Israel
¿El fin de Benjamín Netanyahu?
Por Horacio Lenz
El 17 de septiembre hubo elecciones en Israel. Tanto Netanyahu como el principal opositor, Benny Gantz, tienen la posibilidad de perfilar sus candidaturas como Primer Ministro. Pero para eso tienen que construir un espacio de mayoría parlamentaria amplia.

El 17 de septiembre se llevaron a cabo las segundas elecciones del año en el Estado de Israel. Las primeras, en Abril del 2019, tuvieron un resultado de empate que paralizó el sistema de formación de gobierno dado que nadie logro construir mayoría parlamentaria de 61 bancas sobre un total de 120.

Después de los últimos resultados, tanto el actual premier Benjamín Netanyahu como el principal opositor, Benny Gantz, tienen la posibilidad de perfilar sus candidaturas como Primer Ministro. Pero para eso tienen que construir un espacio de mayoría parlamentaria amplia. ¿Lograrán su objetivo? Hay un concepto claro en el conjunto del sistema político e institucional israelí: nadie quiere una tercera elección. Por lo tanto los esfuerzos de negociación se extremarán poniéndose en juego la capacidad política de los líderes en romper la inercia y construir un pacto de gobernabilidad de cuatro años. De esta manera aparecen los actores que impactan en la formación de un gobierno a contemplar.

Estas elecciones reflejan una permanencia política del Partido Likud liderado por el Netanyahu, pero solo en el espectro de la derecha radical. Sus componentes ideológicos son el nacionalismo, la defensa militar, cierto liberalismo económico con una idea de Estado de Bienestar, más un acercamiento a los partidos ortodoxos de perfil religiosos. Con los resultados alcanzados el Likud con 31 parlamentarios reduce su capacidad de formar gobierno. Si suma al conjunto del arco derechista conformado por los Partidos: Shas (sefaradíes ortodoxos), Yahadut Ha Torá (askenazi) y Yamina, que aportan 24 parlamentarios, tampoco logra la mayoría.

Es evidente que un conjunto de razones socioeconómicas sostienen la popularidad del Gobierno del Primer Ministro, pero no necesariamente toda esa virtud política se derrame hacia él. Aspectos como el cansancio público, ciertas denuncias de violación institucional y una influencia religiosa en la vida pública, entre una mayoría laica, impactan negativamente sobre su capacidad de maniobra. Otros factores como la situación militar controlada, la extinción de amenazas de terrorismo dentro del territorio, el boom económico que llevó bienestar y calidad de vida a todo el territorio son partes de los éxitos, pero no suficientes para apoyar su quinto mandato.

La otra gran coalición es la Azul y Blanca liderada el Ex Comandante en jefe de la Fuerzas Armadas en General Benny Gantz. Este militar retirado que goza de una gran reputación en la vida social de Israel por ser reconocido como un gran soldado, se volcó a la política y conformó una coalición de partidos opositores. Buscó denodadamente producir un cambio en el marco político y construyó un frente donde unió el deshilachado espectro de Centro Izquierda, apoyado por el reconocido dirigente progresista Yair Lapid. En términos nominales logró tener la mayor representación con 33 parlamentarios, que juntos a los aliados del Partido Laborista, Unidad Democrática y Lista Árabe alcanzarían a 56 parlamentarios. Uno más que la coalición de derecha, pero lejos también de conseguir los 61 necesarios para la mayoría necesaria sobre 120. Pero éste proceso electoral al igual que el anterior de abril marcó algunos datos significativo por ejemplo otra mala elección del tradicional Partido Laborista que conquistó solo 6 bancas para la agrupación que diseñó la política de Israel desde su creación del Estado hasta estos últimos años. También una serie de factores internos como la ausencia de propuestas para hablarle a la nueva demografía y la incapacidad para representar a una importante minoría centrista en el éxito económico hicieron del partido fundador de la nación una pequeña expresión política nostálgica. Lo mismo ocurrió con el tradicional e izquierdista Meretz que en una alianza con otros partidos menores solo lograron 4 bancas.

El dato significativo que determinó la elección fue la consolidación, como partido de derecha laico, del Israel Beitenu liderado por Avigor Lieberman. ¿Está en él definir el próximo Primer Ministro de Israel? Es muy probable. Este inmigrante moldavo que llegó a Israel - como muchos- en años posteriores a la caída del comunismo en la extinta Unión Soviética, hoy representa a través de un partido político a los miles de inmigrantes eslavos de origen judío que se instalaron allí. Expresa un modelo ideológico de derecha dura, laica que hoy tiene posiciones políticas que confrontan con los sectores religiosos ortodoxos que gozan de privilegios fiscales, subsidios y que se niegan a participación en el Ejército. Lieberman propone suprimir estos privilegios y de esta manera toma distancia de Netanyahu atomizando la derecha israelí; siendo a la vez, quien impide la posibilidad de gobernar. El actual Primer Ministro se resiste en modificar la ley sobre los sectores ortodoxos, ya que de ese modo perdería su apoyo parlamentario.

Es muy probable que sectores de derecha laica, terminen apoyando un gobierno, progresista y uniéndose a estos por una común visión no religiosa. Los programas de gobierno tanto de Netanyahu como de Gantz son similares en asuntos domésticos. Pero apareció un aspecto en la democracia israelí, el factor religioso, que actuó con determinación en los últimos gobiernos de Netanyahu, pero que hoy es puesto en duda desde la misma derecha que quiere conservar el valor laico del Estado.

La Knéset (Parlamento) entró en un camino de negociación para construir un gobierno estable de cuatros años y en donde las alternativas son tan diversas como las capacidades políticas lo determinen. Si hay una posición muy clara: No a una tercera elección. Habría que ver si el "No" también se extiende a Benjamín Netanyahu en persona enviándolo a retiro.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.