Peronismo
¿Hasta dónde llegará?
Por Ignacio Fidanza
El pragmatismo de Cristina para acordar con sectores del peronismo más rancio frente a un Macri que propone un voto de "valores".

La Argentina es un país muy particular que pone en revisión hasta las verdades más establecidas. Fue en esta tierra donde se elaboró el Teorema de Baglini, que describe el proceso de convergencia al pragmatismo de las fuerzas políticas, en la medida que se acercan al poder.

Hoy estamos viviendo esa conversión, pero desde el llano. La Cristina irreductible, de convicciones y odios acerados del poder, mutó en las últimas semanas en una dirigente pragmática a extremos impensados, como recuperar el diálogo amable con Duhalde, a quien no atendía desde aquel 2005 en el que venció a su esposa.

Un breve repaso por los cierres provinciales encuentra a la ex presidenta sacrificando sin pestañar a sus propios candidatos, para potenciar las chances de éxito de dirigentes peronistas clásicos como Perotti, Casas, Peppo, Rioseco, Bertone y otros, muy alejados del ideario de izquierda con el que la emparentan. "Al final del día, en el peronismo terminan juntándose todos", descubre el presidente, acaso sin percatarse que esa frase es una descripción de lo que está fallando en la gestión política de su gobierno. El ganó en el 2015 porque supo alimentar una división del PJ, que desde el poder no supo consolidar.

Mientras que en un movimiento espejo, sí Cristina iba para Podemos, en los últimos quinientos metros sorprendió con un ataque de pragmatismo peronista, que todavía no ha sido dimensionado en toda su profundidad. Por lo que implica como potencial para una elección que encuentra al gobierno de Macri, sin mucho para ofrecer, más que la apelación a valores de complejo aterrizaje en la vida cotidiana, como la apertura al mundo o la lucha contra el narcotráfico y la corrupción.

No son banderas para subestimar, pero en una economía en caída libre es muy desafiante intentar que den positivo en el equilibrio interno del votante, que vive el efecto disolvente de la inflación.

"Al final del día, en el peronismo terminan juntándose todos", descubre el presidente, acaso sin percatarse que esa frase es una descripción de lo que está fallando en la gestión política de su gobierno.

Miguel Angel Broda se juntó con Macri semanas atrás, se suponía para que lo ayudara a elaborar un "plan económico integral". A la luz del análisis que le trazó este viernes a los técnicos del Banco Mundial con los que compartió un almuerzo en Tomo I, es evidente que aquel encuentro o no terminó bien o el macrismo tienen alguna dificultad para empatizar hasta con los que deberían ser sus aliados naturales.

"Argentina está en manos de un clínico y necesita un oncólogo", describe el economista más respetado de la City, sin preocuparse que lo escuchen en las mesas cercanas. "Son malos para gobernar y tienen técnicos como ministros, con esta idea populista que sólo con nombrar gente pro mercado es suficiente", agrega.

Si hay una persona en el mundo de la economía a la que no se puede acusar de kirchnerista es Broda. Por eso, resulta muy interesante su análisis de lo fue el último tramo de esa experiencia. "Kicillof produjo crecimiento, pero dejó una bomba", señala y concluye: "Cristina perdió por la política, no por la economía, que crecía al 2,5 por ciento y la gente estaba mejor que ahora".

De ahí que este pragmatismo de la Cristina del Instituto Patria, sea tan riesgoso para un gobierno que se cierra sobre Marcos Peña y desarma con displicencia la superestructura política que le permitió llegar al poder. Monzó no está, Cenzón tampoco, Sanz menos y hasta pilares como Larreta y Vidal, han sido confinados a sus distritos. No existe otra mesa chica que la de Macri y su jefe de Gabinete. "Yo estoy en muchas mesas, ninguna de las que deciden", bromea un ministro.

Si Cristina perdió por la política, hoy Macri está obligado a ganar por la política. La economía es un lastre muy pesado, que ni siquiera entrega la única contraprestación que prometió ante el fuerte ajuste en marcha: un descenso de la inflación.

Lo que iba a ser un breve e intenso paso por el desierto, desde octubre no para de sumar kilómetros de arena. El problema inflacionario regresó con fuerza sobre el final de un mandato que fracasó en su intento por doblegarla. Por eso Macri ya no habla de economía.

"Es la primera vez que la Argentina llega a una elección en un proceso de agonía, no de colapso", teoriza Cristina en la intimidad.

No vale la pena hacer historia económica. Lo interesante es el metamensaje de esa frase. Estamos en un proceso de deterioro en curso, para tomar decisiones políticas de fondo hay que esperar hasta el último minuto. El cierre de listas para las primarias presidenciales es el 22 de Junio. "No sería raro que Cristina defina entre el 18 y el 20", afirman mitad en serio mitad en broma, cerca de la ex presidenta.

Las variables que va a mirar para definir su candidatura o un paso al costado, son las obvias: la situación económica y los números en las encuestas. En el mientras tanto, el objetivo es infligir a Macri todas las derrotas posibles, en un proceso de demolición para el que trabaja con una autodisciplina desconocida.

Por eso, La Cámpora casi no aparece y lideran gobernadores y peronistas clásicos, allí donde miden. La ex presidenta parece entender de manera cabal, que no le sobra nada. La pregunta es: ¿El gobierno se da cuenta que está en una situación similar?

Porque ese es otro dato saliente del momento actual, transitamos una historia de fracasos acumulados. Una historia sin inocentes y con muy pocas novedades en el menú. Es decir, es muy probable que esta elección sea empastada, poco gloriosa y termine ganando el que cometa menos errores. No hay mucho margen para relatos épicos ni entusiasmos desbordados. Es bastante obvio que lo que viene tampoco será muy agradable. Gane quien gane.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
15
Al final, se dan por aludidos de lo que cualquier peronista, no infectado por el odio, sabe. El peronismo unido, jamás será vencido... Es más, si ellos los gorilas y los Globertos, una categoría inferior de inútiles monos titis... que no saben de política y solo ganaron haciendo fraude, gobernaron cometiendo una estafa masiva de administración fraudulenta del estado, acompañado de un GENOCIDIO SERIAL. Son los nietos e hijos y cómplices del proceso, de los fusiladores del 55... del fracaso monstruoso de Chupete, dueños y señores de las crisis económicas... delincuentes políticos. Ellos mismos dicen, que si pierden se van del país... Pero la JUSTICIA, los espera ansiosa... para darles su preventiva y cadena perpetua. En singapur, también pensaron que era imposible y más d 400.000 delincuentes... fueron eliminados, cuando llegaron a la conclusión, que no había forma de recuperarlos... les espera algo parecido, pero sin pena de muerte, tendrán pena de vivos, con trabajos forzados, perdida de todos los derechos y todos los bienes mal habidos.....
14
Que lindo es ver cómo los come el odio a los gorilas que publican acá. El peronismo (el verdadero peronismo) siempre vuelve. Y Cristina volverá, aunque no sea físicamente , volverá. No hay odio que pueda apagar lo que el pueblo y sus dirigentes leales han conseguido a lo largo de la historia Nacional. 18 años nos proscribieron y volvimos, nos asesinaron y volvimos, nos traicionaron y volvimos .. siempre voveremos y seremos la pesadilla de todos los vendepatria y cipayos que odiando al peronismo y a Cristina trabajan para el enemigo del pueblo. Si fuera 1800 serían fusilados por Moreno o San Martín . Si fuera 1976 serían funcionarios o alcahuetes.
13
ya se sabe que la yegua no se presenta (-tampoco creo que quiera-) pero teatraliza como si fuera una todopoderosa y sacrificada que lo quiere mostrar como "un renunciamiento por la patria". MENTIRAS!! lo unico que quiere es negociar para no ir en cana ni ella ni su repugnante flia . Hoy, si Lavagna le acepta eso lo pagaría carísimo, pero falta mucho. Van a suceder cosas que a la deskiciada la van a devaluar mucho mas y no valdrá la pena gastar credibilidad aceptandole condiciones. Dentro de poco tiempo NO PODRA PONERLE CONDICIONES A NADIE y no será necesario perder votos por ella. Los votos del kakismo vendran solitos y gratis para que no gane Macri
12
Falta cerebro, mucho agrande para tan pocas neuronas
O mucha vejez que lo llevo al divage, abuelito
11
Con tal de volver se unen a Stalin, Hitler, el chapo, Idi Amin, y hasta a Pierre NODOYUNA
Pero ella no vuelve.
Probablemente ni se presente
10
Te falta cerebro, estas reconociendo con son una bolsa de estiercol rejuntada cuya unica finalidad es vlver al poder para saquear
Arturito era un tipo sarcastico que solo podi hacer eso, pues no podía administrar ni un pesto de venta de fosforos en un zaguan. Un charlatan de feria.
Cristina no debatirá con nadie, su ego le impide hablar con humanos, ella se cree dios, entendes yosimar el micromilitante de las mil caras, y cero cerebro
9
Le falta poco: córtenla con Jaureche. Jamás fue peronista, si un radical nacionalista que se hizo simpatizante (en los '40), de Perón. A posteriori se desencantó y fue trancionado, como Mercante, Cipriano Reyes, Scalabrini Ortiz y tantos otros. Jamás pudo opinar como peronista, porque el PJ en sí es posterior a Jaureche.
8
El asunto es que ya están advertidos por el FMI. Y el que venga, sea CFK, Lavagna, Massa, Del Caño, Olmedo y/o Porcel; va a tener que realizar un ajuste mayor aún que el de su predecesor, Mauricio Macri. Todo lo demás que se cuente, es ficción. Entonces Cristina navega por estas aguas turbulentas: ¿Me bajo?¿Cuando y cómo?¿Y si me bajo a destiempo y quedo presa?¿Y si tengo que quemar todos los trapos progres de 12 años y hacer un ajuste peor que MM?. Está claro que, faltando 8 meses para conocer al nuevo Presidente, sólo MM se anotó en su reelección. No abunda la euforia.
7
Los 5 problemas históricos de la política argentina y nadie los corrige:
1) La política está desenfocada de los problemas de la gente, la política genera y debate sus propios problemas (internas, roscas, campañas) y no los de la gente (inflación, inseguridad, desempleo, educación, etc.).
2) Falta de escuela de gobierno: un médico estudia medicina para conocer un paciente, el abogado estudia leyes y el político no posee herramientas potentes a lo hora de gobernar. La universidades públicas y privadas y los partidos políticos mirar para otro lado.
3) Sistemas centralizados muy distantes de la gente, sistema presidencialista unilaterales y autoritarios. De BsAs a la Quiaca y ushuaia hay un tendal desconocido en la clase gobernante.
4) Los partidos políticos son clubes electorales (no forman dirigentes para poder gobernar, solo son entes acumuladores de votos y recaudadores para las campañas políticas ). Los políticos se especializan para ganar elecciones y no para gobernar, prometen metas incumplibles con total impunidad.
5) Baja responsabilidad, vale lo mismo gobernar bien que mal , nadie rinde cuentas a nadie. No hay control lo que favorece la corrupción.
6
Lo que propone Macri son valores de la bolsa,el dólar etc.por lo menos así lo está haciendo en cuanto a el pj. Se está acomodando y que Macri no pierda la UCR . Le tomó cuatro años para destruir la industria,trabajo,salud etc Fianza que estás viendo ?