considerado dinero, tiene que ser el más demandado. De lo contrario. sino cumple con este requisito, no es dinero.
El dólar es un activo financiero y es el más demandado de la economía argentina, por lejos. El dólar es lo que todos desean tener para ahorrar. Es decir cumple con una de las funciones principales que tiene el dinero.
El peso sólo se utiliza como medio de cambio o de circulación. Es solamente un bien transaccional. Y como unidad de cuenta se utiliza mucho el dólar. por ejemplo, este se emplea para contabilizar el valor de los inmuebles, terrenos y otros bienes y servicios.
Hoy no tenemos moneda, porque el peso es repudiado por muchos argentinos y hay un clima de desconfianza, que hace que todo empeore aún más.
Algunos dirán que el problema es el déficit fiscal que genera altos niveles de inflación.
Otros van a decir que es un problema cultural causado por los medios de comunicación o desde grupos oligopólicos o concentrados, incluso algunos se aventuran a mencionar intereses o lobby extranjeros, que impulsarían una dolarización de nuestra economía.
La única verdad es la realidad: la enfermedad es la inflación y la fiebre es el dólar.