Macrismo29.09.2017
(9)guardarlectura zen
Una nueva hegemonía
Por Ignacio Fidanza
En el gobierno esperan un triunfo que los ubique en los 40 puntos a nivel país.

La Argentina siempre tan afecta a las desmesuras, ahora empieza a metabolizar en su sistema político una convicción: Macri está iniciando una nueva hegemonía que incluye su reelección y acaso una continuidad posterior con uno de los tres integrantes de su mesa política más gravitante.

Las encuestas que Durán Barba suministra a la Casa Rosada indican que Cambiemos se estaría imponiendo a nivel nacional por cuatro a cinco puntos más de los que sacó en las primarias, lo que lo ubicaría en torno al 40 por ciento. Con un escenario similar en provincia, con la posibilidad de una Cristina Kirchner perdiendo, en lugar de sumar votos. Pero esa es la foto hoy de un proceso de corrimiento en curso.

"Si esta tendencia se acentúa podríamos terminar sumando hasta ocho puntos o incluso más a nivel país", afirmó a LPO un agudo dirigente macrista al tanto de los últimos números, que anticipa el vértigo de lo que viene: "Si se consolida ese resultado van a estar imbancables".

Imbancable es el argot porteño que anticipa los efectos más inmediatos sobre el ciudadano, de una situación de hegemonía política. Una realidad transitoria que se puede extender durante años y en contadas experiencias históricas por décadas -el PRI mexicano-, que el macrismo empieza a otear en el horizonte.

La acumulación de recuperación económica, triunfo electoral y fractura peronista, permite a Macri soñar con el inicio de un nuevo ciclo dominante en la política argentina. Un país en el que los consensos de "sentido común" se reemplazan con una facilidad desconcertante. El mismo hombre que "no entendía nada", ahora es un político vivísimo, que sabe manejar el poder como pocos.

Como suele suceder en la Argentina, en un dato que confirma la vigencia de su estructura pre republicana, empresarios, periodistas, sindicalistas y políticos se apresuran a elogiar al nuevo jefe, no sea cosa que los ponga en la mira.

La parábola instantánea del Pata Medina que pasó de sitiar las calles de La Plata a entregarse sin tirar ni una piedra apenas unas horas después, es leída como un dato definitivo de ese redescubrimiento del ahora excelso manejo del poder de Macri.

Como suele suceder, en un ciclo que revela la estructura pre republicana que sigue predominando en la Argentina, empresarios, periodistas, políticos y sindicalistas, sienten correr el frío por la espalda y se apresuran a destacar las virtudes del nuevo jefe, no sea cosa que los ponga en la mira. Misma desmesura que vivieron Menem, Kirchner y por un tiempo Cristina, hasta que decidió la extravagancia de ubicarse en la oposición, desde el poder.

Como toda hegemonía que se inicia, el proceso nace con la semilla de su destrucción, que en nuestro país suele cruzar dos elementos: La pelea por la sucesión y la voracidad que despierta saberse poderoso al punto de rozar una impunidad, que se cree eterna.

Las fintas florentinas que bajo la mesa cruzan Larreta, Marcos Peña y Vidal, son tan elocuentes como la desembozada expansión de "Nicky" Caputo sobre sectores claves como energía, construcción, finanzas y medios. Luego de una penitencia de dos años, el mejor amigo del presidente parece haber llegado a la conclusión que ya no hay moros en el horizonte.

Lo interesante del experimento macrista es que tiene en su núcleo un factor inestable: Lilita Carrió. La diputada entró en una fase de docilidad política que contradice su historia. En el PRO sostienen que es el otoño de la alguna vez volcánica mujer que durante décadas sacudió desde sus cimientos el sistema político, el preludio de una jubilación cercana. En los próximos meses se verá si es un dato más que consolida la ya proverbial "suerte" de Macri o apenas otra muestra de wishful thinking.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
9
Depende mucho de la propaganda de los medios, como éste. Si sres, como Fidanza, sigue haciendo campaña por éste contrabandista, y al saberse cómo influyen los medios a personas sin información, ganará de nuevo el proyecto neoliberal, que tan mal está llevando el destino del país. Todo es y por la pauta, sr Fidanza. Lo sabemos.
8
Amigos, no sé de qué hegemonía hablan. Hasta hoy, en este mismo minuto, Macri es el primer presidente argentinoen llegar por ballotage, el cual ganó por la mínima diferencia posible (1,5%), y habiendo salido segundo con 37% en la primera vuelta. Es el presidente con menos gobernadores, menos legisladores y menos jueces puestos por él en Comodoro Py y en la Corte Suprema de la historia argentina, con una crisis económica heredada silenciosa pero brutal (cepo, default, atraso cambiario, infraestructura abandonada, tarifas atrasadas, subsidios y jubilaciones impagables, empleo público desbordado, falta de energía, por mencionar sólo las más famosas de las miles de bombas dejadas por la arquitecta), y un contexto internacional que al menos hasta ahora no lo acompañó demasiado. Si con todo eso, en 15 días logra convertirse en el nuevo Napoleón Bonaparte del subdesarrollo, y logra someter a fuerza de Facebook, timbreos y cloacas al peronismo, hay que aplaudirlo con los pies.
7
Macri será el que sepulte definitivamente al peronismo y salve a la Argentina del peor sello de goma que haya gobernado a una nación... o no será nada. Por más que ordene la economía, las instituciones, aún si logra el milagro de solucionar aceptablemente la pobreza y restaurar la cultura del trabajo, nada habrá servido si falla en dejar vivo al peronismo.
Sobre la supuesta "hegemonía macrista" post 22 de octubre, la última vez que me fijé Macri seguía siendo el primer presidente argentino llegado por un ballotage, ganando por 1,5% de diferencia contra el Dani, alias la Carambola Política, y con menos gobernadores y legisladores propios en toda la historia de nuestro país, por no sumarle una de las más desastrosas herencias económicas, algo sólo posible haciendo TODO mal, TODO junto y TODO a propósito. Pero parece que en unas semanas más se convertirá, de la noche a la mañana, en un Napoleón Bonaparte del subdesarrollo, con poder y billetera para salir a correr a todos los díscolos. Bué, si LPO lo dice...
6
Muchachos LPO. Se nota demasiado que reciben mucha pauta oficial. Los esfuerzos que hacen por convencer de que la economía se parece a la de alemania. Que macri es un estadista aunque no sepa hilvanar una oración. Que mariu está abocada a la gobernacion y se la pasa haciendo campaña ya que los candidatos a senadores son un mamarracho.
Quieren demostrar también que hacen muchas obras cuando en realidad ninguna es propia.
Corrupción actual la tienen bien escondida.
Señores periodistas. Están haciendo plata y piensan que son exitosos. Y en realidad apenas son mediocres con plata ganada en base a la mentira y el ocultamiento.
Parecen el portal de novaresio.
5
muy lindas las expresiones en otros idiomas, son la admiracion de los intelectuiales de sobaco que pululan en nuestra clase mediocrre o media-tratá de usar el castellano o el argentino para que tu discurso sea mas masiva.--de cualquier manera tu discurso es correcto con la realidad que tenemos y que se viene-
4
Es altamente improbable que Macri decida presentarse a una segunda elección presidencial. Por el contrario, es muy probable que éste sea el único mandato presidencial de Macri, por decisión propia. Quién lo suceda tendrá que ser una decisión democrática de los votantes de su partido, que deberán elegir entre dos ( a lo sumo tres) precandidatos.

Confundir a "Cambiemos" (o como se llame en el futuro) con las prácticas hegemónicas y antidemocráticas del peronachismo (en su distintas vertientes gatopardistas) o del radichetismo alfonsinista filo-trozko es ya habitual en el periodismo politicólogo de cabotaje.
3
Es altamente improbable q
2
Muy bueno el análisis.Creo que Carrio está callada por las elecciones.
1
Inteligente columna. Los mas lucidos ya sabemos como termina toda fuerza que se convierte en hegemonica y avasalladora en Argentina. En un vergonzoso ''YO NUNCA LOS VOTE''.