Elecciones 2019
La desagradable aritmética de Sandleris
Por Federico Rozencwaig
La pérdida de credibilidad del Banco Central forzó a este a ser aún más contractivo. Ahora, la utilización del tipo de cambio como ancla nominal es la última posibilidad de Cambiemos.

El Banco Central de la era Sturzenegger implementó el esquema de metas de inflación en Argentina. Este régimen suele basarse en la transparencia comunicacional, el establecimiento de una regla clara y la modelación de expectativas. En este caso, el hacedor de política económica controlaba la tasa de interés pero no la cantidad de dinero, que se determinaba endógenamente.

El objetivo de inflación en 2017 fue 17% y la variación de precios de 24,8%. En este contexto, el banquero central fue criticado por establecer metas poco realistas. Sin embargo, aquí tenemos un componente contrafactual: si el target hubiera sido más elevado, es probable que el incremento del IPC también lo fuera. De todas maneras, la credibilidad es un elemento esencial en la política monetaria y, precisamente, es lo que ha fallado, comenzando por la conferencia de prensa del 28 de diciembre en la que el gobierno arremetió contra la independencia del BCRA.

El gradualismo trajo aparejado un paulatino deterioro de la confianza, que combinado con la apreciación del tipo de cambio real en 2016-2017, el alza de la tasa de interés internacional, la sequía e irracionalidades como el impuesto a la renta financiera, conllevó a una devaluación de más del 100% en 2018. En consecuencia, la entidad autárquica que promueve la estabilidad de la nominalidad, optó por un programa de metas de agregados monetarios a partir de octubre del año pasado. En esta ocasión, el Banco Central se tornó más contractivo, estipulando un crecimiento de 0% de la base monetaria. La contrapartida es la expansión sostenida del stock de las Letras de Liquidez (LELIQ) que representan una promesa de emisión futura.

En síntesis, la falta de confianza forzó a Sandleris a ser más restrictivo. La dinámica observada indicaría que está dispuesto a contraer la oferta monetaria en la cuantía necesaria para contener al dólar.

La banda inferior: una nueva aliada de Macri

Las últimas medidas tomadas por la administración actual, denotan la intención de mantener la divisa norteamericana lo más cercana a la banda inferior. En este sentido, la disposición de venta de 60 millones de dólares diarios por parte del Tesoro y el aumento de las bandas cambiarias en 1,75% mensual, buscan generar expectativas de apreciación real. A su vez, la probabilidad nula de suba de tasas de la Reserva Federal en 2019, podría contribuir al propósito del oficialismo.

El uso del tipo de cambio como ancla nominal ha sido efectivo para contener la inflación en el corto plazo. No obstante, la postulación de Cristina Kirchner y una salida masiva de depósitos podrían ser dos factores que arruinen el plan de Macri para llegar a las elecciones con una recomposición del poder adquisitivo de los salarios.

La disyuntiva del Kirchnerismo

La candidatura de Cristina representaría un buen escenario para Cambiemos. Sin embargo, si ésta conforma una lista, es probable que veamos una gran volatilidad en el mercado de cambios. En otras palabras, la presentación de la ex presidente mejoraría el panorama electoral del gobierno de turno por un lado; pero por el otro, empeoraría la economía, variable fundamental para la toma de decisiones del votante medio. A su vez, la ausencia del Kirchnerismo complicaría aún más la reelección del actual jefe del Poder Ejecutivo pero con más calma en los precios.

Para terminar, podemos decir que la incertidumbre reina en los mercados. La brecha entre la tasa de rendimiento de una Letra del Tesoro y el Bonar 2020 que vence en octubre del próximo año es cada vez mayor. La famosa frase de Warren Buffet: "el precio es lo que pagas, el valor es lo que obtienes" es perfecta para esta coyuntura. Los activos argentinos están extremadamente subvaluados. Pero posicionarse en ellos en este momento significa ser tolerante al contexto sociopolítico, al retorno del populismo y al riesgo de reestructuración de deuda.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.