BCRA
Los sándwiches de Pesce
Por Matías Tamburini
Pocas veces se había tomado una medida tan errada, con tan poco timing y que tenga un resultado tan adverso e inmediato.

Fernandito de cinco años festeja su cumpleaños con sus cuarenta amigos del colegio (está muy contento ya que no los ve desde marzo, pero eso es otra historia), al llegar, la ingenua y no muy despierta madre les informa que solo hay diez sandwichitos para compartir entre todos, los niños en lugar de salir a jugar se abalanzan sobre la poca comida ofrecida. De hecho, hasta los chicos que no tenían hambre devoran todo lo que pueden, el resultado del anuncio produce el efecto contrario al buscado.

La mamá de Fernandito y las autoridades del Banco Central son muy parecidos. No resuelven los problemas, los aumentan. Para no caerles con toda la responsabilidad es importante destacar que esas dificultades no se originan por errores propios, pero el manejo de la crisis sí.

En agosto de 2019 las reservas liquidas netas (excluyendo oro) eran de 19.000 millones de dólares, el 1 de enero de 2020 eran 10.000 millones y hoy son cero. El drenaje ha sido tremendo, no requiere explicación. Las razones detrás de esta estrepitosa caída son diversas, pero el denominador común es la pérdida de confianza.

Los problemas del dólar en la Argentina se resuelven con medidas políticas y económicas que den certezas y aumenten las expectativas, es decir que generen confianza. Cualquier norma que apunte a la consecuencia del problema y no la causa solo complica la situación, prueba de esto son las medidas cambiarias que tomo la autoridad monetaria el último martes a la noche.

Los efectos fueron devastadores: aumentó la brecha cambiaria a un récord de mas de 80%, aumentaron las cotizaciones de todos los tipos de cambios que conviven en el país y, la peor de todas, limitó el acceso de las compañías al mercado cambiario provocando un inmediato derrumbe en el valor de las empresas y un salto en el riesgo país que incluso perjudicó, sin nombrarlas, a las provincias que están en proceso de reestructuración.

En resumen, pocas veces antes se habían tomado una medida tan errada, con tan poco timing y que tenga un resultado tan adverso e inmediato.

Los yogures de Galperin

El presidente debe generar un shock de confianza que calme a los inversores y produzca incentivos para el desarrollo, reduciendo el riesgo país y la consecuente acumulación de reservas y crecimiento. Y para ello necesita un golpe de timón.

La mamá de Fernandito no puede organizar más el cumpleaños de su hijo; las autoridades del Banco Central tampoco deben seguir lidiando con el indomable dólar. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
4
el ahorro es la base de la inversión, policos viven robando el ahorro de la sociedad desde hace mas de 70 años, por lo tanto sin ahorro no hay inversión, no hay futuro mejor. politicos de turno se endeudan para tratar de hacer algo en su mandato pero siempre termina mal, la deuda no se dirige a producir para lograr ganancia para repagar deuda, se esfuma, se roba y queda la deuda, problema doblemente aumentado. La confianza ya no se recupera, es inutil buscarla
3
No se donde se informa el que escribe esto, a lo mejor se lo conto Fernandito.
Las reservas se fueron mayoritariamente pagando deudas privadas cuyos tenedores no quieren liquidar con los dolares que sacaron del pais durante el glorios cuatrienio del gato
Acuerdo en que es tardia la medida, y le falta una pata. El banco central deberia haber tomado estas medidas mucho antes y tal vez no hubiera sido necesario tocar hasta este punto la posibilidad del ahorro, el que podrian haber encauzado de otra manera, si lo que querian era volver al circuito los dolares del cochon, o evitar la salida, llevabamos meses ademas con el tema del pure, y este lerdo la corre de atras y lejos. Ahora, lo que resulta es la imposici{on de un doble impuesto sobre el dolar, y resticciones por todos lados, eso es lo importante.

El shock de confianza en los inversores, es el verso mas antiguo y remanido de la ciy¿ty. Que inversores? los que bienen a comprar bonos, levantarla con pala y sacarla en un dia? No necesitamos recobrar la confianza para eso, necesitamos recobrarla para inversion productiva, y el empresariado argentino prefiere fugarla.
2
en dos años, 2016 y 2017 el déficit del sector turismo sumó 22000 millones de dólares, esa cifra se usó para pasear en camello, mojar los huevos en cancun y otras giladas. . . la cifra impresiona, especialmente cuando hay menos de 3.000 millones en el central y obligamos a las empresas privadas a defaultear por 550 millones de dólares ( de terror mostrar el K ulo por ese monto ) la llamada fuga no es otra cosa que la compra de divisa apurada y desordenada por agentes económicos, eso tiene un requisito indispensable, absolutamente indispensable; exceso de pesos, y otrosingredientes adicionales como la desconfianza en los administradores del Estado. . . debo aclarar que considero necesario que se les pague y estimule a muchos jóvenes para que hagan un extenso viaje por el mundo.
1
Al margen de los errores de ortografía y gramática del artículo, me llamó la atención la siguiente frase:

"En agosto de 2019 las reservas liquidas netas (excluyendo oro) eran de 19,000 millones de dólares, el 1 de enero de 2020 eran 10,000 millones y hoy son cero, el drenaje ha sido tremendo, no requieren explicación, las razones detrás de esta estrepitosa caída son diversas, pero el denominador común es la pérdida de confianza".

¿Acaso Macri no era un presidente que inspiraba confianza en los mercados? ¿Cuál fue la pérdida de reservas líquidas netas en el período 2016-agosto 2019? Fue muchísimo mayor que la actual, ¿no? ¿Dónde están los más de 50 mil millones de dólares contantes y sonantes que el FMI desembolsó en la Argentina y que ahora debemos pagar todos por años? ¿La desaparición súbita de semejantes fondos no tiene relación con la fuga de capitales sin precedentes del gobierno de Macri, desregulación mediante? Ahora es un problema que las cotizaciones paralelas (ilegales en su mayoría como el dólar blue) se vayan al diablo y anoten "una brecha récord de 80%"... Qué tupé para decir semejante cosa menos de un año después de que se fue el presidente que tomó el mando con el dólar a 9 o 16 pesos -según prefieran- y lo dejó en $80.

Claro, seguro que la culpa de todo es de una medida de Pesce. Qué esperar de un columnista que se refiere a Galperín como "Marcos", a pesar de que dudo que se siente a la mesa de los poderosos.