Producción
¿Qué espera el sector Pyme de la era Alberto Fernández?
Por Camilo Alberto Kahale
La era Macri dejó cuatro años pasaron con un saldo negativo para las pequeñas y medianas empresas, con un balance en rojo en todos los rubros. Ya con nuevo presidente electo, se renuevan las esperanzas del sector. Y los pedidos también.

Llegan a su fin cuatro años muy complicados para las pymes. Tal vez, de los períodos más complejos de las últimas décadas, en el que casi 10 mil empresas y comercios bajaron la persiana, incrementando el número de familias sin trabajo y por debajo de la línea de la pobreza. La política económica del gobierno saliente parece haber estado dirigida a perjudicar al sector pyme, desde el consumo hasta la producción, y los únicos ganadores de esta gestión que finaliza fue el sector financiero.

Como en toda nueva etapa, las esperanzas se renuevan y muchas pymes hicieron un gran esfuerzo para llegar al comienzo de la nueva gestión. Por ellos, y por los que no sobrevivieron a esta profunda crisis, es que deseamos y esperamos que el Gobierno electo cumpla con lo expresado durante la campaña electoral.

Como siempre lo hicimos, desde la Federación Económica de la Provincia de Buenos Aires, FEBA, no sólo expresamos la crítica situación del sector en todos los rubros, sino que también presentamos propuestas -un plan pensado y desarrollado por nuestros técnicos-. Así lo hicimos cada vez que tuvimos la oportunidad de reunirnos con los ministros y la propia gobernadora saliente, María Eugenia Vidal.

Y también cuando nos visitó el gobernador electo, Áxel Kicillof, a quien le entregamos un informe que analiza del presente y futuro de las pymes bonaerenses, y un plan de trabajo haciendo foco en las principales necesidades de los empresarios, comerciantes y emprendedores -para los primeros 100 días, 6 meses, 2 años y hasta los 4 años de su futura gestión-.

¿Qué se necesita de la futura gestión de Gobierno?

Que se reactive el mercado interno de la mano de la producción, lo que permitirá la recuperación y creación de nuevos puestos de trabajo. Para ello, es necesario que el próximo presupuesto (que todavía se debe aprobar), contemple a las pequeñas y medianas empresas, porque este sector históricamente representó y representa el 70 por ciento de los ingresos de la producción argentina.

Confiamos que la política económica va a cambiar de rumbo, porque es la única forma de levantar cabeza, de salir del pozo en que nos metieron. Y como parte de ese futuro plan económico esperamos que se contemple la reactivación de la industria nacional y provincial.

Para esto, es necesario: bajar las tasas de interés que cobran los bancos de turno; facilitar el acceso a préstamos blandos que permitan a las empresas ser más competitivas ante una inflación que destruyó todo; tomar medidas concretas con respecto a las tarifas de los servicios, porque el sector está preocupado por la decisión de la gobernadora saliente de autorizar un aumento del 25 por ciento en las tarifas energéticas; entre otras medidas.

Sabemos que el próximo año no será fácil y que hay mucho por reconstruir. Queremos un comercio pujante, una industria al cien por ciento, reducir la economía en negro, y que comercios y empresas vuelvan a levantar sus persianas.

Desde FEBA queremos participar activamente de la configuración de programas y medidas cuya implementación impulse la producción y genere mejores condiciones para las pequeñas y medianas empresas, porque representamos a la pyme trabajadora de toda la Provincia de Buenos Aires, y sabemos que, si el sector crece, el país también lo hará. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.